¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Opinión

Después de que la administración estatal diera a conocer un video en donde el ya famoso ‘dron’ de 50 y tantos millones de pesos resulta clave en la captura de dos delincuentes (en la ficción), el gobernador Jaime Rodríguez Calderón también adelantó que la aeronave no tripulada también auxiliará a la Secretaría de Desarrollo Sustentable estatal a monitorear la calidad del aire en Nuevo León. Al dron se le instalará un sistema de monitoreo ambiental que supuestamente auxiliará a tomar mejores decisiones ambientales. Eso sí, como en muchos otros anuncios, el ‘Bronco’ no dio más detalles de cuando se contará con este sistema ni específicamente como va a operar. A estas alturas, parece más que el mandatario está empeñado en justificar el enorme gasto de la tan cuestionada aeronave. En teoría el gasto de más 50 millones sonaría a poco si el dron verdaderamente auxiliara a resolver los problemas de seguridad y contaminación, dos de los más graves en la entidad, pero del dicho al hecho.

¿Prepara Montiel su estructura?

El programa “Revire” de escrituración de Fomerrey, dependencia a cargo de Eugenio Montiel Amoroso, tiene preocupado a más de un político de Nuevo León, sobre todo por la visibilización que ha ganado este programa al ir casa por casa para que las familias se beneficien en el municipio de Monterrey.

Llama mucho la atención que los funcionarios de esta dependencia están utilizando el color guinda, similar al que tiene Morena, lo que ha generado desconcierto. Más de uno se pregunta por las verdaderas intenciones de Montiel y aseguran que detrás de todo esto hay un proyecto rumbo a la sucesión en la alcaldía de la capital regia en 2021.

Pese a que este programa ha venido fortalecer la relación de las familias regias con Fomerrey, el activismo de Montiel no ha pasado desapercibido, y nos comentan que ya dejó indicios cuál sería su camino.

A Montiel se le asocia con este municipio por su paso como regidor, donde fue un verdadero dolor de cabeza para sus compañeros panistas durante la administración de la exalcaldesa Margarita Arellanes. Además de que para los blanquiazules, Montiel fue clave para que llegara Adrián de la Garza a la silla del municipio de Monterrey en la primera elección en 2015.

Se nos asegura que ya se inició una campaña de “fuego amigo” contra Monitel por funcionarios estatales y por un grupo de excompañeros, quienes no le perdonan su salida del PRI.

Aquí lo que vale la pena preguntarse es ¿tendrá Montiel el apoyo político y empresarial para resistir un embate de desprestigio? ¿Será casualidad la elección del color guinda que utilizan sus operadores en Fomerrey? ¿Buscará el apoyo de Morena o será que el partido guinda ya está apostando por el funcionario? A pesar de que faltan más de dos años para la elección nunca es muy pronto, sobre todo considerando que la capital de Nuevo León será uno de los cargos más peleados en 2021.


* Esta opinión no refleja la del periódico
Comentarios