¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Opinión

El gobernador Jaime Rodríguez Calderón ha decidido cortar por lo sano para evitar las contradicciones recurrentes de los funcionarios de su gabinete y anunció que él mismo será a partir de próxima semana el único vocero del gobierno.

Esta decisión de ‘El Bronco’ llega tras las declaraciones que dio el secretario general de Gobierno Manuel González respecto al impuesto del 1.5 por ciento sobre los conductores de plataformas digitales como Uber, Didi o Cabify.

El que queda afectado es el propio Manuel González, quien hasta el momento se había convertido de facto en el vocero del gobierno, más por un afán protagónico que por otra razón.

Se confirma también el distanciamiento de Jaime Rodríguez con su ‘número dos’, el cual ya se venía acentuando en los últimos meses, de ahí que ‘El Bronco’ haya impulsado en su momento a Waldo Fernández para que fuera el único vocero.

No es la primera vez que ‘El Bronco’ tiene que salir a corregirle la plana a González; hace apenas unas semanas, en plena controversia con los transportistas, y cuando se estaba cabildeando en el Congreso el financiamiento para la requisa del transporte público, el secretario General afirmó públicamente que el estado podría concesionar las rutas, lo que fue desmentido unas horas después por el mandatario estatal.

La otra lectura por la percepción de inseguridad

En la más reciente Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana, la cual publica el lNEGI trimestralmente, señala que las principales ciudades de la Zona Metropolitana tuvieron una mejoría en cuanto a la percepción de inseguridad al cierre del segundo trimestre de este año en comparación con el primero.

El caso más notorio fue el de San Pedro, que tuvo un porcentaje de percepción de inseguridad de 18.9 por ciento a junio de 2019, mientras que en el ejercicio anterior (marzo de 2019) la percepción fue del 34.5 por ciento.

El resto de las ciudades evaluadas como Monterrey, Apodaca, Guadalupe, Escobedo, San Nicolás o Santa Catarina también tuvieron un descenso en sus niveles de percepción de inseguridad respecto al ejercicio anterior.

Lo cierto es que al comparar estos porcentajes con el mismo trimestre de 2018, dos ciudades registraron un incremento en su percepción de inseguridad, se trata de Monterrey y Escobedo.

En la capital del estado el porcentaje pasó de 74 por ciento a junio de 2018 al 76 por ciento en junio de 2019; mientras que en el caso de Escobedo se pasó de 43 a 46 por ciento.

Ambos municipios son gobernados por los que son hasta el momento los priistas mejor posicionados para una eventual candidatura a la gubernatura: Adrián de la Garza y Clara Luz Flores.

Además ambos fueron reelectos precisamente en 2018. Clara Luz Flores también es presidenta de la Conferencia Nacional de Seguridad Pública Municipal y el modelo de seguridad de Escobedo se presume como el esquema a seguir en los municipios.

Con estas cifras, ¿cuál es el criterio para presumir un modelo exitoso?


* Esta opinión no refleja la del periódico
Comentarios