¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Opinión

Al darse silbatazo final del Oakland Raiders – Jacksonvile Jaguars de este domingo se cerrará el libro de una era maravillosa, singular y llena de historia y leyenda, los Raiders, a menos que califiquen de carambola, dejarán de llamarse Oakland Raiders para convertirse en Las Vegas Raiders, suena raro que el equipo que representa al “Pueblo Rudo Americano”, al ciudadano “clase media baja”, a la “Nación Raider”, ahora viva, juegue y presuma ser un “Nuevo Rico” en Las Vegas, estoy seguro que esto no ocurrirá, el ADN de los Raiders se va a Las Vegas en el primer camión de la mudanza, a “La Nación Raider” la han criticado, abucheado y copiado pero nunca nadie ha logrado conectar la identidad de los millones de seguidores con su equipo como Los Raiders, basta ver las caracterizaciones en cada juego, son originales, únicas, espontáneas superando a las oficiales que venden en las tiendas.

DARK VADER

Quizá solo Dark Vader logra el consenso universal de representarlos, los seguidores Raiders son únicos, en especial aquellos de la llamada zona “Black Hole”, ubicada antes detrás de la banca de visitantes y hasta hoy en una de las cabeceras, ahí se acomodan los más radicales, los atuendos del llamado “Sunday Halloween”, son intimidantes y hasta agresivos con los equipos rivales cometiendo a veces excesos pero rara vez se salen de control.

ESPANTOSO Y LEGENDARIO

En caso de que se metieran a Playoffs sería como comodín y jugarían de visitante toda la ruta, así que lo que sí es un hecho es que jugarán su último partido como locales en el vetusto, incómodo, espantoso pero legendario, Oakland Alameda Coliseum, su casa por casi medio siglo, el último estadio viejo que queda, construido en los 60s para jugar beisbol y futbol americano, el único que aún tiene el montículo y senderos del infield de tierra permanente por donde tienen que fajarse los de la NFL batallando por no resbalar al cambiar de césped a tierra y viceversa, nunca fue una ventaja real para los Raiders que sufrieron varias lesiones en esas superficie.

RAIDERS, LOS NUEVOS RICOS

Cuando en el Verano de 2020 los Raiders jueguen su primer partido en su nueva casa, el imponente “Allegiant Stadium”, de 1,800 millones de dólares para acomodar 72 mil espectadores cómodamente sentados y ubicados con zonas comerciales, restaurantes, bares, techo retráctil, aire acondicionado, super elegante zona VIP digna de Las Vegas, estoy seguro que el equipo no cederá a la tentación de sentirse y vivir el día a día como nuevos ricos, por el contrario, el ADN de la Nación Raider no desaparece, solo se mudará a la Ciudad de los sueños, Las Vegas, en donde se dice que nada es imposible y que los sueños, al menos por unos días, se hacen realidad… así de fácil…


* Esta opinión no refleja la del periódico

Notas relacionadas

Feb 24, 2020
Lectura 4 min

Desde mi palco

Desde mi Palco: WGC México: al estilo de José Alfredo

Alfredo Domínguez Muro


Feb 24, 2020 Lectura 4 min

Feb 21, 2020
Lectura 5 min

Desde mi palco

Desde mi Palco: WGC-México: ¡Todos contra Rory!

Alfredo Domínguez Muro


Feb 21, 2020 Lectura 5 min

Feb 17, 2020
Lectura 3 min

Desde mi palco

Desde mi palco: Atlas: El que perdona pierde

Alfredo Domínguez Muro


Feb 17, 2020 Lectura 3 min

Feb 14, 2020
Lectura 3 min

Desde mi palco

Desde mi palco: Rafita, el que se ríe se lleva

Alfredo Domínguez Muro


Feb 14, 2020 Lectura 3 min

Comentarios