¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Opinión

Pareciera que la frase “algo está podrido en Dinamarca” (Hamlet), es un concepto desgastado a través de la historia política universal, a partir de Shakespeare.

El caso específico que muestra la podredumbre de un sistema que se niega a cambiar y, menos a desaparecer, son las declaraciones de Emilio Gamboa, quien literalmente controla el Senado y a todos los senadores (Álvaro Obregón, con sus cañonazos, resultó un niño de pecho a su lado).

Van las frases del yucateco: “hace mucha falta el apoyo al campo…”. Todo quedó en el aire y jamás sabremos a qué campo de golf se refería, porque eso del sector agropecuario, como que nunca ha dado pie con bola.

En Boca del Río, Veracruz, el Emilio de marras aportó lecciones de cinismo cuando expresó que van en la ruta correcta “para acabar con la corrupción” (…)

Gamboa Patrón que por cierto, en el sistema ha sido todo y nada cuando se incrusta en el gobierno, no tuvo empacho en alardear de algo que en la campaña presidencial de Miguel de la Madrid, se presumió hasta el cansancio, la famosa “Renovación Moral de la Sociedad”.

En el sexenio 1982-1988, lapso en el Gamboa Patrón reimplantó la Vicepresidencia de la República, la corrupción se convirtió en divisa gubernamental y del PRI.

El resultado de ese pésimo gobierno, fue la “decepción moral de la sociedad”.

Hoy, 32 años después, Gamboa Patrón retoma (¿para impresionar a quién?) las “acciones” contra la corrupción ¿una lucha contra él mismo? ¿Quién entiende este tipo de sandeces?

Hamlet sigue presente y, en México es más actuante que nunca,   cuando César Camacho Quiroz afirma que el PRI “no puede desterrar a quienes han servido al partido”.

Los conceptos del dirigente del tricolor fueron más profundos: Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre tiene las puertas abiertas en el PRI, a pesar de que hay dos investigaciones en su contra, una de ellas del propio PRI, por la presunción de manejar una red de prostitución desde las oficinas del tricolor de la capital del país.

¿Tendrá conocimiento César Camacho, de lo que es el lenocinio? ¿Sabrá lo que es el proxenetismo? ¿Le informarían lo que es la trata de blancas?

No sería nada raro que también el procurador de Justicia del Distrito Federal, Rodolfo Ríos Garza (PRD), de acuerdo a los arreglos partidistas  en lo oscurito, le diera carpetazo al caso Gutiérrez de la Torre.

“Algo huele a podrido en Dinamarca”, es la otra versión de la obra de Shakespeare, pero en los asuntos del Partido Acción Nacional, que encabeza Gustavo Madero.

Jorge Luis Preciado, el coordinador de la bancada panista y ungido por el mismo Madero, está en el ojo del huracán. Porque con dinero de dudosa procedencia se construye un castillo medieval en el municipio de Cuauhtémoc, Colima.

Hasta ahora, Preciado, no ha podido explicar de dónde salieron los millones de pesos para la adquisición de varias hectáreas y cómo está pagando tan costosa obra.

Para “aclarar” todos estos detalles, Jorge Luis Preciado pareciera estar en arenas movedizas, porque entre más explica o se mueve, más se hunde en la corrupción que han prohijado y fomentado en las filas del neopanismo, más o menos lo que ocurre en el neopriismo.

Hay otro poco más de podredumbre en el sistema político mexicano, obvio, en el que todos los partidos están inmersos. Porque definitivamente no hay un ave que cruce este pantano sin dejar de manchar su plumaje.

La trágico y lo cómico que le ocurrió al excoordinador de la bancada del PAN en la Cámara baja, Luis Alberto Villarreal, es que primero lo hayan grabado bailando con una mujer de dudosa reputación; lo mismo ocurrió con el vicecoordinador Jorge Villalobos. Ambos se hacían pasar como respetables y respetados, pero más que todo al integrar la “H” (de Honorable) Cámara de Diputados, tendrían que haber sido honorables y al mismo tiempo ejemplo para la niñez y la sociedad. No es así.

Con la putrefacción que hay en todos lados, Alejandro Zapata Perogordo respira tranquilo. Su candidatura a gobernador de San Luis Potosí, está a salvo.

Retomamos el cinismo de diputados panistas en el momento en que al reaparecer su excoordinador parlamentario, Luis Alberto Villarreal, y después de la demostración de lo buen bailador que es de La Quebradita, fue recibido con aplausos en un evento oficial. Si esto no es cinismo de los blanquiazules ¿qué es?

Algo está podrido en el Estado de Dinamarca cuando la justicia protege a los empresarios poderosos y se ensaña con ejidatarios. Cuando las cárceles se han convertido en recintos de castigo para los pobres de México.

Sobre esto, vale citar a Dostoievski, quien una ocasión manifestó: “se puede juzgar el grado de civilización de una sociedad (o un gobierno), entrando en sus cárceles”.

Las diferencias de la actitud de jueces, ministerios públicos, juzgados y hasta de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, son bastante marcadas cuando se trata de quienes violentan cualquier tipo de leyes. Más aún cuando se trata de grandes empresarios y/o simples ciudadanos.

