¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Opinión

“El Ángel de la Dependencia”, José Ángel Gurría Treviño, responsable de la OCDE, insiste y persiste en hacer su tarea, una especie de trabajo sucio, al maquillar cifras, especialmente en cuanto a la realidad mexicana se refiere, para regresar al país y, obvio, integrar el Gabinete Económico.

Arropado por una institución seria, hasta que llegó el Og Mandino mexicano, Gurría Treviño en la OCDE le ha dedicado más tiempo a lo que sucede en México, que en los demás integrantes de este organismo internacional.

Este exsecretario de Hacienda hace todos los esfuerzos por hacerse notar. Por ello, un día sí y otro día también, desde la OCDE boletina, informa, declara y suelta todo tipo de números acerca del acontecer de la economía nacional. Por cierto, todos positivos para que vean que en Europa también tienen pleno conocimiento de maquillar cifras.

“El Ángel de la Dependencia”, quien en su momento se encargó de realizar una venta de “garaje” con lo poco que le quedaba a México y a los mexicanos, no hace mucho soltó la perla:

“A pesar de obtener la mitad de los ingresos que reciben al año las personas de los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), trabajar el doble de horas y tener menores expectativas de empleo y de vida, los mexicanos manifiestan estar más satisfechos, tener sentimientos de paz, de gozo y sentirse orgullosos de sus logros”.

¿Alguien en su sano juicio puede expresar este tipo de sandeces?

Como fuerte y serio candidato para el diván de un siquiatra, Gurría Treviño debería estar obligado a conocer que en algunas zonas rurales del país, esa mitad del salario de la que habla, se convierte en dos dólares diarios. Es decir, en 26 pesos.

No satisfecho con lo anterior, en sus sueños de opio o delirios por ocupar una cartera en el actual Gobierno Federal, el oficioso y responsable de la OCDE, hace poco también soltó otras cifras:

Que a la economía mexicana experimentará en 2014 un fuerte repunte respecto al débil crecimiento de 2013 y crecerá 3.4 por ciento, cifra menor al 3.8 por ciento prevista anteriormente.

Que en el 2015, la economía mexicana alcanzará 4.1 por ciento de crecimiento, más cerca de su potencial, estimado por algunos analistas en 5 por ciento anual.

A los números oficiosos y triunfalistas de Gurría Treviño, quien nunca se cansa de mentir, el Banco de México recién informó de cifras diametralmente diferentes:

Durante los dos primeros años del actual gobierno, la economía mexicana no logrará superar el patrón de crecimiento de los pasados 13 años, en los que el repunte del producto interno bruto (PIB) no ha superado 2 por ciento.

Lo anterior es un cálculo contenido en un documento que recoge los detalles de la última reunión de política monetaria realizada por la junta de gobierno del Banco de México.

“Prevalecen los riesgos a la baja para el crecimiento” de México, coinciden la mayoría de integrantes de esa institución financiera (La Jornada, mayo 10).

Con tal capacidad de mentir en el primer mundo, muchos no se explican cómo y por qué el especialista en vender un país, está al frente de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico.

El PRI nunca se pronunció contra el racismo

La militancia de mujeres priistas, así como las que se encuentran ubicadas en cargos públicos de primero y segundo nivel, tienen sentimientos encontrados.

Porque nadie recuerda que una conversa como Rosario Robles, hoy incrustada en el Gabinete, haya sido defendida con todo por el Comité Ejecutivo Nacional tricolor. De esta manera, César Camacho Quiroz rinde homenaje y un especial reconocimiento a una política traidora al perredismo.

Y dicen que quien traiciona una vez, traiciona siempre.

Así, César Camacho, exgobernador del Estado de México, inexplicablemente le cuelga a la secretaria de Sedesol una medalla al mérito por sus dislates o desbarres. Por sus prácticas racistas y discriminatorias exhibidas ante la población indígena del Occidente de México.

Ante semejante reconocimiento, pero más que todo, la defensa a ultranza de una conversa, las mujeres priistas que desde siempre han militado en el Revolucionario Institucional se hacen infinidad de preguntas, las cuales por cierto, tienen una respuesta: un mensaje es claro, porque se ha premiado la traición, la ineptitud, el racismo y la discriminación.

Lo curioso de toda la campaña orquestada por el PRI para defender e intentar limpiarle la cara a la señora Robles, es que ninguna mujer priista (senadora o diputada), haya levantado la voz o insinuara el descontento o decepción por cubrirle las espaldas a su ahora compañera de partido, Rosario Robles.

