Reporte Indigo

F1: El rey de Mónaco

En el Principado de Mónaco gobierna desde hace varios siglos la Familia Grimaldi por acuerdos históricos con Francia, en consecuencia, es un Príncipe, hoy Alberto Grimaldi, la cabeza del Estado y gobierno de Mónaco, solo que, por méritos indiscutibles muchos reconocemos un solo Rey de Mónaco, el “Bien amado” Ayrton Senna Da Silva.

LA VUELTA MAGICA DE SENNA

La calificación para el GP de Mónaco 1988 se preveía muy cerrada entre los Mc Laren Honda de Ayrton Senna y Alain Prost, ambos sostenían una rivalidad que trasciende como la más feroz en la Historia de la F1, los retadores eran los Ferraris de Michele Alboreto y Gerhard Berger, los Williams (Mansell y Patrese ), Bennetons ( Nannini y Boutsen) y Lotus ( Piquet y NAkajima) rodaban lejos de Mc Larens y Ferraris que dominaban la sesión sin muchas sorpresas hasta que el “Bien Amado” Senna los borra a todos incluido su archirrival Prost con una vuelta casi perfecta poniendo su Mc Laren Honda a milímetros de las barreras metálicas en ese legendario Circuito callejero serpenteante en las calles del Principado.

PARA TV AZTECA

Tuve junto con Marco Tolama, Guy Lazauzet y Alex Lara el privilegio de narrar para Imevisión, hoy TV Azteca, aquel (¡y muchos más!) Gran Premio y esa vuelta maravillosa, reconozco que de bote pronto y en el momento del arranque de la carrera (no transmitíamos las calificaciones) me emocionó ver en el “Master” de TV Azteca la diferencia de más de un segundo sobre Prost y más de tres sobre los Ferraris.

“Nunca vi nada parecido, Ayrton parecía volar, él y el auto parecían ser uno solo” me comentó más adelante Joaquín Ramírez, en ese entonces Director Deportivo de Mc Laren.

Con la imagen aún en mi retina de la “Vuelta Mágica” arrancamos la transmisión, los números fríos señalaban la repasada que Senna le había dado a su compañero Prost y a los dos Ferraris de Alboreto y Bergher, esos números se fueron agrandando a medida que se desarrollaba el Gran Premio, Senna “Nivel Maestro” incrementaba su ventaja de poco a poco hasta casi rebasarlos por una vuelta.

LA LLAMADA ESPANTOSA

La ventaja de Senna era impresionante, detrás de él a casi un minuto Prost retoma el segundo lugar peleando con Alboreto y Mansell, a falta de 10 vueltas el director de la Escudería Mc Laren Ron Dennis le pide a Senna que disminuya su ritmo con el fin de conservar el 1- 2 con Prost, sorpresivamente Ayrton pierde por un instante esa concentración absoluta que siempre le caracterizó patinando en la curva “Portier” chocando contra el riel metálico destruyendo la suspensión delantera de su Mc Laren.

¿Y DÓNDE ESTÁ SENNA?

Ayrton se bajó del auto, brincó el riel y se fue a dormir al departamento de un amigo ahí nada más al lado de la pista, no quiso hablar con nadie, su rabia era enorme porque se sabía responsable de ese pequeño gran error.

Alain Prost ganó así su 4º Gran Premio de Mónaco, para Ayrton este sería el único GP de Mónaco que no ganaría en 7 intentos.

Por supuesto esas 6 victorias, 5 en fila, la última en 1993, solo el “Fantasma de la Muerte” que se lo llevó antes del GP de Mónaco 1994 le impidió ampliar este dominio brutal, sin embargo es la “Vuelta Mágica de 1988” lo que lo eleva a ese sitio hasta hoy inalcanzable para los demás, así de fácil

Exit mobile version