Una vez más el senador Fernando Elizondo se prepara para buscar la candidatura del PAN a la gubernatura de Nuevo León.

El ex gobernador panista comenzará a promoverse en los próximos meses a través de la asociación Grupo Acción Nacional Democrático (Grande)

En la asociación albiazul, una secuela del ya extinto grupo Reflexión, de Alejandra “Kana” Fernández, participan panistas tradicionales como Fernando Canales, José Luis Coindreau y Teresa García de Madero.

Elizondo dice que este grupo nace con la idea de rescatar los valores y los principios que alguna vez enarboló el PAN como fueron la democracia y la justicia.

Dos preguntas para el senador: ¿Qué tiene de democrático negociar con el CEN para que designaran a su cuñado, hijo y una amiga como candidatos del PAN a diputados?

Y la segunda: ¿Aceptará, como lo hizo en el 2009, el dedazo del CEN una vez más para ser el candidato del PAN a la gubernatura en el 2015?

Quizás a Elizondo lo que le queda grande es su aspiración.

DE ALCALDE  A CASINERO

Manuel Balderas Ramírez pasó de ser alcalde de una pequeña ciudad tamaulipeca a un hábil y “próspero” empresario de los juegos de azar.

El ahora casinero gobernó Miguel Alemán de 1990 a 1992, una localidad fronteriza que ha sido crucial en la guerra entre Los Zetas y el Cártel del Golfo.

Balderas Ramírez mudó su residencia a Monterrey hace más de dos años, cuando se desató la disputa entre las organizaciones criminales por la frontera tamaulipeca.

Incluso, durante esa ola de violencia su casa fue saqueada y quemada.

El ex edil hoy se ostenta como uno de los socios del casino Crystal Palace, clausurado por las autoridades federales después del ataque al Royale y luego reabierto al público.

Balderas Ramírez forma parte del grupo que encabeza el juez federal Luis Armando Jerezano Treviño, que fue denunciado por un casinero de Monterrey.

INTERÉS DE PROCURADOR

En la Procuraduría de Nuevo León están más preocupados por la estrategia mediática, que por los resultados de investigaciones ministeriales.

Y es que luego de la novedosa salida que le dio el titular de la dependencia, Adrián de la Garza, al asunto del Instituto de Control Vehicular, hay muchos ardidos.

Son todos los que se embaucaron en la idea de que habría una verdadera limpia en el Instituto. Y ahora que Adriancito les salió con que se robaron 175 mil placas para  venderlas por kilo, pues buscan vengarse.

Entonces la estrategia de la Procuraduría es sacar detenidos cada vez que quieren desviar la atención.

Y como en estos días no faltan robacoches, asaltantes y secuestradores, pues van graneando sus ruedas de prensa.

Hay detenidos que llevan hasta un mes antes de ser presentados en rueda de prensa. Un caso muy reciente y evidente es la conferencia de prensa de ayer martes en la mañana.

El vocero del Estado, Domene, y Adrián de la Garza, presentaron a cuatro secuestradores comandados por Iván Ortega Ramírez “La Chabela”.

Anunciaron su captura al menos 20 días después de que fueron detenidos en Juárez.
Todo para desviar la atención de los incautos que creyeron en la limpia al Instituto de Control Vehicular.