La táctica del avestruz que emplea la administración del gobernador Rodrigo Medina no parece ser la mejor estrategia para enfrentar el desbarajuste financiero que existe en las finanzas estatales.

El lunes el gobernador Rodrigo Medina no quiso responder preguntas sobre este asunto publicado en Reporte Indigo y aclaró que sería el Tesorero del Estado quien aclararía las dudas.

Pero Rodolfo Gómez Acosta le hace más caso a Francisco Valenzuela y a Luis Mendoza que al propio mandatario estatal y prefirió esconderse para evitar responder preguntas.

Hoy se ventila el derroche de los escoltas del gobernador Rodrigo Medina y mañana la saga continuará con el despilfarro que existe en la Secretaría de Desarrollo Social.

¿Sabrán los deudos de las víctimas del casino Royale que hubo apoyos directos para ellos autorizados por la Tesorería del Estado?

DESACATO POR CASO LARRAZABAL

En estos días el caso Larrazabal regresará una vez más a los titulares de la prensa de Monterrey.

El sábado concluye el periodo por el cual fue nombrado Jaime Bazaldúa como encargado del despacho de la alcaldía que dejó el ahora diputado federal electo, Fernando Larrazabal.

Y lo más seguro es que el Congreso del Estado no designará   como alcalde sustituto a Bazaldúa, por lo cual el fantasma del vacío de poder rondará otra vez la capital de Nuevo León.

Pero hay un asunto pendiente que en estos momentos debería de estar preocupando y ocupando a los regidores de Monterrey.

Está claro que la resolución dictada por el Trife a favor de la elegibilidad de Larrazabal no invalida la orden dictada por el  Tribunal Colegiado Administrativo en el Estado.

El Cabildo regio debería de estar dictando las medidas para obligar a Larrazabal a cumplir la sentencia judicial que ordena a Larrazabal regresar a su cargo.

El asunto por lo pronto está en la cancha del Ministerio Público federal, que será el que decida si ejerce o no acción penal en contra de los regidores de Monterrey por su desacato.

EL NIÑO PERDIDO DEL PAN

Todavía no toma protesta como diputado federal, pero el panista Homero Niño de la Rivera ya tuvo su primera inasistencia.

Niño de la Rivera no se apareció este lunes en el Encuentro Nacional de Legisladores Electos, celebrado el lunes en la ciudad de Querétaro.

Parece que Niño de la Rivera decidió seguir disfrutando de sus vacaciones en el extranjero que asistir a esta reunión que encabezó el presidente Felipe Calderón y el dirigente nacional Gustavo Madero.

Entre los diputados  electos del PAN de Nuevo León que participaron en este encuentro anote a Víctor Fuentes, Martín López, Alberto Coronado, Alfonso Robledo y el ex alcalde Fernando Larrazabal.

Raúl Gracia, senador electo de Nuevo León, también formó parte de este bloque de legisladores federales electos del PAN asistentes a esta reunión.

También se apersonaron por allá los que llegaron al Congreso federal sin hacer campaña como los plurinominales Arturo Salinas, Consuelo Argüelles y Verónica Sada.