Reporte Indigo

FAN PRO

El ‘Chícharo’ a la baja

A un suspiro de cumplir los 33 años, a Javier Hernández Balcázar la historia sigue llamándolo “Chicharito”

A un suspiro de cumplir los 33 años, a Javier Hernández Balcázar la historia sigue llamándolo “Chicharito”

Todo lo que sube tiene que bajar. Es una ley de la vida, como de la existencia que necesita del cambio para mantenerse estable. A un suspiro de cumplir los 33 años de edad, a Javier Hernández Balcázar la historia sigue llamándolo ‘Chicharito’. Al máximo goleador histórico de la Selección Nacional de futbol, sin embargo, hay quien le ha puesto ‘peros’ a lo largo de su carrera de 15 años. Su buen momento con el Galaxy no le alcanza para llegar al Tri que dirige ‘Tata’ Martino. Y es raro que las cuentas no den.

Estimado fan, deberás poner en balanza tus recuerdos para dar una opinión concreta sobre este personaje. ¿Por qué no acaba de ser adoptado como un jugador fuera de serie que pisó los mejores escenarios del futbol mundial?

Su salida de Chivas para iniciar en Europa con el Manchester United y su paso por el Real Madrid fueron destellos fulminantes de un trayecto marcado de forma sólida.

No se trataba de cualquiera, sino ¡del ‘Chicharito’, nieto de don Tomás Balcázar, campeonísimo de la Chivas entre los 50 y 60, e hijo del primer ‘Chícharo’ que llegó al Tri, en la década de los 80 –aquel veloz extremo que no rebasaba el metro 65 de estatura pero que insólitamente tenía un resorteo bárbaro sobre sus dos piernas pequeñas, pero con un resorteo descomunal, para realizar muchos goles de cabeza con Tecos de la UAG, donde hacía pareja con el crack uruguayo Antonio Alzamendi.

Por eso es que Bora Milutinovic lo llamó al camino rumbo a la Copa del Mundo México 86. Sus cuates le pusieron ‘Chícharo’ porque eso parecían sus ojillos verdes, un par de guisantes pispiretos–.

EL MERCADO DE LA NOSTALGIA

Cuando Hugo Sánchez saltó al futbol español, la locura de la ‘Hugomanía’ estaba lejos de aparecer. Primero tuvo que picar piedra y él mismo cuenta cada vez que puede, porque se percibe que además lo disfruta, tuvo que sobreponerse a los insultos, hasta que después de dos años pudo al fin asentarse con el Atlético de Madrid y lograr su primero de cinco Pichichis, galardón al máximo goleador del futbol español al término de cada temporada. Su pase al Real Madrid tuvo un reflejo apoteósico en México. Cada vez que jugaba el equipo merengue era motivo de celebración. El fallecido Tigre Emilio Azcárraga celebraba que ‘Hugol’ fuera una estrella más de su canal 2, donde generalmente eran pasados los partidos del equipo blanco. El rating era bestial, porque, además, en el campo Hugo respondió siempre: era titular, no se lesionaba, jugaba todos los partidos y hacía goles por racimos.

Cuando el ‘Chicharito’ Hernández  llegó al Viejo Continente, la edad y el carisma innegables lo ubicaban de entrada en el catálogo de lo memorable, al lado de Hugo. Tal como pasó en su momento con Luis García, que llegó al Atlético de Madrid, después de Pumas, pero su camino destacado no floreció como el del Pentapichichi. Así pasaron otras rutas sin destino mayor como el del ‘Abuelo’ Cruz, el ‘Chepo’ de la Torre, Cuauhtémoc Blanco, entre otros.

Siempre, el punto de comparación con Hugo, pero nunca tan cerca como él. Pero el ‘Chicharito’ vaya que se le pareció en un inicio.

De hecho, la zaga de las películas Goal!, producidas por la FIFA se lanzaron en un tiempo en el que Javier Hernández brillaba en une quipo de estrellas como el eterno relevo de lujo, donde siempre ingresaba para marcar gol.

El personaje interpretado por Bruno Becker es muy parecido –vamos, hasta el corte rape de pelo era idéntico– pues representa a un chico de ascendencia mexicana que iba a Inglaterra donde se curtió contra todo en contra, para después brincar al Real Madrid, en una inspiradora historia de superación.

La ‘Chícharomanía’ surgió. De manera parecida a lo que sucedía con Hugo dos décadas atrás, las familias mexicanas estaban pendientes de si Chicharito entraba y hacía gol. En centros comerciales, los comenzales pedían en restaurantes que le pusiera al partido del ‘Chicharito’… “¡Goooool de Chichadios”…!, exclamaban las damas fans de diversas y múltiples edades.

EL SALTO

Tras su primera temporada con el ManU el valor de Hernández fue tasado en 33 millones de dólares.

Fue prestado a los merengues en 2014 por un año y pudo jugar partidos como titular por las lesiones de Karem Benzema y Gareth Bale. Conquistó ahí ese año el Mundial de Clubes y acabó con nueve goles y cinco asistencias para anotación en 31 partidos.

Pasaría después al Bayer Leverkusen de Alemania, West Ham United inglés y Sevilla de España donde su participación fue más discreta.

