¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Opinión

Senadores y diputados, especialmente del PRI, Verde Ecologista, del Panal y del PAN, tienen mucho en común y, en pocas ocasiones, solamente se les puede distinguir por los colores de sus organizaciones políticas. Nada más.

Nada tienen de diferente. Son movidos por los mismos intereses (el dinero) y un mismo objetivo (la sobrevivencia en la política nacional, regional o estatal). Sobrevivencia que, casualmente, significa poder y dinero. Nada menos.

Por eso, cuando Emilio Gamboa Patrón, desde el Senado de la República, intenta explicar que el priismo nunca ha actuado de mala fe (sic), todos deben estar obligados a guardar distancia a esos argumentos, pues la historia mediata e inmediata, confirman lo contrario.

Lo anterior es parte del escenario que se vivió a fines de la semana pasada, cuando mediante un “albazo” legislativo, esos que “no actúan de mala fe” (Gamboa Patrón, dixit), aprobaron una ley con la cual se busca dar un pago de marcha, un haber de retiro o una pensión vitalicia, a los magistrados del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, lo que en dinero significará 730 millones de pesos.

María del Carmen Alanís, hija de Agustín Alanís Fuentes, quien fuera procurador de Justicia del DF; y Salvador Olimpo Nava, son dos magistrados que recibirían el mayor pago de marcha o haber de retiro o pensión vitalicia.

María del Carmen Alanís, con 185.6 millones de pesos; Olimpo Nava, con 196.8 millones de pesos. Esto es proporcional a su salario y edad.

Ante tales incongruencias e incoherencias legislativas, recordamos y recurrimos a un texto llamado “Elogio de la locura” (Erasmo de Rotterdam), libro que entre otras cosas cita:

“Yo soy, como podéis ver, aquella verdadera ‘dispensadora de bienes’, llamada por los latinos ‘Stultitia’ (necedad, tontería, estupidez) y por los griegos ‘Moira’ (parte o porción). Pero ¿para qué necesito decirlo? ¿No llevo en mí frente mí personalidad con todas sus letras? (locura)”.

Cuando este proyecto fue probado en la Cámara de Diputados, Manlio Fabio Beltrones nunca hizo olas al respecto; el blanquiazul Luis Alberto Villarreal, menos; el ecologista, Arturo Escobar, fue el que le puso el cascabel al gato, al festinar la “conquista”, lograda para los magistrados; y Sanjuana Cerda, del Panal, fiel a su costumbre, simplemente guardó silencio.

Son 730 millones de pesos que, aproximadamente, se le entregarían a los responsables y profesionales magistrados del TEPJF.

Pero en un país en el que predomina la pobreza y la pobreza extrema ¿es congruente el albazo legislativo de priistas, panistas, ecologistas y del Panal?

¿También es congruente que, en respuesta, los magistrados acepten sin ninguna vergüenza, tal incoherencia de diputados y senadores?

La respuesta del TEPJF, casi fue inmediata:

“Los miembros del Tribunal Electoral (que encabeza Alejandro Luna Ramos) no negociamos el ejercicio de nuestra función jurisdiccional. Rechazamos de manera categórica cualquier acusación de este tipo”.

Y justificaron que se trata de un “haber de retiro”, que no pensión vitalicia. “No se trata de una pensión vitalicia, tampoco de un bono” (Proceso 16 de mayo).

Retomamos a Erasmo de Rotterdam:

“No procedo yo (la locura) ni del Caos, ni de Saturno, ni de Júpiter, ni de ningún otro de estos decrépitos y podridos dioses, verdaderas antiguallas, sino que desciendo de Pluto, dios de las riquezas, padre de los dioses y de los hombres, a pesar de cuanto digan Homero, Hesíodo y aún el mismo Júpiter; Pluto, por cuyo arbitrio se dispone la guerra, la paz, los imperios, los consejos, la justicia, los comicios, los matrimonios, los pactos, las alianzas, las leyes, lo cómico, lo serio… (¡Me falta el resuello!, abreviemos) y, en una palabra, todos los negocios públicos y privados de los hombres…” (“Elogio de la locura”, pag. 19).

Hoy, pues, el entuerto de diputados y senadores priistas, panistas, verde ecologistas y de Nueva Alianza, provocó  una reacción social en cadena. Y los conceptos de Erasmo de Rotterdam están más presentes que nunca cuando se trata de honrar al dios de las riquezas, dejando a un lado la miseria y el hambre del México real.

Lo que mal comienza, mal acaba

Limitándonos  solo a lo que ocurrió ayer domingo, al iniciarse la jornada para elegir a la nueva dirigencia nacional del PAN, cuando Ernesto Cordero Arroyo denunció los tuits que daban a conocer que no habría proceso electoral en el blanquiazul, sin duda que el cochinero al interior del blanquiazul, continuará varios días.

Hay algunos escenarios al respecto:

Según el discurso que utilizó durante su campaña Gustavo Madero, en ningún momento ha considerado la derrota. Por el contrario, desde hace tiempo festina su triunfo por adelantado. De ahí que si pierde la contienda, no queremos imaginar su reacción, pero más que todo, sus argumentos.

La pregunta será si Madero reconocerá, de concretarse el triunfo, a Cordero como dirigente nacional.

