¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Opinión

Los yacimientos de litio recién descubiertos en el país, concretamente en Sonora, son considerados los más grandes del mundo, con 243.8 millones de toneladas. De ahí que hay muchos inversionistas extranjeros interesados en instalarse en nuestro país para explotar este mineral que es considerado clave para el futuro energético del mundo.

La historia nos ha enseñado que más allá de generar empleos, la inversión extranjera en la explotación de nuestros recursos, no ha dejado mayores ingresos al gobierno mexicano y se ha prestado a mucha corrupción. Por ello es necesario que los mexicanos tengamos el control de este importante recurso y que no se lo lleven otros países sin su debida regulación y justo pago.

Este metal, el más ligero de la Tierra, también se usa como componente de teléfonos móviles, computadoras y otros dispositivos electrónicos, por lo que su demanda va de la mano del crecimiento del sector tecnológico.

Investigadores especializados en energía y medio ambiente coinciden en que la autoridad mexicana está a tiempo de regular la explotación del carbonato de litio para evitar el despojo y la contaminación generada por la extracción por parte de empresas nacionales y extranjeras.

En la actualidad, la participación de las firmas extranjeras en la explotación minera en México es superior a dos terceras partes del total. Y es Canadá el país que más ha aprovechado la tendencia privatizadora de México en el sector minero, encontrando en nuestro país una fuente de riqueza desde hace más de tres décadas.

Canadá es el mayor beneficiado en esta ecuación debido también a la falta de una imposición fiscal sobre los recursos naturales, de una legislación armonizada y al abuso de los empresarios sobre las concesiones de la tierra.

El sector minero-metalúrgico en México contribuye solo con el 4 por ciento del PIB nacional a pesar de que somos el primer lugar en la producción de plata a nivel mundial.

Estamos entre los 10 principales productores de 16 minerales: plata, bismuto, fluorita, celestita, wollastonita, cadmio, molibdeno, plomo, zinc, diatomita, sal, barita, grafito, yeso, oro y cobre.

Somos el primer destino en inversión en exploración minera en América Latina y el cuarto en el mundo de acuerdo con el reporte publicado por SNL Metals & Mining 2015.

Somos el quinto país con el mejor ambiente para hacer negocios mineros, de acuerdo al reporte de la consultora Behre Dolbear publicado en agosto de 2015.

Es en este contexto que no podemos conformarnos con la generación de empleos solamente.

La legislación vigente nos dice que todo lo que está en el suelo o subsuelo es propiedad de México, pero el petróleo también está en el suelo y subsuelo, y tiene una mención aparte, porque hay conceptos e implicaciones jurídicas diferentes.

Por ello es que es necesaria la reforma constitucional para nacionalizar el litio, ya que no es suficiente la legislación actual. Es ésta una oportunidad para tomar una postura clara para impulsar la economía nacional y no repetir errores del pasado.


* Esta opinión no refleja la del periódico

Notas relacionadas

Dic 1, 2020
Lectura 3 min

Oct 30, 2020
Lectura 3 min

Senador de la República

Fideicomisos del pasado

Alejandro Armenta


Oct 30, 2020 Lectura 3 min

Oct 13, 2020
Lectura 3 min

Sep 4, 2020
Lectura 3 min

Comentarios