¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Opinión

Contra lo que muchos suponen, la regla de oro para los equipos que llegan al Super Bowl es mantener las costumbres y rutinas de cada semana en temporada regular y playoffs, los coaches, coordinadores, auxiliares, utileros realizan sus tareas preparando el “próximo juego” aunque este sea el Super Bowl, se estudia y analiza al rival, se practican y afinan jugadas ofensivas y defensivas, estrategias como en cualquier otro juego de la temporada, esta fase termina el viernes previo a, en este caso, domingo del juego, los jugadores no se concentran en esta semana pero deben reportar, en este caso, el domingo, para el viaje a Miami y entonces sí ¡Showtime!

NO NEWS, GOOD NEWS

Se deja venir la semana del Super Bowl con todos los compromisos extracancha que esto conlleva, “Día de Medios”, entrevistas “mañaneras” del coach, gente del staff y en ocasiones algunos jugadores que van dando la información que entonces fluye a cuentagotas, porque realmente ya no se generan noticas de impacto a menos que surja por ahí algún tema o escándalo, los lesionados y su evolución se informan a través de boletines, es irónico, pero para el martes ya estamos en la ciudad del Super Bowl la gran mayoría de medios acreditados buscando noticias, aunque más bien el tema de medios evoluciona a una especie de Convención de Medios de NFL y es ahí en donde surgen historias y anécdotas.

Mientras esto ocurre en la ciudad y a medida que pasan horas y días los aficionados que llegan al Gran Domingo se incorporan al “Fan Zone”, y ya para la tarde noche los restaurantes y bares son loa “ganones” en esta Fiesta.

¿Y LOS EQUIPOS DEL SUPER BOWL?

La NFL reserva varios de los principales hoteles de la ciudad, dos de ellos en exclusiva para los equipos que mantienen su rutina de entrenamientos enfocados en el pulir jugadas, acondicionamiento físico y las actividades privadas que el staff ha preparado para una concentración larga y poco usual. A diferencia de otros deportes como el futbol, la NFL privilegia concentraciones cortas previa a cada partido, la confianza se privilegia en el convivir con las familias en casa, ya el Super Bowl es otra cosa, el equipo se concentra a partir del domingo rompiendo filas al final del juego, las familias se alojan en otro hotel y las horas de visita van a criterio de cada equipo. Por supuesto un factor clave en esta semana del Super Bowl es mantener la rutina y concentración por encima de todo evitando que la gigantesca ola mediática genere presión y devore los “nervios” de los jugadores.

El día del partido, la llegada al estadio con horas de anticipación, el equiparse y por fin saltar al campo a los ejercicios de estiramiento y calentamiento son ese primer contacto con el juego que vendrá después, es el juego grande que muchos han soñado y al que muy pocos, incluso grandes figuras, logran siquiera acercarse, es el Super Domingo, pero antes hay que pasar la semana del “Show Time” a la que hay que sobrevivir… así de fácil…


* Esta opinión no refleja la del periódico

Notas relacionadas

Mar 23, 2020
Lectura 3 min

Desde mi palco

Desde mi palco: NFL: EFECTO DOMINÓ

Alfredo Domínguez Muro


Mar 23, 2020 Lectura 3 min

Mar 17, 2020
Lectura 3 min

Desde mi palco

Desde mi palco: Rally Mex: Extranjeros presionaron

Alfredo Domínguez Muro


Mar 17, 2020 Lectura 3 min

Mar 13, 2020
Lectura 2 min

Desde mi palco

Desde mi palco: F1, efecto dominó

Alfredo Domínguez Muro


Mar 13, 2020 Lectura 2 min

Mar 9, 2020
Lectura 3 min

Desde mi palco

Desde mi palco: Rafita y Memo

Alfredo Domínguez Muro


Mar 9, 2020 Lectura 3 min

Comentarios