¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Opinión

Previo al Gran Premio de Alemania las cosas pintaban predecibles y hasta aburridonas como toda la temporada color “Plata Mercedes”, con Lewis Hamilton dominando las clasificaciones en contraste con el desastre del Rojo Ferrari con Sebastian Vettel arrancando en último lugar y el joven Charles Leclerc en la 10ª posición por problemas en los turbos de sus máquinas.

Ya en el Domingo de carrera los “Dioses de la Pista” se compadecen y pactan con “San Pedro” para dejar caer una tremenda lluvia que fue y vino sobre la pista, lo que permitió emparejar condiciones y soltar el talento de pilotos hasta este día subordinados a las limitaciones de presupuestos, motores y telemetrías, Max Verstappen en nivel “Maestro” lo supera todo llevando al límite su Red Bull Honda, y hasta se sobrepuso a un trompo de 360 grados para festejar la 7ª victoria en su carrera, mientras Sebastian Vettel después de su vergonzoso último lugar de la arrancada sacó del closet su enorme talento casi olvidado y con hambre de novato puso a su Ferrari en el segundo lugar remontando 18 posiciones, el Ruso Daniel Kvyat dejó los fantasmas de su temperamento incontrolable para mostrar ese talento que lo trajo a la F1 llevando su Toro Rosso Honda al pódium por segunda vez en once años, el Canadiense Lance Stroll, compañero de nuestro Checo Perez en Racing Point Mercedes, supera sus miedos e imprecisiones para dejar fluir su talento asumiendo riesgos con valor metiéndose en ese 4º lugar que su Escudería no veía desde hace un buen rato, todo esto en un carrerón que generó duelazos por todos lados a lo largo de las 64 vueltas al Circuito de Hockenheim, la lluvia obligó también a los equipos a llevar al límite sus estrategias con hasta 5 visitas a pits para cambiar neumáticos conforme la lluvia iba y venía.

¿Y LOS MERRCEDES?

Fracasaron las “Flechas Plateadas” por errores puntuales del campeonísimo Lewis Hamilton estrellando su Mercedes, visitar los pits para reparar el daño sorprendiendo a su equipo que no lo esperaba mientras que Valtteri Bottas pierde el auto al intentar rebasar por el tercer lugar al Canadiense Lance Stroll que nunca se dejó impresionar, fracaso total de Mercedes en su propia casa.

EL ERROR DE CHECO

Rara vez Sergio Pérez comete un error, esta vez fué solo uno, pero le cuesta estrellar su auto sin poder regresar a la carrera, el mismo reconoce ese pecado que es aún más doloroso porque la carrera se abrió para todos justo en las condiciones que a Checo le favorecen y disfrutan, sin duda ver el 4º lugar de su compañero Lance Stroll la frustración y el coraje se duplican.

Así las cosas pues, en medio de su soberbia la F1 recibe una lección que ojalá reconozcan, cuando las condiciones son más parejas las carreras se convierten en auténticos carrerones… así de fácil…


* Esta opinión no refleja la del periódico

Notas relacionadas

Oct 21, 2019
Lectura 3 min

Desde mi palco

Desde mi Palco: No es Tigres… !Es Kuri!

Alfredo Domínguez Muro


Oct 21, 2019 Lectura 3 min

Oct 17, 2019
Lectura 3 min

Desde mi palco

Desde mi palco: Concurso de cínicos

Alfredo Domínguez Muro


Oct 17, 2019 Lectura 3 min

Oct 14, 2019
Lectura 3 min

Desde mi palco

Desde mi palco: MARATÓN: ¿RÉCORD, TRAMPA O SHOW?

Alfredo Domínguez Muro


Oct 14, 2019 Lectura 3 min

Oct 10, 2019
Lectura 3 min

Desde mi palco

Desde mi palco: Cuando Lauda tuvo miedo

Alfredo Domínguez Muro


Oct 10, 2019 Lectura 3 min

Comentarios