¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Opinión

El exhorto aprobado por unanimidad en el Senado de la República para que la Comisión Reguladora de Energía mejore la calidad de la gasolina que recibe la Zona Metropolitana de Monterrey es sin duda un triunfo para la sociedad civil neoleonesa, para el propio gobierno estatal, y muy en lo personal para los senadores de Nuevo León, tanto para los emecistas Samuel García e Indira Kempis, como para el blanquiazul Victor Fuentes.

El camino para lograr el exhorto no fue sencillo. Los primeros en advertir sobre la crisis por la gasolina tóxica y de exigir medidas fueron diversas organizaciones como el Observatorio Ciudadano de Calidad del Aire, el Consejo Cívico; Pronatura Noreste, Reforestación Extrema; el Instituto para la Protección Ambiental, Vertebra, Evolución Mexicana y el Comité Ecológico Interescolar, quienes en octubre pasado solicitaron a Guillermo Alcocer, titular de la CRE la modificación del marco legal para establecer las especificaciones de calidad de los combustibles. En el terreno legislativo, fue la senadora Indira Kempis quien presentó esta iniciativa hace cuatro meses, y quien junto con los legisladores neoleoneses mantuvieron la lucha para sacarla de la congeladora.

En esta última semana, quien más intensamente estuvo cabildeando fue el senador Víctor Fuentes Solís, quien hizo labor de convencimiento entre los legisladores para que la iniciativa fuera llevada al pleno y votada, un doble logro si se toma en cuenta que en los últimos días la bancada de Morena estuvo rechazando prácticamente todas las iniciativas que no fueran de este partido, un clima muy adverso y que sin embargo lograron sortear con éxito los senadores de Nuevo León.

El calvario de Pazos en Ecovía

Quien se llevó un mal sabor de boca al utilizar el sistema Ecovía fue Eleonora Pazos, directora para América Latina de la Unión Internacional del Transporte Público (UITP), la organización más importante a nivel región sobre este tema.

La directora se subió a este sistema de transporte público para hacer un análisis, llegando a algunas conclusiones como la falta de capacitación de los choferes, la falta de precaución al circular a altas velocidades, y los daños en la infraestructura vial, entre otras.

Los que estuvieron ahí, cuentan que la directora iba fuertemente sujeta, prácticamente desde el inicio del recorrido y se mostró contrariada al constatar las condiciones en las que opera Ecovía.

Sus gestos de desaprobación fueron constantes durante todo el trayecto, nos comentan.

Pazos asistió el día de ayer a un foro de movilidad llamado “Movernos Mejor”, que organizó el PAN estatal, en donde impartió una conferencia titulada “Mega tendencias de movilidad: ¿Cómo se enfrenta desde lo público?”.

Ahora, no todas son malas noticias. Un punto rescatable del sistema de transporte publico de Nuevo León, a criterio de la directora, fue el Metro, el cual observo tiene buena infraestructura, a pesar de contar con deficiencias como la falta de vagones, y la falta de mantenimiento de las estaciones.


* Esta opinión no refleja la del periódico

Notas relacionadas

Sep 13, 2019
Lectura 3 min

Sep 12, 2019
Lectura 3 min

Sep 11, 2019
Lectura 3 min

Sep 10, 2019
Lectura 3 min

Comentarios