Finalmente la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados envió, de manera formal, la invitación a representantes de empresas del sector privado en generación eléctrica para que acudan a los foros de Parlamento Abierto que se llevan a cabo en San Lázaro para debatir sobre la iniciativa de Reforma Eléctrica presentada por el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Entre quienes recibieron la invitación destaca Enrique Alba Carcelén, CEO de Iberdrola en México; precisamente una de las empresas que más han sido atacadas desde Palacio Nacional. También se extendió la formalidad a Marco Fuente, director general de Intergen; a Andrés Félix, director de Saavi Energía; y a Jordi Vich, director de operaciones de GPG México, quienes están citados el próximo miércoles 23 de febrero en modalidad diálogo con la Jucopo.

El foro en el que participarían es el llamado Grandes productores y consumidores de electricidad, una de las seis mesas que fueron incluidas para extender el ejercicio hasta el 28 de febrero.

Habrá que esperar cuál será la respuesta de los representantes de las empresas, pues apenas iniciando esta semana, el presidente López Obrador volvió a arremeter en contra de los participantes privados en el sector, después de que, posiblemente coincidiendo con el desarrollo de los foros, había bajado un poco el tono. En específico, el lunes pasado acusó a Iberdrola de ser un monopolio y, además, de realizar cabildeos en el país. ¿Será el mismo tono que les espera con los legisladores?

Verificaciones de Profeco bajo sospecha

Ahora que la Procuraduría Federal del Consumidor, en voz de su titular Ricardo Sheffield Padilla, señaló que la dependencia ampliará sus verificaciones para corroborar que el recién anunciado estímulo fiscal realmente beneficia a los consumidores, algunos integrantes del sector no descartan que este proyecto pueda ir más allá, si hay voluntad, claro.

A las ya existentes verificaciones de precios de venta y que se despachen litros de a litro, nos comentan, bien se podría sumar una revisión más exhaustiva a la cadena de origen de los combustibles, que si bien, involucra a otros entes como la Administración General de Aduanas, la Comisión Reguladora de Energía o incluso la propia Sener, las irregularidades también terminan afectando al consumidor, cuando, por ejemplo, se le vende un producto importado irregularmente, o que no cumple realmente con la norma ambiental para la zona de comercialización. Sí, requiere más trabajo coordinado y esfuerzos, pero por algo se empieza.