A su vez, Ernesto Cordero, con la denuncia mañanera de los tuits, posiblemente buscó amarrarse el dedo antes de cortárselo,  o se haya curado en salud ante la posible derrota.

Con esta maniobra, el exsecretario de Hacienda (que seguramente no ganó una elección ni en la escuela primaria), trate de ensuciar la victoria de Madero y crear una serie de problemas al interior de Acción Nacional, todo por instrucciones del maestro de Harvard, Calderón.

Pero como la política no la practican hermanitas de la caridad, también en el caso de Gustavo Madero se puede precisar que como dirigente del panismo, al sobrino nieto de “El Apóstol de la Democracia” nunca le importó aquella conseja que reza: “Como la mujer del César, hay que ser y parecer”.

Y como presidente del Partido Acción Nacional, todas sus decisiones y acciones demostraron una enferma cercanía con el poder.

Para Gustavo Madero nunca existió la sana distancia con el oficialismo. Todos sus movimientos indicaron lo contrario.

Otro elemento más, en todo el cochinero que durante las campañas de Cordero y Madero se padeció, y que es un mensaje ominoso para este proceso electoral, es la declaración de Madero, quien al emitir su voto, envió una sugerencia velada: “confió en que la elección interna del PAN no tenga que recurrir a tribunales”.

Qué se puede esperar de un proceso en el que participan más rudos que técnicos. Ejemplos sobran:

Javier Lozano Alarcón, Juan Manuel Oliva, Roberto Gil Zuarth, Guillermo Padrés, gobernador de Sonora; Rafael Moreno Valle, mandatario poblano; Cecilia Romero, dirigente interina del PAN; el expriista Miguel Ángel Yunes Linares; Juan José Rodríguez Prats, otro expriista; Luisa María Calderón, el exbaterista Maximiliano Cortázar, Ricardo Anaya, Luis Alberto Villarreal y Jorge Luis Preciado.

Mención especial merece Felipe Calderón Hinojosa.

El cochinero podría resolverse en el TEPJF.

Manuel Velasco, papacaliente en el TEPJF

El gobernador de Chiapas, Manuel Velasco Coello, se convirtió en una papa caliente en el TEPJF, la cual se la aventó al recién estrenado Instituto Nacional Electoral, INE, organismo que después de cuatro días de tenerla en su plato, ha sido omiso respecto al tema.

Todo está relacionado con la presunta promoción personalizada de Manuel Velasco Coello, que con dinero del erario contrató medios de comunicación nacionales para difundir su informe de labores, por lo cual fue más allá del ámbito de su administración.

Resulta curiosa la argumentación del magistrado electoral Penagos López, pues consideró que el INE (ojo, no el IFE) es competente para conocer el asunto de Velasco Coello, y es que la Comisión de Fiscalización en esa entidad carece de atribuciones para aplicar infracciones relacionadas con la publicidad efectuada.

Con esto queda demostrado que en el TEPJF no desquitan el haber de retiro o la pensión vitalicia.

Muchos pensamos que el TEPJF era la última instancia en este tipo de toma de asuntos o solamente cuando le conviene se aparece como El Chapulín Colorado.

Continúa el silencio del bocaza y Felipe

Ha transcurrido otra semana sin escuchar a dos bocazas (Vicente y Felipe).

El terrateniente de San Francisco del Rincón, Guanajuato, asistió al funeral del empresario Lorenzo Zambrano. No abrió la boca y, por fortuna, los mexicanos no escuchamos alguna sandez.

Prosigue el silencio de Fox. Un ayuno de declaraciones iniciado desde que se abrió la cloaca de Oceanografía.

A su vez, Felipe Calderón ni en su Twitter hizo referencia a la elección de la nueva dirigencia del Partido Acción Nacional. El caso Amado Yáñez tiene más potencia que la Cola Loca o el Resistol 5000, por aquello que en boca sellada no entran moscas.

Lo cierto es que en política no hay coincidencias ni casualidades.

Quizá nuestros protagonistas teman que Amado Yáñez vaya a cantar como canario.

Oceanografía, obvio Perogrullo, es Oceanografía.

Salma Hayek, candil de la calle

En el Festival de Cannes, Salma Hayek se pronunció contra el grupo extremista que el mes pasado secuestró a más de 300 niñas y, al mismo tiempo, la actriz se pronunció por la liberación de las estudiantes.

La veracruzana Hayek, de pronto olvidó los feminicidios en Ciudad Juárez, la creciente violencia de género en el país, así como a millones de mujeres que viven en pobreza extrema. Todas ellas rehenes del sistema de partidos en México.

¡…Y oscuridad de su casa!


* Esta opinión no refleja la del periódico

Notas relacionadas

Ene 4, 2015
Lectura 7 min

Dic 22, 2014
Lectura 9 min

ELSARCóFAGO

Raúl Salinas y el ‘usted disculpe’

El Faraón


Dic 22, 2014 Lectura 9 min

Dic 14, 2014
Lectura 9 min

ELSARCóFAGO

¿Qué hacer?

El Faraón


Dic 14, 2014 Lectura 9 min

Dic 7, 2014
Lectura 9 min

ELSARCóFAGO

El PRI, el América y la impunidad

El Faraón


Dic 7, 2014 Lectura 9 min

Comentarios