El bloque femenino del próximo Cabildo de Monterrey, encabezado por Margarita, “La Barbie” Arellanes, ya tomó su primer acuerdo buscando que se materialice en noviembre, cuando tomen protesta.

El fin de semana, durante una reunión que se convocó para celebrar la victoria en las elecciones del 1 de julio, la alcaldesa panista y las regidoras panistas electas realizaron su propia reunión previa del Cabildo.

Las mujeres discutieron sobre la necesidad imperiosa de contar dentro del Palacio Municipal con un salón de belleza, donde estilistas hagan maravillas con sus peinados y vestimentas para que puedan lucir radiantes e impecables en las sesiones del Ayuntamiento.

La propuesta fue hecha por la misma Arellanes, quien en campaña siempre cargó a todos sus eventos con una estilista responsable de su arreglo personal antes de las entrevistas.

El principal argumento que las mujeres panistas daban para tener este servicio especial, es que la mitad de la planilla de regidores de Margarita Arellanes son mujeres.

‘¡Hello… yosoy251!’

El equipo legal que asesora al candidato a diputado federal Aldo Fasci está confiado en poder revertir el apretado triunfo que obtuvo en las urnas Fernando Larrazabal.

Los abogados de Fasci, procedentes de la Ciudad de México y ex funcionarios de organismos electorales, dicen que será pan comido demostrar la inelegibilidad del ex alcalde de Monterrey.

Los defensores alegan que incluso desde el primer amparo que se presentó en contra del chapulineo de Larrazabal, el panista era inelegible para contender como candidato a diputado federal por el distrito 10 de Monterrey.

Lo que está en juego en este distrito no es simplemente una curul, sino la posibilidad de que el PRI y el próximo presidente Enrique Peña Nieto cuente con mayoría en la Cámara de Diputados.
Incluso desde ayer Fasci estaba contemplando adoptar como lema de post campaña “¡Hello… yosoy251!”.

LA DEBACLE VERDE EN NL

Hace un mes, antes de las elecciones, aquí publicamos que Guillermo Cueva, dirigente estatal del Partido Verde, había hecho una mala negociación con el PRI en el reparto de candidaturas dentro de la coalición.

El chamaco fue chamaqueado, se dijo entonces.

Los resultados que lograron los candidatos postulados por el Partido Verde el pasado 1 de julio sólo confirmaron la mala negociación que hizo Cueva con sus amigos los priistas.

En Nuevo León, el PVEM tendrá que enfrentar los próximos tres años sin algún diputado local en el Congreso local, y también sin algún legislador federal que defienda las causas ecológicas en la Cámara federal.

Los verdes no podrán presumir ni siquiera la llegada como regidor plurinominal de Juan Carlos Holguín al próximo Cabildo regio, porque aunque es militante del Verde, realmente su corazón está con Ismael Flores, su padrino político.

Hace tiempo Jorge Padilla, ex dirigente del PVEM, propuso que la Comisión Estatal Electoral suspendiera la entrega de prerrogativas a partidos como Convergencia, que no contaban con representación en el Congreso estatal.

¿Y si retomamos ahora su propuesta, señor Padilla?