Muy requerido ha estado en los últimos días Javier Flores, exprocurador del Estado en el sexenio del exgobernador Rodrigo Medina.

En su despacho de la colonia Chepevera se ha visto un gran movimiento de camionetas blindadas y escoltas.

¿Cuál es el motivo?

Pues que Javier Flores se está convirtiendo en el súper asesor legal de los exfuncionarios estatales acusados por el gobierno de Jaime Rodríguez, “El Bronco”.

Junto con el abogado César Garza, Flores lleva la estrategia jurídica para combatir la acusación que presentó en contra de los excolaboradores de Medina la Fiscalía Anticorrupción que encabeza Ernesto Canales.

Flores debería de medirle las aguas a los camotes antes de entrarle… no le vayan a sacar sus trapos sucios que dejó en la Procuraduría estatal.

Posponen citación a Rodrigo

De última hora la Fiscalía Anticorrupción del Estado pospuso hasta el fin de semana o hasta la próxima la petición para que el exgobernador Rodrigo Medina acuda a la audiencia de imputación.

Esa acción estaba contemplada para el día de ayer, sin embargo algo cambió en el cronograma armado por Ernesto Canales y Aldo Fasci.

¿Y qué fue lo que pasó?

Pues que al parecer el ofrecimiento que hizo el gobierno de Jaime Rodríguez, “El Bronco”, de inmunidad a cambio de información, tuvo buen efecto.

Nos aseguran que entre el martes y ayer acudieron varios exfuncionarios estatales para adherirse al programa de testigos protegidos y soltar la sopa.

‘No me robé nada’

No una sino varias veces le ofrecieron la oportunidad de aceptar su responsabilidad en el desvío de recursos del erario, pero siempre lo negó.

“No me robé nada”, aseguraba el exfuncionario.

Sus compadres cercanos le insistían para que se declarara culpable, que regresara el dinero, pero el personaje seguía negando lo que después fue más que evidente.

El hombre había perdido su oportunidad de negociar su pena y días después fue arrestado por la Procuraduría del Estado a cargo del partido contrario y recluido en el Penal del Topo Chico.

El protagonista de la historia tiene nombre y apellido: Xavier Doria, extesorero del Estado, detenido hace casi 20 años acusado de desviar recursos del erario al PRI de Nuevo León.

¿O de quién pensaban?

César Herrera de vuelta

Muy contento (y muy quemado) regresa a Monterrey después de varios meses de campaña en Quintana Roo César Herrera.

El operador panista anduvo en el Caribe pero por chamba. Fue artífice del triunfo de la alianza PAN-PRD en la elección por la gubernatura y en la de algunos municipios claves donde ganaron los azules aliados con los perredistas.

Bajo la coordinación de Herrera estuvo toda la estrategia de tierra y de aire en las campañas a las alcaldías de Playa del Carmen, Cozumel y Othón P. Blanco, donde los candidatos postulados por la alianza lograron ganar sorpresivamente.

El panista también colaboró en la campaña de Carlos Joaquín, el candidato que el domingo logró quitarle al PRI este estado donde nunca había perdido el tricolor.  Sus bonos andarán ahora por las nubes.