Con más expectativas que certidumbres este fin de semana arranca la Fórmula Uno 2021 con el Gran Premio de Bahréin, la pandemia nos ha obligado a todos a adaptarnos y reinventarnos y la F1 ha logrado en esto una estrategia fenomenal, de entrada, cuando parecía que la temporada 2020 se iría al precipicio lograron llevarla a cabo con muchísimos cambios, más allá del calendario exigido, armando dobles fechas en un mismo circuito, cancelación de Grandes Premios sustituidos por otros que en enero ni siquiera imaginaban albergar una carrera de este nivel, los acuerdos alcanzados entre los jefazos de la F1 (el Fondo Norteamericano Liberty Media), los promotores de cada Gran Premio, patrocinadores, escuderías y pilotos lograron en medio de muy estrictas medidas sanitarias llegar a la meta de una gran temporada, hoy con esa exitosa experiencia acumulada, los desafíos continúan pero con mayor certidumbre y conocimiento, de entrada…

LOS GRANDES CAMBIOS SE QUEDAN EN ESPERA

La decisión más radical para esta temporada es el haber congelado para 2022 los cambios y regulaciones que hará la “Nueva F1” con un círculo virtuoso que comienza y termina en un techo presupuestal para todas las escuderías

Mientras esto ocurre, tenemos la inmediatez de esta temporada 2021 que ha complicado a todos los involucrados especialmente a los cuarteles de las escuderías, que en paralelo trabajan en los nuevos diseños 2022 y en poner a punto con algunas mejoras no radicales a los autos F1 2021, este es el reto, ser competitivos y mejorar con las adecuaciones y avance de la temporada, por lo que es muy difícil que veamos grandes cambios en las parrillas, los gran des seguirán siendo grandes, los medianos se acercarán y habrá seguramente retos aislados y los de “hasta abajo” se acercarán a los medianos dependiendo todo esto de las condiciones y circunstancias de cada Gran Premio, de cada circuito y los siempre bienvenidos imponderables como lluvias o despistes o fallas humanas que generan competencia y sorpresas, de accidentes que forman parte de esos “imponderables” ojalá no veamos muchos.

RED BULL RETA A MERCEDES

El desafío está ahí sobre la pista desde finales de la temporada pasada, Red Bull se basa en la nueva versión del motor Honda en la última temporada del poderoso fabricante japonés en la F1, con esto pretenden alcanzar a los dominadores Mercedes a pelear, ojalá así sea, de igual a igual en cada Gran Premio.

La llegada de nuestro “Checo” Pérez permitirá a Red Bull pelear pódiums con los Mercedes tomando en cuenta que los cuatro pilotos anteriores que acompañaron al figurón, Max Verstappen, se quedaron muy lejos de armar un trabajo sólido en equipo para pelear por puntos grandes al disputar el título de escuderías, acaparado hasta el aburrimiento por los Mercedes, esta es la primera misión concreta para “Checo”, estar ahí, peleando en la punta por ese tercer lugar que significa pódiums y puntos, y eventualmente unirse allá adelante a Max Verstappen para superar al campeonísimo Lewis Hamilton.

¿Y LOS DEMÁS?

¡También son jugadores! Esperamos el regreso a los sitios de élite de Ferrari, al empuje en desarrollo de los McLaren y Aston Martin, que buscarán sin duda cualquier descuido para meterse en el privilegiado “TOP 4” en cada Gran Premio.

Así las cosas pues, aunque esto no sea la Indy 500… “caballeros, enciendan sus motores”… así de fácil…