¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Opinión

Tanto el gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón, como el secretario General de Gobierno, Manuel González Flores, han negado una preocupación mayor por la posible sanción que podría llegar por parte del Congreso local, después de la solicitud del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, que pide un castigo por haber desviado recursos humanos y materiales del gobierno para la recolección de firmas de “El Bronco”.

Lo cierto es que más allá de que públicamente señalen que no tienen miedo y digan estar tranquilos, las relaciones del Ejecutivo con el Legislativo local no pasan por su mejor momento, y nos comentan que algunos diputados locales no olvidan algunos agravios del mandatario estatal o del secretario General ¿Quizá los que estuvieron en la legislatura pasada?

Asimismo, hay más de un legislador con proyecto político rumbo a 2021, y qué mejor manera de atraer reflectores para sí mismo o para su partido que exigiendo sanciones ejemplares para Jaime Rodríguez y para Manuel González. No se puede pasar por alto tampoco que la fecha límite que estableció el Tribunal para la sanción es el 1 de diciembre, justo cuando la discusión del presupuesto 2020 estará en pleno apogeo.

El Bronco ya adelantó que contratará a un abogado para que lleve el caso, aunque no ha sido notificado formalmente, mientras que Manuel dijo que está esperando la resolución para decidir si promueven algún recurso legal.

Ambos suenan muy seguros, a pesar del ambiente adverso que se percibe ¿Tendrán algún as bajo la manga?

Exhibe CEDHNL a diputado homofóbico

El diputado local, Juan Carlos Leal Segovia, exintegrante de la bancada de Morena, recibió una recomendación por la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), tras emitir comentarios discriminatorios contra la comunidad LGBTTTIQ+.

Pero más allá de este llamado, que va en el sentido de no repetir estas conductas, lo realmente complicado será que el ahora legislador del Grupo Parlamentario del Partido Encuentro Social verdaderamente pueda cambiar sus formas, que realmente pueda entender que en su papel de legislador, no puede discriminar a nadie.

Leal Segovia se ha caracterizado más por la polémica que generan sus ideales conservadores, que por proponer leyes o iniciativas para los ciudadanos, lo que es parte de su trabajo. Y ahora esta recomendación para el diputado sin duda se trata de un duro golpe para su historial político.

El mensaje fue claro de la CEDHNL: vulneró los principios de dignidad, igualdad y no discriminación, consagrados en el artículo primero de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos ¿Entenderá el mensaje?


* Esta opinión no refleja la del periódico
Comentarios