Arranca este nuevo año y llega con un escenario perfecto para encontrar malas noticias. Por un lado, la pandemia que ha presentado más contagios, en lo local y en el ámbito global, también el aumento de la inflación y muchos otros temas desalentadores. 

Yo te tengo otras noticias. El emprendedor tiene que construir un modelo de trabajo y de escucha para enfilar sus negocios siempre hacia adelante. 

Ya sea que se trate de emprender un negocio o de invertir en algún otro, el momento perfecto nunca va a llegar, y en nuestra cabeza debemos pensar y actuar en vez de sentarnos a esperarlo, precisamente por lo mismo, porque jamás va a llegar el día perfecto. Así que el momento ideal es… ahora. 

Hoy, en este inicio de año. Te quiero pedir que me acompañes cada martes en Inspiración Empresarial para que aprendamos juntos mucho más del mundo de los negocios. Déjame acompañarte en tu emprendimiento. De antemano, muchas gracias. 

Como un recordatorio de lo que he compartido desde el inicio de esta columna, te digo que todos los emprendimientos son importantes. Ya sea que tengas un “changarro” o bien que vendas artículos entre tus compañeros, es bastante honroso y además responsable.La economía de nuestro país y del mundo se mueve con el esfuerzo de hombres y mujeres que todos los días se levantan para conseguir sus sueños. 

Una cosa que siempre le digo a toda la gente es que yo tengo todo a la venta, así es como recomiendo pensar. Ser de esa parte del mundo que mueve la economía es motivo de orgullo. 

Este enero de 2022 es un momento especial para pedirte que pienses en cerrar un ciclo. Ya pasó el 2021 y nos dejó muchas cosas bellas y aprendizajes, pero es tiempo de darle una nueva oportunidad a nuestro destino, es tiempo de creer en nosotros, de respirar y de tomar energía para identificar esa idea que llevará al despegue de un negocio. 

Todo surge de una buena idea. Te invito a que arranques con lo básico pero a que arranques ya. 

El emprendedor tiene que hacerse adicto a la adrenalina del emprendimiento. Tiene que ser tu adicción este año. Identifica esa emoción y alimentala. Piensa en esa idea de arriesgarlo todo y ver qué va a pasar, identifica el riesgo que conlleva y rétalo. Al verdadero emprendedor le gusta ese sentimiento. 

A menudo me piden consejos y siempre respondo que hay que aventarse. Regularmente me encuentro con que mucha gente tiene miedo de perder su inversión inicial o de dejar su empleo en donde tiene un ingreso quincenal seguro. Aunque, si lo analizan, no es tan seguro. 

Por eso aquí lo repito: hay que aventarse, hacer que las cosas sucedan. Puede que no te funcione, puede que no lo logres, pero tarde o temprano vas a lograr alcanzar tu sueño. 

Lo importante es aprender en el camino y tomar mejores decisiones. Nadie nace sabiendo ni nadie tiene la verdad absoluta, pero es cierto que para llegar a
la meta necesariamente se requiere de un primer paso, y eso es emprender. 

Las ideas en las mentes de la gente que no actúa pueden ser muy bonitas, pero es mejor una idea que requiere de perfeccionarse en la cabeza de alguien que ponga manos a la obra. 

En este inicio de año y comienzo de un ciclo te invito a que pienses en ello. Con esa provocación le damos
la bienvenida a este 2022. Que sean 365 días llenos de adrenalina y emoción empresarial.