No se trata de comparar, pero en este momento sí, tenemos que asegurar que la medalla de oro lograda por la Selección Mexicana de futbol en estos Juegos Olímpicos de Londres 2012 es el triunfo más grande del deporte mexicano en toda su historia.

Conste que podríamos sacar a la luz muchos grandes atletas con esfuerzos individuales y a otros que hemos tenido en deportes colectivos, pondría de botepronto de ejemplo al futbolista más grande que ha dado nuestro país:

Hugo Sánchez

Ahí están los resultados del “Pentapichichi” jugando para el Real Madrid de España, que es un esfuerzo individual sumado a un esfuerzo de conjunto, pero Hugo no formó parte de una Selección Nacional que lograra estos niveles de éxito como la actual Selección Olímpica.

Fernando Valenzuela: el ‘Toro de Chohuaquila’

Formó parte sin duda de una generación de elite en el beisbol de Grandes Ligas, fue el dominador en su momento con la famosa “Fernandomanía” y de hecho el Salón de la Fama del Beisbol le debe mucho a los latinos, pero entre otros sin duda a Fernando Valenzuela.

 Y seguramente es cuestión de raza, de color, de costumbres y de no tener un apellido norteamericano lo que ha privado al “Toro” de ingresar al Salón de la Fama, más que merecido, pero jugó beisbol en un esfuerzo individual en los Dodgers de Los Ángeles en donde alcanzó los más altos niveles, Serie Mundial y lo que usted me ponga.

El campeonísimo Julio César Chávez

Sin duda el más grande boxeador que ha dado nuestro país, ahí están los resultados, por mucho tiempo el mejor boxeador del mundo, como llaman en Estados Unidos pomposamente, libra por libra, dominador de su época, en los rating de televisión, popular, aunque esta no entrega resultados ni nocauts, estos los ganan los boxeadores allá arriba, en el ring, Julio César ha sido sin duda un fuera de serie.

Ana Guevara

Que logró grandes éxitos como atleta, la primera atleta que abrió brecha, no alcanzó el oro olímpico, a pesar de que sí alcanzo un título mundial, con ella abriríamos a muchos grandes esfuerzos individuales, pero en lo colectivo es la primera ocasión que México llega tan lejos y por si fuera poco…

Es el deporte más popular del mundo

Por lo tanto es una de las medallas más disputadas, podría alguien decir que el maratón también, cierto, pero en el maratón hay millones que salen  a correr todos los días, todas la mañanas o algunas tardes por el parque no solamente de México, sino de todo el mundo, y el campeón olímpico del maratón representa a todos esos millones de esfuerzos individuales que día a día salen a correr para mejorar sus tiempos, por mantenerse en forma, pero como deporte popular sin duda es el futbol.

Después del Mundial, los Olímpicos

No existe un evento más importante para el futbol que la Copa del Mundo, hoy España es campeón del mundo y lo festeja y lo seguirá haciendo a lo largo y ancho del planeta. 

Y tan es importante el segundo torneo que son los juegos olímpicos, que España mandó a su famosa selección de campeones de Europa en Sub-23 y la reforzó con tres elementos que recién habían ganado la Eurocopa.

Es decir, España puso también todo, estamos hablando de la selección en su categoría mayor que ha sido dos veces campeona de Europa y campeona del mundo en 2010 y hoy vino a los Juegos Olímpicos y salió por la vía de la vergüenza, cero triunfos, cero goles.

Podríamos decir lo mismo de la selección de Uruguay, que vino con Tabárez, su entrenador nacional y trajo un equipo muy serio que quedó ahí en el camino, nada más que Uruguay echó fuera al campeón olímpico pasado, Argentina, hay que recordar que hace cuatro años Lionel Messi fue a los Olímpicos de Beijing en una disputa enorme entre el Barcelona y la Asociación Argentina de Futbol, ésta es la importancia, ya no digo el equipo de Gran Bretaña, donde le hicieron el feo a David Beckham porque no le alcanzó el futbol, para darnos una idea de qué  equipo trajo la Gran Bretaña.

Así es que si hablamos en torno al futbol, éste es sin duda el torneo más importante después de una Copa del Mundo.

