Cuando la lluvia llegó, a falta de 4 vueltas, a generar caos, dudas, estrategias sorpresivas, discusiones por la intercomunicacion pit-piloto, aparecieron los “Masters De los F1” para dominar la escena. Hamilton, implacable, obligando a Norris a dudar y equivocarse permaneciendo en pista con llantas para piso seco; Max Verstappen, culminando su remontada de la posición 20 hasta meterse al 2º lugar y allá en la media tabla, Fernando Alonso disfrutando la presión y circunstancias. Los perdedores en esta duda por entrar o no por llantas de lluvia fueron Lando Norris, líder hasta la vuelta 51 de 53, y nuestro “Checo” Pérez que se queda y cayó del podio a un discreto noveno lugar.

GRAN PREMIO APASIONANTE

El Gran Premio de Rusia en Sochi tuvo de todo, desde calificación accidentada por la lluvia, una parrilla inédita encabezada por tres “New Gen”: Norris (Mc Laren), Sainz (Ferrari) y el sorprendente George Russell, relegando a Hamilton a la sexta posición por su propio error al chocar entrando a Pits. “Checo” partía en un discreto octavo lugar.

Carlos Sainz se mete por delante de Lando Norris con George Russell defendiendo su posición a pesar de lo limitado de su Williams, Hamilton viene detrás esquivando y evitando golpes innecesarios, trae mucha máquina y la carrera es larga.

Max Verstappen arranca desde la posición 20 por castigo al cambiar piezas clave en su unidad de potencia. Su misión: remontar hasta donde se pueda aprovechando las bondades del circuito.

Para la vuelta 13 de 53, Norris rebasa a Sainz por el liderato. El español sorprende adelantando entrada a pits; sin embargo, los líderes esperan estirando su permanencia en la pista, la lluvia amenaza pero no se presenta.

HAMILTON, VERSTAPPEN A DISTANCIA

Mientras Max va remontando posiciones, Lewis se mantiene entre los punteros sin lograr meterse a la punta. Ambos se van monitoreando, la batalla por el título así lo exige. De hecho, entran casi juntos al recambio de neumáticos.

“Checo” Pérez lleva hasta más allá de mitad de la carrera su cualidad de conservar llantas aun corriendo al límite. Lo llaman en la 38 y la parada es espantosa, casi 9 segundos que cobrarían factura más adelante.

Fernando Alonso estuvo siempre entre los punteros, difícil de rebasar y un gran “rebasador”. Implacable, estuvo cerca del podio, al final alcanzó el sexto lugar.

Y LES CAE LA LLUVIA

Para la vuelta 48 de 53, Lando Norris mantenía la punta con Hamilton en los espejos. En ese momento, la lluvia arrecia al nivel de no poder seguir sin llantas para lluvia. Mercedes finta, Red Bull se prepara, Ferrari llama a los suyos, Mc Laren llama a Lando que les grita ¡NO! jugándose la carrera con llantas de piso seco a falta de tres vueltas. Hamilton entra por las de lluvia; Verstappen, que ya venía entre los punteros también, “Checo” se queda después de dialogar y dudar con su equipo. Para la 50, los que se arriesgaron a no entrar perdieron, pagaron alto precio quedando en posiciones secundarias.

AL FINAL, LOS DOS MEJORES

Lewis y Max están en otra Liga, su enorme talento, inteligencia y valor, sumado al nivel de sus poderosas escuderías y la capacidad de sus “staffs” los tienen ahí, peleando el campeonato en una temporada tremendamente emocionante.

Lewis gana su segunda victoria en las últimas 11 carreras, suma además la victoria 100 en su impresionante carrera.

Max remonta desde posición 20 hasta un inesperado segundo lugar.

Carlos Sainz entrega podio a Ferrari.

Valtieri Bottas alcanza un quinto lugar de oro puro para Mercedes.

Fernando Alonso pone a Alpine mas allá de lo esperado, es un maestro.

Lando Norris, pilotazo, recibe una lección muy dolorosa. No todo es emoción y valor, la cabeza fría es necesaria para decisiones rápidas y trascendentes, experiencia dolorosa pero gran aprendizaje.

Checo hace un carrerón sólido, constante, pero esa decisión de no entrar por llantas de lluvia en las últimas vueltas fue un error de grandes consecuencias. Tenía el podio en la bolsa, solo él y su equipo sabrán quién dijo la última palabra.