Otra de las “rarezas” de la política del sometimiento al interior del PRI, es que ninguna de las mujeres priistas-priistas se haya  pronunciado en contra del racismo y de las prácticas discriminatorias de la funcionaria de marras. Van algunas senadoras:

Blanca Alcalá, exalcaldesa de la capital poblana, Liliana Álvarez, Cristina Díaz, también secretaria general del PRI; la chihuahuense Guadalupe Merodio y la de Sonora, Claudia Pavlovich Arellano.

Al interior del Revolucionario Institucional, que quede claro, no existe el derecho a la inconformidad, menos a disentir.

Por ahí alguien dijo que el PRI es una organización política de agachones, lo que se ha convertido en virtud, si se quiere hacer una larga carrera política.

En tanto, de Ramón Sosamontes Herrera-Moro, otro converso y que está en la nómina de la Secretaría de Desarrollo Social, los sarcásticos predicen que no es remoto que le hagan un homenaje en el auditorio “Plutarco Elías Calles”, donde estaría como invitado de honor, el argentino-mexicano, Carlos Ahumada.

La conclusión o los motivos de todas estas irregularidades y rarezas que ocurren tanto en la Sedesol como en el PRI, podrían ser que los honoríficos Robles y Sosamontes, estén preparando algo muy especial para la elección del 2015, específicamente en el Distrito Federal.

¿Contarán con la estructura electoral del PRD, por eso les aguantan tanto? Es pregunta.

Quintana Roo, santuario de políticos en entredicho

Seguramente, Roberto Borge Angulo, gobernador de Quintana Roo, le debe mucho a Ulises Ruiz Ortiz y, posiblemente, hasta la gubernatura.

Quizá por ello, el ejecutivo de esa entidad  se deja “asesorar” por el alumno consentido de Roberto Madrazo, en ingeniería electoral (vulgo, mapachería).

Muchos priistas que se creen o se sienten con más méritos saltaron como conejos al enterarse de que Ruiz Ortiz, hubiera  sido designado o impuesto como delegado del CEN priista en Quintana Roo.

Lo que muy pocos saben es que el exgobernador de Oaxaca tuvo en Borge Angulo a un cómplice para su regreso a la política nacional, vía la delegación tricolor.

Los menos también tienen conocimiento que Ulises Ruiz aportó millonadas de pesos para la campaña de Roberto Borge en la búsqueda del gobierno.

Y como dicen que generalmente las complicidades están muy por encima de las amistades, actualmente el mandatario Borge  protege y cuida (por cierto muy bien), a Ulises.

Van otros datos:

Que otro de los funcionarios que son investigados por la Auditoría Superior de Oaxaca (Bulmaro Rito Salinas, extitular del Coplade), por la opacidad en el manejo de mil 200 millones de pesos, ya fue impuesto (obvio, por Borge Angulo) como subdelegado del PRI en Quintana Roo.

Que Elpidio Concha Arellano, exdiputado federal por Oaxaca (involucrado en el asesinato del profesor Serafín García), cobra una aviaduría por 500 mil pesos en el gobierno de la entidad citada.

Que el senador Eviel Pérez Magaña, excandidato priista al gobierno de Oaxaca, también se encuentra en la lista de aviadores.

Que Miguel Ángel Ortega Habib, secretario de Finanzas del gobierno de URO, se mueve de Tabasco a Quintana Roo y viceversa, huyendo de la justicia.

De todos es sabido que Ortega Habib involucró a su hermana, a su sobrino y a la trabajadora doméstica (en Jalisco) para lavar más de mil 500 millones de pesos.

Que Raúl Castellanos Hernández, comunicador Social en la administración de Ruiz Ortiz (acusado de fraude por 600 millones de pesos), también ha sido visto por temporadas en Isla Mujeres, Cozumel, Playa del Carmen y Cancún.

Pero que Castellanos Hernández tiene como base segura la ciudad de San Diego, California.

Hoy, pues, Quintana Roo se ha convertido en santuario de políticos oaxaqueños involucrados en diversos delitos, incluidos los más de 40 muertos (entre maestros y miembros de la APPO) provocados en el 2006.

¿Qué tanto le sabe Ulises Ruiz Ortiz a Roberto Borge Angulo?


* Esta opinión no refleja la del periódico

Notas relacionadas

Ene 4, 2015
Lectura 7 min

Dic 22, 2014
Lectura 9 min

ELSARCóFAGO

Raúl Salinas y el ‘usted disculpe’

El Faraón


Dic 22, 2014 Lectura 9 min

Dic 14, 2014
Lectura 9 min

ELSARCóFAGO

¿Qué hacer?

El Faraón


Dic 14, 2014 Lectura 9 min

Dic 7, 2014
Lectura 9 min

ELSARCóFAGO

El PRI, el América y la impunidad

El Faraón


Dic 7, 2014 Lectura 9 min

Comentarios