¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Opinión

Definitivo, en este espacio no se defiende nada y mucho menos lo indefendible.

La historia de Germán Larrea y su afamado “Grupo México”, no tiene algo rescatable y más cuando recordamos que su enorme fortuna (14 mil 700 millones de dólares), se construyó con la sangre de muchos mexicanos que fueron sus esclavos, perdón, quisimos decir “trabajadores”.

En la mina Pasta de Conchos, 19 de febrero de 2006, quedaron enterrados 65 mineros a causa de una explosión.

Va una sugerencia o fórmula para estar entre los más ricos de México:

En Coahuila, el salario de un minero es de entre 600 y 800 pesos a la semana.

En Sonora, el Grupo México pasa lista de asistencia y con toda la irresponsabilidad contamina los ríos Bacanuchi y Sonora.

El sábado 20 de septiembre se fracturó el represo de contención de contaminantes que en forma provisional se construyó en la mina Buenavista del Cobre, propiedad de Germán Larrea, con ello los ríos mencionados continúan contaminándose por las filtraciones de tóxicos (metales pesados, ácido sulfúrico y lixiviados de cobre).

El propietario del Grupo México también es director del Banco Nacional de México, integra el Consejo Mexicano de Hombres de Negocios y, hasta el 19 de septiembre pasado, era parte del Consejo de Administración del Grupo Televisa.

Aquí se presenta el conflicto de intereses y comete un pecado capital.

Como buen empresario, Larrea aspira a contar con una televisora y el Grupo Televisa, le da las gracias.

En cuanto a la contaminación de los ríos en Sonora, faltan algunas frases trilladas:

“Llegaremos hasta las últimas consecuencias” y “se aplicará la ley se trate de quien se trate”.

El dictador Díaz Mori y su alumno Rodrigo Medina

El problema en la mayoría de los políticos y gobernantes, es que se creen hábiles y hasta indispensables.

Es lo que ocurre con el gobernador de Nuevo León, Rodrigo Medina de la Cruz, quien recién declaró que si de él dependiera se quedaría otros 30 años más como gobernador ¿quién lo aguantaría?

Como si hubiera hecho bien las cosas después de 5 años al frente de esa entidad.

La diferencia entre algunos priistas de ayer y los hoy, es que los de antaño estaban conscientes de que el gobernador pagaba los autobuses para el acarreo de aplaudidores, las tortas, los refrescos, las playeras, las gorras y después de los mítines hasta les daban una lanita para el regreso.

Esto lo reconocía Alfonso Martínez Domínguez, otrora mandatario de Nuevo León, quien por cierto nunca quiso ser como el dictador Porfirio Díaz, a pesar del Jueves de Corpus.

En Rodrigo Medina, se puede hablar de ambición por el poder, nada más.

César Camacho y la democracia amañada

Acostumbrado a mentir y a simular que es demócrata, César Camacho Quiroz, persiste e insiste en las falacias como dirigente nacional del PRI.

Al propalar que, primero, el priismo reunió 4.5 millones de firmas en contra de las diputaciones plurinominales y, posteriormente, rectificó que fueron 6 millones 75 mil 752, Camacho Quiroz, exhibe que el sentido común no es su fuerte.

Cuando dio a conocer que 4.5 millones de priistas se pronunciaron en contra de las “pluris”, el César del PRI afirmó que en solo 18 días se había logrado la cifra, en este espacio dimos cuenta del talante de un político que aspira, por sus hechos y dichos, a la respetabilidad.

Hoy, este señor vuelve a las andadas y se mete en honduras al exponer el nuevo número de firmas, más de 6 millones, para acabar con diputados y senadores “pluris” que, en su momento, fueron un beneficio para el Revolucionario Institucional con su democracia inducida.

Como no hizo referencia al periodo en que se obtuvo tal número, se nos obliga a considerar que fue en los mismos 18 días y por ello retomamos la aritmética, esa que se cursa en la educación primaria.

Así, esas 6 millones 75 mil 752 firmas, en 18 días, se convierten en 337 mil 541 priistas diarios que repudian las “pluris” ¿Alguien se traga semejante mentira?

Lo anterior nos conduce a que cada hora “firmaron” 14 mil 64 personas.

Y viene lo peor cuando seguimos con la democracia amañada del César priista: cada 60 segundos, 234 militantes o simpatizantes del tricolor estamparon se huella digital, una cruz o su firma para rechazar esos incómodos cargos de elección conocidos como plurinominales.

Con estas operaciones básicas, se confirma una de dos cosas, que en Camacho Quiroz, el sentido común es el menos común de los sentidos o que, definitivamente, le pintó la cara al perredista Miguel Barbosa, presidente de la Mesa Directiva del senado.

Este es el neopriismo en manos de Camacho Quiroz, José Encarnación Alfaro y Samuel Aguilar Solís.

Los que saben, comentan en corrillos del tricolor, que la única valiosa del tricolor, es Ivonne Ortega.

El INE, los partidos políticos y la repartición

En materia de arbitraje electoral en México, todo cambió para que todo siga igual o… peor.

Porque en el Instituto Nacional Electoral (INE) o ex Instituto Federal Electoral (IFE), el PAN, el PRI y el PRD, continúan con el pésimo hábito de cuotas y de cuates. Casi lo mismo –pero ahora ciudadanizado– que lo que ocurría hace medio siglo.

