Si algo le faltaba a esta atípica temporada de las Grandes Ligas es que las coincidencias, esas que siempre aparecen como cábalas y hasta amuletos, nos entregan un dato fantástico, el súper figurón y leyenda de la NBA, Earvin “Magic “ Johnson es hoy accionista de los Dodgers y por lo tanto, en caso de ganar la Serie Mundial, “Magic” obtendría su sexto anillo de campeón, sumado a sus cinco títulos de NBA en los años 1980, 82, 85, 87 y 1988 todos con los Lakers.

Y por si esto fuera poco, el último título de los Dodgers lo celebraron en ese 1988 junto con los Lakers de Magic y Kareem Abdul-Jabar, campeones de la NBA esa misma temporada, última ocasión en que la ciudad de Los Ángeles presumió esos dos títulos de Grandes Ligas y NBA en el mismo año.

TEMPORADA ATIPICA

En una temporada totalmente atípica que se reinventa, obligada, casi cada semana o cada día por este espantoso tema de la pandemia, ocurre algo inusitado que sí cae dentro de los esperado, a esta Serie Mundial 2020 de las Grandes Ligas que estamos viviendo llegan los dos mejores equipos, los eternos Dodgers dominaron los números de principio a fin en la Liga Nacional, mientras que los sorprendentes Mantarrayas (Rays para abreviar) de Tampa Bay hicieron lo propio en la Liga Americana.

La temporada atípica se redujo a 60 de los 162 juegos que componen la temporada regular de Grandes Ligas, es decir, se jugó poco más de la tercera parte acostumbrada, no hubo tiempo, por ejemplo, de caer en rachas negativas y eventualmente recuperarse, las rotaciones de pitchers abridores sufrieron más de la cuenta, aparecieron muchas lesiones y bajas de juego que obligaron a los equipos a traer, llevar y regresar jugadores de sus sucursales de Ligas Menores que por la pandemia cancelaron sus temporadas, de hecho, hubo equipos que debutaron jugadores en plenos playoffs.

Por si fuera poco no hubo partidos fuera de las zonas geográficas establecidas de tal manera que no fueron resultados de temporada con total justicia deportiva, los de California, por ejemplo, nunca enfrentaron a los de Boston, New York o Florida, aun así, Tampa Bay terminó con record de 40 ganados y solo 20 derrotas, superando en su división a los Yanquis (33 – 27) y a los líderes de las otras divisiones, Mellizos de Minnesota (36-24) y Atléticos de Oakland (36 – 24), los “Rays” echaron a los Astros de Houston que calificaron como “comodín” con record 29 – 31 en la lucha por el banderín de la Liga Americana.

En la Liga Nacional, los Dodgers (43 – 17) superaron a los Cachorros de Chicago (34 -26) y Bravos de Atlanta (35 – 25), a quienes ganaron en la final del título y boleto a esta Serie Mundial.

JULIO URIAS

Si bien los reflectores de la Serie por el título de la Nacional se lo llevan los tremendos bateadores y enormes defensivos Cody Bellinger y Mookie Betts, nuestro paisano lanzador, orgullo de Culiacán, Julio Urías, ha destacado en el bullpen de los Dodgers, lanzando literalmente en donde lo acomodan, lo ha hecho bien como abridor, relevo corto, relevo medio y el domingo como cerrador, lanzando impecable las tres últimas entradas sin que nadie le pisara la primera base en la decisiva victoria sobre los Bravos de Atlanta que les dio el pase a esta Serie Mundial.

Así las cosas pues, en el beisbol, el deporte que todo lo mide, las Grandes Ligas se han adaptado a situaciones atípicas por todos lados, la temporada llega a su fin esta semana con la Serie Mundial en donde, curioso, lo único no atípico es que la juegan los dos mejores equipos de la MLB… Así de fácil…