Y lo hemos ganado

Y no fue un chiripazo, se ganó en la cancha, por si fuera poco le ganamos a la gran potencia, Brasil, que ese día en la cancha y durante todo el torneo trajo luciendo a la gran figura emblemática de hoy en el futbol brasileño: Neymar. 

Por si fuera poco ahí estaba también Oscar, este jugadorazo cuyo talento ha hecho que el Chelsea no solo se fije en él sino que ha pagado 40 millones de euros y si me apuran un poco ahí estaba Thiago, el defensa que acaba de ser transferido del Milán al Paris Saint-Germain por cerca también de 40 millones de euros.

Me comentaba un compañero periodista italiano de la “La Gazzetta dello Sport”, ¿Cuánto vale esta Selección? Y le conteste: si tú sumas lo que valen Neymar, Thiago y Oscar puedes comprar a la Selección Mexicana completa con todo y autobús y te sobra dinero, esa es la realidad, monetariamente hablando

 ¿Cuánto vale Oribe Peralta? Seguro te lo venden en 8 millones de euros, ¿Cuánto vale el “Chicharito” Hernández, que no estuvo aquí? Cerca de 20 millones de euros, entonces el equipo mexicano como tal hizo un gran torneo y echamos a Brasil que ya se sentía con la medalla de oro colgada al cuello, no es casualidad pues, tantas cosas.

El triunfo más grande del deporte mexicano

Esto es sin cuestión, insisto, la medalla de oro olímpico. Este logro es solamente superada en valor por un título en la Copa del Mundo, por lo tanto en el futbol mexicano, históricamente hablando, no hay un resultado que se le equipare, ni la Copa Confederaciones en el 99, ni los dos Mundiales Sub-17, ni las finales de Copa América y conste que es un momento en el que hay que valorar, no estoy demeritando ninguno de estos resultados, al contrario me siento muy orgulloso de ellos, pero eso es para darle más valor a esta medalla de oro.

¿Y los demás logros?

Sin duda el deporte mexicano los ha tenido a puños por momentos y muy racionados por otros, pero no hay otro triunfo en la historia del deporte mexicano más grande, más trascendente, más importante que la medalla de oro del futbol olímpico.

Es la primera ocasión en que un equipo mexicano llega a una final olímpica y la gana, cuando somos un país de grandes esfuerzos individuales en todos los rubros que usted me ponga.

La trascendencia de ganar en el futbol ahí está, y me quedaría por último con una reflexión que hice con Carlos Padilla, futuro presidente del Comité Olímpico Mexicano y con Juan Landa, director de comunicación del Comité Olímpico Mexicano, esta selección se bajó de su nube, se puso al nivel de los atletas olímpicos, nadie más importante, ni menos importante que ellos, o que los clavadista, los judocas, los marchistas, los atletas, los nadadores, convivieron, se integraron y esto fue lo más hermoso del tema olímpico, claro está que esto no tiene que ver en los resultados pero les aseguro que psicológica y emotivamente si ayuda.

Así las cosas, este es un logro histórico, el más importante de la historia del deporte mexicano… Así de fácil.

El más grande de la historia

Sí vale, El torneo olímpico es el más importante después del Mundial.

Me quedo con éstas frases

“Ojalá aprendamos de nuestros errores, en las finales no se puede fallar y nosotros lo hicimos, nuestro rival hoy fue mejor, por eso es el campeón”

“Pido continuidad en el proceso, este equipo viene funcionando bien, solamente que hoy no se dieron los resultados”

“Jugamos mejor, tuvimos posesión del balón, dominamos al rival, sólo nos faltó el gol”

Que tendrán que hacer historia y que tendremos que ver poco a poco, ahí les van algunas que son para la posteridad:

Las primeras son de Neymar, la gran figura del futbol brasileño, son frases que hemos escuchado en México, 10, 20 30, 50 veces cada vez que nos topamos con un torneo en donde nos quedamos en la orillita.

La última es de Mano Menezes, el técnico de la selección de Brasil, esta frase la pongo en boca de muchos técnicos de los equipos mexicanos que han llegado a rondas importantes, que han estado a punto de ganar, pero que el gol no se nos da.

Qué les parece que hoy sin duda podemos festejar el que estas frase las diga el rival y no nuestros jugadores.