La salvedad es que en el nuevo milenio, hay nuevas mañas. Ya tenemos alternancia, pero no vemos la transición. El neoliberalismo es el padre de la alternancia en nuestra vida democrática ciudadanizada.

Lorenzo Córdova, responsable del INE, está cierto que ya hizo el primer papelón ante el PRI como árbitro electoral. El pasado 21 de agosto, fue claro al rechazar la consulta del tricolor para terminar con los “pluris”.

Sin embargo, el neopriismo hizo mutis al respecto y hace algunos días, al mero estilo de barriada, los tricolores fueron en montón al senado y montaron el teatro democrático acostumbrado.

Otro de los ridículos que empiezan a ser habituales en el INE es lo que sucede en Oaxaca, donde para variar un priista, José Antonio Hernández Fraguas, que también funge como representante ante el INE o ex IFE, quiere imponer a uno de sus tres personeros: Carlos Hernández Hernández, Gustavo Miguel Meixueiro Nájera y/o Rubén Darío Calleja Leyva.

Los que saben aseguran que el consejero Benito Nacif Hernández apoya en este proyecto democrático a su paisano Hernández Fraguas.

Hay que meterse un poco más en las actividades internas de este nuevo árbitro para saber cómo se la están llevando en otras entidades.

Todo sea por la democracia neoliberal.

Del cacicazgo y la represión de los Borge

Qué se puede esperar de un joven de 34 años de edad, como Roberto Borge Angulo, gobernador de Quintana Roo.

Sobrino de Miguel Borge Martín, exmandatario de esa misma entidad (1987-1993), el actual ejecutivo quintanarroense, ya empieza a imponer su estilo personal de gobernar, pues lo acusan de represor consumado.

El 30 de agosto, Pedro Canché Herrera, periodista y activista, fue detenido en “Felipe Carrillo Puerto”; el delito del que se le acusa: sabotaje (…)

El secretario de Gobierno, Gabriel Mendicuti Loria, en octubre de 2013, ante el bloque que los maestros realizaron en la carretera Tulum-Felipe Carrillo Puerto, se fue por la más fácil al denunciar que en ese movimiento había infiltrados paramilitares.

No todo quedó ahí, pues Mendicuti responsabilizó a los profesores de la presunta muerte de una persona que había sido afectada por el cierre de esa arteria vial.

Según denuncia de la ONG Artículo 19, el gobernador ha violentado la libertad de expresión al buscar acallar al semanario Luces del Siglo.

En el periodo de tres años esta publicación ha sido clonada 36 veces. Cinco de manera impresa y 31 veces en versión digital.

El corresponsal de la revista Proceso, Sergio Caballero, es otra de las víctimas de Borge Angulo. Este periodista es blanco de constantes ataques a través de trolls y bots.

Javier Vite, otro reportero de esa entidad, fue atropellado por un vehículo, hecho que nunca se aclaró. Este “accidente” ocurrió horas después de que Vite criticó al gobernador del estado.

Omar Sánchez Cutis, abogado y secretario de Organización del Comité Estatal del partido Morena, se ha convertido en perseguido político.

El delito cometido fue el haber interpuesto un amparo para evitar la detención arbitraria de Teresita Peña Brito, secretaria de Finanzas de Morena en ese estado y de Alfredo Esquivel, asesor de la Comisión de Colonias Populares (Cocopo).

En Quintana Roo todos coinciden: Ulises Ruiz Ortiz, exgobernador de Oaxaca y actual delegado del PRI en ese territorio, es la mano que mece la cuna en el gobierno estatal. Todos recuerdan la sangre que se derramó en la tierra de Juárez durante su mandato.

Gabino Cué y la huelga de policías

En Oaxaca la Policía Estatal cumplió ocho días de paro. Exigen la renuncia del titular de la SSP, Alberto Esteva, quien por cierto no participa en la mesa de negociaciones.

Gabino Cué, como mandatario, debe decidir entre un amigo y una institución. Así de sencillo.

Coahuila y los dineros de Villarreal Hernández

La pregunta de la semana y de muchas semanas ¿De dónde salió el dinero que el extesorero de Coahuila, Javier Villarreal Hernández, introdujo a Estados Unidos, delito del cual se declaró culpable?

Porque, según el gobierno de esa entidad a través de la Secretaría de Finanzas, esos recursos financieros no salieron del presupuesto estatal ni son parte de la deuda bancaria que tiene la administración coahuilense.

El gobernador Rubén Moreira tiene la palabra.


* Esta opinión no refleja la del periódico

Notas relacionadas

Ene 4, 2015
Lectura 7 min

Dic 22, 2014
Lectura 9 min

ELSARCóFAGO

Raúl Salinas y el ‘usted disculpe’

El Faraón


Dic 22, 2014 Lectura 9 min

Dic 14, 2014
Lectura 9 min

ELSARCóFAGO

¿Qué hacer?

El Faraón


Dic 14, 2014 Lectura 9 min

Dic 7, 2014
Lectura 9 min

ELSARCóFAGO

El PRI, el América y la impunidad

El Faraón


Dic 7, 2014 Lectura 9 min

Comentarios