¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Opinión

El secretario de Seguridad Pública de Nuevo León, Aldo Fasci, sigue con el discurso de minimizar la escalada de violencia que azota la entidad y que, en últimas fechas, ha impactado sobre todo a la Zona Metropolitana de Monterrey.

Ya lo dijo el funcionario después de que la delincuencia incendiara seis vehículos en San Pedro: “Tranquilos, no atacaron personas, no dispararon a nadie”.

Siguiendo la misma línea, Fasci le restó importancia al hallazgo de restos humanos en las inmediaciones de los penales deTopo Chico y Apocada y dijo que estos hechos son para “llamar la atención” y que ya encontrar los restos en algún lado “ya no es nota”.

Por cierto, también descartó que se trate de alguna amenaza para la autoridad, recalcando que se es únicamente una pugna entre distintos grupos de la delincuencia organizada.

¿A pesar de que en los mensajes encontrados junto a los restos hay “recordatorios” para los ministeriales y para Fuerza Civil?

¿A pesar de los ataques directos en contra de agentes?

¿A pesar de la manta que fue colocada en una de las sedes de la Agencia Estatal de Investigación?

Sí, solo debe ser para llamar la atención.

Operativos dudosos

Los operativos de la Agencia Estatal del Transporte para sacar de la circulación todo taxi que no está dentro de la ley estuvo lleno de claroscuros y no fue del todo parejo para muchos.

Para poder detectar taxis de la empresa Uber, los mismos inspectores utilizaban la aplicación para solicitar el servicio, y ya arriba del auto pedían que pasaran por ciertas calles para ir directo al filtro de la Agencia.

Ahí era decomisado el auto con multas de 20 a 30 mil pesos. Pero inexplicablemente, el director de la Agencia Estatal del Transporte, Jorge Longoria, no dio órdenes a los inspectores a que acudieran a la zona del Barrio Antiguo, en Monterrey.

Las cuotas por servicio de un taxi rondan entre los 200 a 400 pesos, es decir, no utilizan el taxímetro, además de que existen señalamientos de dar un servicio deficiente.

Hasta el momento ninguna de las denuncias ha bastado para que las autoridades le entren de lleno al tema.

No cabe duda que los inspectores se vieron muy creativos para realizar algunos operativos, pero al parecer el ingenio no les alcanzó para intentar meter orden a los taxistas del sector de Barrio Antiguo. ¿O será que no les alcanzó la voluntad?

Amparo contra incrementos

La organización Únete Pueblo ya puso a disposición de los neoleoneses un amparo para que no paguen el incremento a los derechos vehiculares como refrendo, licencia de conducir, tarjeta de circulación, entre otros, los cuales aumentaron hasta el 40 por ciento para este año.

El recurso será presentado de manera colectiva en diversos juzgados, después de que dos personas ya obtuvieran una suspensión provisional.

La intención final es que se emita una resolución de suspensión definitiva.


* Esta opinión no refleja la del periódico
Comentarios