Cuando parecía que todo se estancaría para Javier, llegó la oferta del Galaxy de Los Angeles por 12 millones de euros y firmó su contrato el 21 de enero de 2020.

El año pandémico fue también de sequía para el ‘Chicharito’ de la MLS, con lesiones y baja de juego en la que fue relegado definitivamente a la banca. Sin embargo, tuvo un nuevo aire en este 2021, porque en cinco partidos logró anotar siete goles.

CUANDO NO ALCANZA… POR CUALQUIER COSA

El actual director técnico del Tri es el argentino Gerardo ‘Tata’ Martino, Aún sin disputar nada sobresaliente o comprometedor, lleva un estilo sobrio mientras ocupa la silla maldita que ha significado para muchos en su cargo.

Opina sin rodeos cada vez que le preguntan los reporteros de la prensa internacional en conferencias casi siempre por zoom, debido a las condiciones pandémicas.

Asegura que si no llama al ‘Chicharito’ no es por su baja de juego, sino porque simplemente quiere ver a otros delanteros.

Para la preparación de dos eventos en puerta, sin embargo, prefirió llamar al jugador de Chivas, Alexis Vega, al del América, Henry Martín, y al siempre inconstante Alan Pulido, del Sporting Kansas City. Raúl Jiménez sigue en recuperación de su golpe en la cabeza. Ni siquiera consideró llamar al regular delantero mexicano de ascendencia peruana Santiago Ormeño, el mejor goleador nacional de la actualidad en la Liga BBVA MX (hizo 15 goles en el torneo regular).

¿Por qué no le alcanza a Hernández este despertar para ser considerado? Nada que tenga que ver con lo futbolístico. Sin embargo, tampoco tendría que saberse públicamente si hubo alguna discusión entre ellos.

Tampoco por historia se tiene que convocar jugadores a la Selección, porque si así fuera los 48 goles en 86 partidos que lleva el ‘Chicharito’ quedan como ahí, como son todos los récords, cifras odiosas para muchos porque registran las distancias como resultado de las contiendas, para la historia.

Al final, Martino le abrió un poco la puerta al decir que no está descartado para próximos compromisos, como la Copa Oro.

LOS TRASPIÉS

Aunque no lo reconozca, el peor enemigo del ‘Chicharito’ Hernández fue él mismo.

Sin duda hay un antes y un después de la muerte de su abuelo don Tomás, en abril de 2020, por largas complicaciones del sistema digestivo. Al parecer era quien ponía siempre en la tierra los botines del tapatío.

Declaraciones tronantes como “soy leyenda” cuando arribó a la MLS más sus videos despreocupados en redes sociales que mostraban a un hombre mal hablado, en terrible forma física que explicaba su mal momento futbolístico, exhibieron a un hombre detrás del jugador que seguramente sufría, harto de muchas cosas que solamente él conoce bien.

Nada que ver con el mesurado joven que partió con un puño de sueños a su aventura europea. El mismo arquitecto de su fortuna en el inicio de su carrera, bien guiado por su padre y su abuelo, Javier tuvo una mala racha fuera del terreno de juego, que derivó un descuido en su marca personal.

Apenas en 2017 el portal estadounidense Celebrity Net Worth, autodenominado como el website de los futuros billonarios, y que reporta los activos y movimientos financieros de las figuras públicas, expone que el patrimonio de Javier constaba de 17 millones de euros.

Habría que analizar cuánto dinero perdió o dejó de ganar en el tiempo posterior, pero su imagen pública sufrió algunos estragos que, sin embargo, pareciera que ese tiempo negro comienza a pasar como la pandemia.

Quienes lo critican por ser solo un cazador de goles, reconocen en él su gran cualidad que lo hizo trascender, pero sin llegar a ser el ídolo que él creyó hace poco y que le hizo voltearse en contra el vestidor de sus compañeros del Galaxy.

A ver si le alcanza para sumar su cuarto Mundial en Qatar 2022, para ver si se puede rescatar a sí mismo como la lovemark que por momentos fue en un tiempo no tan distante.

Fuentes externas: Fortuna, El Heraldo de México, Fan Datos de CID Consultoría

¿Quién es Héctor Quispe?

Periodista y consultor. Dirige CID Consultoría, casa de soluciones en cifras y contenidos enfocados en el fan y su identidad; es MBA en Dirección y Gestión de Entidades Deportivas, por la Universidad Europea de Madrid; tiene la especialidad de Periodismo Deportivo, por el Programa Prensa y Democracia de la Universidad Iberoamericana. Coordina el Diplomado de Periodismo Deportivo Digital en la Escuela Carlos Septién García, y da clases en el de Marketing and Communication for Sports Brands, en la Universidad Anáhuac. Su análisis es consultado por diferentes medios en torno a negocios y deporte: Red Forbes, MedioTiempo, Expansión, El País, Fox News, Telemundo, Foro TV y TUDN, entre otros, además de que funge como Senior Editor en el diario AM de Querétaro desde noviembre de 2020. Es coautor del libro “Cómo hacer Periodismo Deportivo. Una visión Iberoamericana”, y publica esta columna cada jueves en la multiplataforma de Reporte Índigo.

Exit mobile version