Esa mujer de ojos vendados y con una espada en la mano, se ha convertido en bastante selectiva. Porque hoy todavía recordamos a los 16 ejidatarios que fueron detenidos hace varias semanas en la población de Holbox, acusadas de tala ilegal de manglares, a pesar de que existen pruebas en contrario.

Lo que no se ha dicho es que grandes empresarios se apoderaron de la isla.

Muchos días después de haber sido detenidos, hasta el 20 de agosto, la CNDH revisaba el expediente en el que se acusa a personas humildes de acabar con una especie en extinción, por lo que están privadas de su libertad.

Lo podrido en Dinamarca, sigue:

El Grupo México, propiedad de uno de los empresarios intocables, Germán Larrea, derramó 40 mil metros cúbicos de productos tóxicos en los ríos Bacanuchi y Sonora, que ponen en peligro la vida de los habitantes de la región.

No es remoto que al intocable Larrea y a su Grupo México, las autoridades correspondientes le ofrezcan disculpas por el mal rato que les han hecho pasar.

El titular de la Semarnat, militante del PVEM, Juan José Guerra Abud, dijo que la multa al Grupo México será de poco más de 63 millones de pesos, ¿pero, eso cuestan las vidas de las personas asentadas en esa región? ¿Y los daños irreversibles en la salud de los habitantes que se ubican en la zona?

Los responsables de lo que “podría considerarse como el peor desastre ambiental en la industria minera del país de los tiempos modernos”, se mantienen en la impunidad. Nadie está en la cárcel.

Pero, la PGR para deslindar responsabilidades del derrame de 40 mil metros cúbicos de químicos sobre aguas del río Sonora y Bacanuchi,  aseguró siete de las oficinas que la minera Buenavista del Cobre tiene en Cananea, Sonora.

Desde aquí podemos adelantar que no pasará nada. Sobra recordar lo acontecido en la mina Pasta de Conchos, donde murieron 65 mineros. Han transcurridos 8 años de la tragedia y Germán Larrea, en plena libertad, sigue haciendo dinero a costa de la miseria y la pobreza de los mexicanos.

Ni duda, algo se está pudriendo en Dinamarca, cuando Ulises Ruiz Ortiz, exgobernador de Oaxaca, pese a su negro historial se convierte en asesor de asesores –disfrazado de delegado del PRI– del gobernador Roberto Borge Angulo.

De los ataques a periodistas, el mejor alumno de Ulises, Roberto Borge Angulo, realiza muy bien su tarea. El mandatario de Quintana Roo no acepta la crítica periodística y apenas el 30 de agosto fue detenido el periodista y activista Pedro Canché Herrera, bajo cargos de sabotaje.

La “conspiración” de Canché Herrera estriba en haber denunciado la represión de ciudadanos que protestaban contra los altos cobros de agua en Carrillo Puerto.

Durante el 2006, en Oaxaca, durante la administración de Ruiz Ortiz, mataron al periodista Brad Roland Will y desaparecieron dos personas acusadas de pertenecer al EPR.

Con este mentor, Roberto Borge Angulo puede “aprobar” su gobierno con excelencia.

Más de la putrefacción en Dinamarca:

En todo este recuento no puede faltar el “dirigente” de los trabajadores ferrocarrileros, Víctor Flores Morales, cuyo origen de su fortuna es todo un “misterio” sin resolver.

Hace 18 años, 1996, el temido Flores Morales abandonó un modesto departamento de 50 metros cuadrados, cosa que no es trascedente en la vida de una personal. Lo que salta a los ojos de todos, es que meses o días antes, había comprado en edificio completo.

Hoy es acusado de haber birlado fondos de los trabajadores, en sus propias palabras afirma “no haberme chingado un solo peso” de los ferrocarrileros.

Pero, en otra parte, ha sido acusado de robarles a los jubilados de ferrocarriles.

Lo anterior consta en la averiguación previa PGR/DF/SPEXX/6145/11-12.

La sucesión en Nuevo León

Dicen los que saben que Rodrigo Medina, gobernador de Nuevo León, todavía depende de “Nati” González Parás, y escucha sus consejos como si fuera su papá.

Ante la insistencia de “Nati”, Rodrigo Medina empieza a hacer planes para “placear” a Ildefonso Guajardo, secretario de Economía, quien, según él, será su sucesor.

El problema de Rodrigo y “Nati”, es que piensan que en la política dos y dos son cuatro o que esta práxis es lineal.

Ambos personajes también platican que ya aseguraron a los 12 neoloneses más ricos de esa entidad.

¿Una gubernatura se gana con 12 votos? es pregunta.


* Esta opinión no refleja la del periódico

Notas relacionadas

Ene 4, 2015
Lectura 7 min

Dic 22, 2014
Lectura 9 min

ELSARCóFAGO

Raúl Salinas y el ‘usted disculpe’

El Faraón


Dic 22, 2014 Lectura 9 min

Dic 14, 2014
Lectura 9 min

ELSARCóFAGO

¿Qué hacer?

El Faraón


Dic 14, 2014 Lectura 9 min

Dic 7, 2014
Lectura 9 min

ELSARCóFAGO

El PRI, el América y la impunidad

El Faraón


Dic 7, 2014 Lectura 9 min

Comentarios