En exactamente un mes, pase lo que pase, el Gobierno federal estará inaugurando la Refinería Olmeca en Dos Bocas, Tabasco, uno de los proyectos insignia del sexenio, pero que se tenga por descontado el acto oficial, no implica que el 1 de julio ya esté operando como se desea.

Durante el reporte semanal sobre el avance de las obras, la Secretaría de Energía, encabezada por Rocío Nahle, afirma que la construcción ya está en los últimos detalles, aunque lo cierto es que durante las semanas recientes han habido algunos contratiempos, originados, nos comentan, por no haberse liberado recursos para el pago a los contratistas.

Lo cierto es que se va a requerir una mayor inversión de fondos de la que originalmente se proyectó, y al menos hasta esta semana, la Sener no la logrado obtener los recursos necesarios por parte de Pemex, mismos que tendrían que ser aprobados por el Consejo de Administración, que no ha sesionado, nos comentan, por la reticencia de su director, Octavio Romero, a aprobar más recursos.

Las empresas han seguido con las obras, pero se han tenido que ajustar a la falta de pagos por montos muy importantes, y por ende, han bajado el ritmo.

¿Estará esperando el Gobierno federal que pasen las elecciones para liberar los recursos y que se confirme el estimado final de lo que costará la obra?

Autorizaciones en bloque

La Comisión Reguladora de Energía “sorprendió”, en su sesión del pleno del pasado 30 de mayo, al autorizar 41 nuevos permisos para estaciones de servicio de gasolineras en los estados de Tlaxcala, Estado de México, Puebla, Michoacán, Ciudad de México, Veracruz, Quintana Roo, Aguascalientes, Sonora, Campeche, Yucatán, Querétaro, Chiapas, Nuevo León, Tamaulipas y Guerrero.

Estas autorizaciones se dan tras una parálisis de meses en los que el regulador mantuvo congelados los nuevos permisos.

Eso sí, a pesar del repentino cambio, lo cierto es que la CRE aún mantiene un importante rezago, ya que tiene pendientes por revisar solicitudes que datan de 2020 y 2021, este último, el año más bajo en cuanto a nuevos permisos. De hecho, aún con estas aprobaciones, 2022 sigue proyectado para incluso superar en términos negativos al año anterior.

Y lo más importante, en las autorizaciones se sigue privilegiando a las estaciones bajo la marca Pemex, pues los permisos para cambiar de “bandera” siguen congelados o se negaron.