¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Opinión

Rafita Puente y su dosis diaria de esa soberbia que a veces le ciega, confunde ese don que posee de la palabra fácil y comodina frente a un micrófono con la verdadera profesión de Periodista, que está muy, pero muy lejos, del concepto que ni siquiera conoce o ha practicado seguramente porque no siente necesidad de hacerlo, los principios elementales de nuestra Profesión que Rafita define muy equivocadamente según sus palabras: “una zona de confort” en la que seguramente él sí ha vivido en los medios que alguna vez le compraron ese verbo facilón y sí, muy comodino, de ser solo un opinador vestido de Tele.

MEJOR NI LO INTENTES

A “Rafita” Puente le valdría aprender de su padre, mi querido Rafa, una buena dosis de humildad y, de paso, debería también cumplir sus propias frases, así que el día que salga del Atlas ya no regrese a lo que él llama “Zona de Confort”, y de paso aprenda a conocer y respetar nuestra Profesión de Periodistas que es un compromiso de vida que requiere una gran disciplina, dedicación, vocación, trabajo de investigación, perseguir las notas, estudiar, saber comunicar, sacrificar horas y momentos de vacaciones, esparcimiento y tiempo con nuestros seres queridos, los Periodistas no tenemos fechas sagradas ni compromisos por encima de nuestra vocación, lo que has hecho Rafita en los medios es jugar a la Tele, comentar de fut, dar tus opiniones y ya, muy, pero muy lejos, de lo que es, por ejemplo, un Reportero que “se mata” por una nota al que no respetas te y te dirigiste hace unos días con un menosprecio absurdo.

PALABRAS SOBERBIAS Y HUECAS

Hace unos días el actual técnico del Atlas, ex incipiente “actor”, opinador de Tele, se lanzó con esta absurda declaración llena de soberbia, menospreciando, quiero suponer que fue sin darse cuenta, a nuestro gremio: “El día que me sienta presionado, prefiero dedicarme a lo que ustedes (reporteros y periodistas presentes y no presentes) practican. Que es una profesión que he ejercido (¿¿¿???), que respeto mucho, y te provee de una zona de confort, de mínimo riesgo, porque no hay riesgo. El día que me sienta presionado a lo mejor doy un paso al costado y me dedico a eso donde puedo hacer una larga carrera (¡Ah jijo!) y no tenía ningún problema. O sea que te comes el mundo a mordidas, mejor quédate por donde estás y ojalá triunfes más allá de aquel Ascenso con Lobos BUAP, al fin y al cabo que lo que tú has hecho en la Tele es solo el papel de “opinador cómodo”. El tema aquí no es que “lo dijo sin ánimo de ofender”, lo absurdo es que así lo piensa y cobra importancia al ser el técnico del equipo de Primera División de una gran institución como es el Atlas… así de fácil…


* Esta opinión no refleja la del periódico

Notas relacionadas

Sep 14, 2020
Lectura 3 min

Desde mi palco

Ni el caos detiene a Hamilton y al US Open

Alfredo Domínguez Muro


Sep 14, 2020 Lectura 3 min

Sep 7, 2020
Lectura 4 min

Ago 27, 2020
Lectura 3 min

Desde mi palco

Desde mi palco: ¿Y si Messi se espera?

Alfredo Domínguez Muro


Ago 27, 2020 Lectura 3 min

Ago 23, 2020
Lectura 4 min

Desde mi palco

Desde mi palco: Neuer se roba la Champions

Alfredo Domínguez Muro


Ago 23, 2020 Lectura 4 min

Comentarios