El dinero no es riqueza, pero es una representación simbólica de la economía. La necesidad permanente de intercambio de valor y el avance de los recursos tecnológicos favorece la creación de nuevas formas de realizar operaciones de negocio que modernizan al deporte y sus fans.

En el entorno digital surgen nuevos roles. El fan token comienza a democratizarse en un universo cada vez más abierto a la libertad de consumo en todas las dimensiones posibles. El vale digital para pertenecer compartir la existencia con una entidad o ídolo deportivo cobra auge.

Por eso hay que repasar los elementos de esta cancha emergente, estimado fan, para que no te quedes fuera de la jugada.

El dinero es el medio aceptado para hacer transacciones de compraventa de bienes y servicios, sirve para pagar y lamentablemente endeudarse si no se controla de manera adecuada, pero también es un activo financiero que mantiene o reserva el valor de la riqueza.

Se habla de que es líquido, porque se puede utilizar para comprar y vender al instante, como el paso del agua.

Las primeras monedas fueron creadas en Lidia, hoy Turquía, en el siglo VII A.C. El papel moneda se inventó en China entre los años 618 y 907 C. y en el mundo occidental surgieron los primeros billetes en Europa, propiamente en Suecia, en 1661, al funcionar como un comprobante de depósito.

Para que te des cuenta de lo insignificante que puede ser el dinero, el antropólogo estadounidense William Henry Furness III escribió en 1910 su libro The Island of Stone Money (UAP of The Carolines) que los residentes utilizaban piedras para sus compraventas porque no existían ahí metales. Las tallaban y realizaban con ellas sus transacciones.

ENTRE MUNDOS Y ESCENAS VIRTUALES

La Real Academia de la Lengua Española (RAE) define como virtual lo que existe de forma aparente, pero no es real. La primera realidad virtual fue construida por Ivan Sutherland en 1966.

El programador de computadoras que heredó el gen científico de sus padres, un ingeniero civil y maestra. Contratado por la Universidad de Harvard pudo crear el primer dispositivo de estas características que permitía visualizar una atmósfera distinta a la original, donde estaba parado, con un aparato emisor montado en la cabeza de un piloto de helicóptero y un visor de luz infrarroja que permitía que un sistema receptor colocado en el propio cráneo del inventor pudiera ver  lo mismo que veía el conductor del vehículo en el aire. Sustituyó una cámara por una computadora y reprodujo su mundo de forma matemática y sintética.

Con la evolución de la tecnología, esa virtualidad es mejor representada de manera digital, es decir, con la transmisión de bits –en informática, la unidad mínima de información que solo pueden tener dos valores, cero o uno– en los dispositivos creados para ellos.

EL NUEVO CRIPTO-REINO

Las criptomonedas o criptodivisas o criptoactivos son dinero digital. Este medio de intercambio utiliza criptografía, escritura cifrada inaccesible para receptores no autorizados, con el fin de aportar seguridad en sus transacciones realizadas de manera electrónica y con el apoyo de la internet.

En 2008, el japonés Satoshi Nakamoto creó Bitcoin, criptomoneda con protocolo de código abierto para poder usarla en una red entre iguales.

“(Las criptomonedas o criptodivisas) se asemejan más a un metal precioso que a una moneda de uso cotidiano”, en palabras de Alejandro Díaz de León, gobernador del Banco de México.

Banxico profundiza en su sitio web al definir lo que es un activo virtual: una unidad de información que no representa la tenencia de algún activo subyacente a la par y que es únicamente identificable, incluso de manera fraccional, almacenada electrónicamente.

¿Entonces, es falsa? No, pero hasta la fecha no es respaldada por ninguna institución financiera, por lo que no es aún admitida como forma oficial de pago.

“El valor está definido por la oferta y demanda, la cual depende de la confianza de los compradores en tecnología, (lo que) le da seguridad y operatividad al activo virtual”, explica Banxico, “como no tiene carácter físico los activos virtuales yacen en una red de computadores que contiene su información transaccional.

A MILÍMETROS DE LA META

La falta de legalidad de los criptoactivos parece esfumarse cuando el servicio de pagos de mayor influencia global digital, PayPal, ya considera a este recurso al igual que el dinero común y corriente, al menos y de inicio en Estados Unidos, con su sistema Checkout with crypto, donde admite bitcoins.

En México poco a poco se disuelve el aire de un mercado indebido.

El 27 de junio de este año, el presidente de Grupo Salinas, Ricardo Salinas Pliego tuiteó que Bitcoin era una buena manera de diversificar un portafolio de inversión y que su Banco Azteca trabajaba para poder incluirla en sus operaciones –de hecho, en su biografía ‘tuiteriana’ se anuncia como #Bitcoin holder (posedor)–. Sin embargo, el entonces secretario de Hacienda, Arturo Herrera, respondió en la misma red de microblogging que las criptomonedas no tenían por ahora un curso legal en México.

LLEGAN MOMENTOS NFT’S AL REMATE

En la columna Fan Pro 30 publicada el 3 de junio el tema abordado fue el de la incursión del futbol mexicano en un ‘moneda de cambio’ llamada Non Fungible Tokens (NFT) un sistema parecido al de las criptomonedas, pero que está asociado a un token o certificado de autenticidad que seguramente usas estimado fan para operaciones financieras en línea por conducto de tu móvil o computadora.

El Necaxa irrumpió con la venta de sus acciones en fan tokens hasta por 1.3 millones de dólares.

El NFT es como un vale digital. En términos económicos un activo no fungible (no intercambiable) es algo con unidades únicas y bien definidas con un valor especial. Un NFT es entonces un activo inimitable, lo que hace que adquiera un valor altamente cotizado, como pieza de colección… digital.

Forbes reseñó que una tarjeta digital del momento en que Andy Murray derrotó a Novak Djokovic en la Final de Wimbledon de 2013 fue adquirida en una subasta en 177.77 millones de dólares.

Otro momento en video de una volcada de Lebron James con los Lakers en 2020 fue vendida en 240 mil dólares, detalló Expansión.

Se trata de una tokenización de la economía que da sus primeros pasos, según Axel Becker, content manager de Decrypto.la, quien expuso que Independiente la selección Argentina son las primeras entidades de ese país en tener sus propios fan tokens.

El destino alcanzó al deporte con todo y su parafernalia digital. #AsíFue

Fuentes externas no mencionadas: BBC, Columnas del autor en El Heraldo de México, MedioTiempo.com, ESPN y Fan Datos de CID Consultoría

¿Quién es Héctor Quispe?

Periodista y mercadólogo. Dirige CID Consultoría, casa de soluciones en cifras y contenidos enfocados en el fan y su identidad; es MBA en Dirección y Gestión de Entidades Deportivas, por la Universidad Europea de Madrid; tiene la especialidad de Periodismo Deportivo por el Programa Prensa y Democracia de la Universidad Iberoamericana. Coordina el Diplomado de Periodismo Deportivo Digital en la Escuela Carlos Septién García, y da clases en el de Marketing and Communication for Sports Brands, en la Universidad Anáhuac. Su análisis es consultado por diferentes medios en torno a negocios y deporte: Playboy Latam, Red Forbes, MedioTiempo, Expansión, El País, Fox News, Telemundo, Televisa: Noticieros, Foro TV y TUDN, entre otros. Es coautor del libro “Cómo hacer Periodismo Deportivo. Una visión Iberoamericana”, y publica esta columna cada jueves en la multiplataforma de Reporte Índigo.