Hace tres años los que ahora atacan al Instituto Nacional Electoral (INE) le aplaudían, le agradecían y le reconocían su trabajo, habían obtenido la victoria. Hoy, cuando todo advierte que no obtendrán los mismos resultados, lo deslegitiman, descalifican y acusan sin pruebas.

Personajes políticos que pertenecen al mismo grupo y obedecen a la misma voz, amenazan a los consejeros y consejeras electorales de impulsar una reforma para desaparecer el Instituto.

“Tenemos que repetir la hazaña de 2018 porque la mafia de la corrupción va a querer meterle mano a las elecciones, van a querer comprar la conciencia de la gente. Incluso, ya están aliados con los del INE, algunos consejeros son sus aliados”, dijo Mario Delgado.

En defensa, los expresidentes de institutos electorales estatales señalaron: “Pretender exigir o subsumir al INE en otro poder del Estado es una regresión antidemocrática. Llamar a los actores políticos a la mesura y a la serenidad, pero, sobre todo, a la responsabilidad política para mantener los avances democráticos que han permitido transitar de un régimen autoritario a uno donde las libertades se han ampliado”.

Los que embaten al INE son los mismos que se congratulan cuando la ley se les aplica a los contrarios, pero que, cuando se trata de acatarla por sus faltas, amenazan sin razón.

“Si no se reivindican, se los digo de una vez, los vamos a hallar a los siete, los vamos a buscar y vamos a ir a ver a Córdova”, dijo Félix Salgado Macedonio.

Afortunadamente hay voces como la de José Wolderbeng: “Lo que más me preocupa es la actitud del presidente y de Morena, que han desatado una campaña contra una institución que no merece ser vilipendiada, todo lo contrario, merece ser defendida”.

Luis Carlos Ugalde: “Es increíble que aun ganando la presidencia en 2108 siga hablando de fraudes y de trampas, no es como un jefe de Estado se comporta. Una cosa es criticar y otra amenazar. No se debe agredir de esa manera”.

También los intelectuales y académicos: “El INE es víctima de expresiones difamatorias que buscan desacreditarlo. Debilitar la presencia pública de la autoridad electoral solo beneficiaría a quienes se niegan a que el voto de los ciudadanos decida los resultados de las elecciones. Refrendamos nuestro respaldo al ejercicio que el INE hace de su autonomía constitucional”.

Somos más las voces que defendemos al INE y a las consejeras y consejeros electorales, Norma Irene de la Cruz, Carla Humphrey, José Martín Fernando Faz Mora, Uuc-Kib Espadas, Lorenzo Córdova, Ciro Murayama, Adriana Favela, José Roberto Ruiz, Beatriz Zavala Pérez, Dania Ravel y Jaime Rivera.

Somos más los demócratas, los que sabemos que la voluntad popular depositada en las urnas se respetará como sucedió en 2018.

Expreso todo mi apoyo y respeto a las consejeras y consejeros, e invito a que todos los mexicanos y mexicanas salgamos a votar este 6 de junio confiados y convencidos de que el INE hará un trabajo excepcional.