¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Opinión
Nacional

Está claro que adquirió un posicionamiento sólido pues su campaña a la presidencia no inició en 2012, como marca la ley electoral, empezó seis años atrás. 

Al igual que Andrés Manuel López Obrador, ambos se mantuvieron en proselitismo permanente. 

Los dos buscaron ganar tiempo y establecer ventaja anticipada.

A pesar de que el PRI no aglutina a la mayoría de los votantes, a ocho días del fin de la contienda electoral se perfila como ganador. 

Si revisamos la encuesta del periódico Reforma, observamos cómo el voto anti PRI es mayoritario: López Obrador obtendría el 30 por ciento y Josefina Vázquez Mota 24 puntos, juntos marcan el 54 por ciento de los electores mexicanos.

Este dato confirma que para ganar la Presidencia de México ningún partido gana solo. 

Cada organización partidista requiere de alianzas y de buscar más allá de sus votantes duros. 

Los votantes mexicanos están francamente partidos y aunque la oposición al PRI es grande, si se divide gana el PRI.

También hay otra parte de la moneda, cuando el partido tricolor se divide pierde. Muchos de los votos con los que ganó el PAN la Presidencia en el año 2006 fueron aportados por gobernadores priistas del norte del país que hundieron a Roberto Madrazo al tercer lugar. 

El voto anti PRI gana cuando hay un candidato que une a electores de diferentes tendencias. Como en el año 2000, Vicente Fox logró el triunfo histórico al hacer del voto un plebiscito: Ya basta del PRI. 

Un mercadólogo de Coca Cola empezó a esbozar un concepto desde el 98: Ya son 70 años, ya es demasiado. Y al final se cerró en una sola frase que engloba todo un concepto anti PRI: YA.

Es curioso ver cómo muchos publicistas leen las encuestas. 

Es evidente que en todos los estudios de opinión de México y América Latina los ciudadanos quieren seguridad y empleo, y entonces la propaganda que nos ahoga es sobre estos dos temas. 

La gente por supuesto ni atiende ni cree en esas promesas que todos dicen al mismo tiempo. Paradójicamente, ése no es el tema

A ocho días de la elección todo puede pasar, ahí están los ejemplos de España que por un suceso imprevisto rompió todas las tendencias en el llamado 11-M. 

Por ahora, si no hay una bomba informativa y el voto anti PRI se mantiene dividido peleando por el segundo lugar entre Josefina y López Obrador, el PRI estará de regreso, aunque hay voces que dicen que nunca se fue.

La lección es que el PAN no gana solo. O es con votos del PRI (año 2006) o es con votos de la izquierda (año 2000) como alcanza la silla presidencial, siempre con un telón de fondo que es la división del PRI. 

El mismo Andrés Manuel está consciente de eso y en el segundo debate llamó a panistas y priístas a votar por él. 

¿Habrá un suceso en estos días que logre aglutinar el voto anti PRI? Tendría que ser de un nivel tremendo para cambiar las tendencias que marcan, hoy por hoy, el retorno del PRI.


* Esta opinión no refleja la del periódico

Notas relacionadas

Oct 31, 2012
Lectura 3 min

COORDENADAS

Desastres naturales, la gestión correcta

Darío Mendoza


Oct 31, 2012 Lectura 3 min

Oct 21, 2012
Lectura 3 min

COORDENADAS

Saliva y decisiones

Darío Mendoza


Oct 21, 2012 Lectura 3 min

Sep 26, 2012
Lectura 3 min

COORDENADAS

Líderes, es el drama

Darío Mendoza


Sep 26, 2012 Lectura 3 min

Sep 6, 2012
Lectura 3 min

COORDENADAS

Los extraviados

Darío Mendoza


Sep 6, 2012 Lectura 3 min

Comentarios