¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Opinión

Al fracaso de dos figurones, Nick Kyrgios, campeón defensor, y el “top ten” Alex Zverev, es el “Rey de Acapulco”, Rafa Nadal, el que rubrica su sitio de figurón, el que se echa a la espalda Nuestro Abierto Mexicano Telcel 2020, mientras que Renata Zarazúa, que llegó al torneo como invitada, se convierte en la “Cenicienta” a la que la carroza se le convierte nuevamente en calabaza en las semifinales.

RAFA NADAL, EL REY

El español no reparó ni en esfuerzo ni en derroche de su enorme calidad siempre a tope, desde el primer game nunca dio nada por hecho, tampoco regaló ni una bola, mucho menos dejó que los rivales se crecieran y cuando esto ocurrió, como en la semifinal con el búlgaro Grigor Dimitrov, que venía de vencer al suizo Stan Wawrinka en un partidazo agotador y hasta dramático, Rafa supo y pudo dominar a Dimitrov con tremendas derechas (y conste que es zurdísimo) paralelas a la línea que le generaron puntos decisivos, aunque en honor al búlgaro, éste nunca bajó los brazos, nunca dejó de jugar a tope y si no pudo derrotar a Nadal fue simplemente porque el de Mallorca es hoy por hoy el único que puede ponerle cara a Novak Djokovic en aquello de ser el “Numbero One” del tenis, lucha que por unos meses deja fuera al “Otro Grande”, Roger Federer, recuperándose de una operación, esperando regresar un par de semanas antes de Wimbledon.

KYRGIOS Y ZVEREV

Sin duda alguna la final adelantada se dio en la semifinal NADAL – DIMITROV, ambos hicieron la tarea que los colocaba hipotéticamente en ese sitio al que solo podría acceder Stan Wawrinka, derrotado por Dimitrov, en el lado bajo del “draw” es en donde las cosas se pusieron caóticas en la mismísima primera ronda, cuando el campeón defensor Nick Kyrgios debió abandonar el juego ante el francés Ugo Humbert por un problema en la mano de cobrar, de la que ya venía resentido, nuestro público lo despide injustamente con abucheos que el australiano, muy a su estilo irreverente, responde con señas nada amigables, ahí le faltó al sonido local dar a conocer la lesión.

Para la segunda ronda es el alemán sembrado número dos, Alex Zverev, quién sucumbe a su propio temperamento echando a perder su partido en beneficio del norteamericano Tommy Paul, que a su vez caería fácilmente ante su compatriota John Isner, al que superaría en semifinales su otro compatriota, Tylor Fritz, un “top 30” que en la final no pudo siquiera meter las manos al desesperarse, enojarse y hasta frustrarse por su incapacidad de acercarse a un Rafa Nadal que juega un tenis muchos pisos arriba que Fritz, el norteamericano deberá trabajar mucho en esas caídas anímicas principalmente ante un “Top Ten”, y más aún ante un “top 3” como Rafa que nada más olió el miedo y por ahí arrolló a Fritz.

LA CENICIENTA

El torneo femenil prometía mucho con la presencia de la ya muy veterana Venus Williams, la exnúmero Uno del mundo y ganadora de Wimbledon 2017, Sloane Stepehns preclasificada “uno” y la campeona defensora, la China Yafan Wang, por ahí aparecía como víctima segura nuestra compatriota Renata Zarazúa, que al no alcanzar nivel para calificar en forma directa recibió una invitación por parte de Mextenis como la mejor mexicana clasificada, sin historial ni ranking, Renata da la gran sorpresa superando a Sloane Stephens, luego superaría a la norteamericana Katie Volynets y luego a la eslovena Tamara Zidansek, para estrellarse ante la contundencia de la jovencita canadiense Leyla Fernández en el Estadio Principal, Leyla supera no solo a Renata sino al público totalmente entregado a nuestra compatriota, pero al final se le aplaude reconociendo su tenis y superioridad, esa noche de semifinales, a la Cenicienta del torneo la carroza se convirtió otra vez en calabaza, ojalá Renata se meta más a fondo, aproveche este empujón, se meta a torneos de bajo y mediando nivel para alcanzar puntos y entonces entre realmente al Circuito de la WTA, Acapulco puede ser para ella una gran experiencia que se quede en el anecdotario o el inicio de su verdadera carrera en el tenis profesional.

GRAN TORNEO

Nuestro Abierto cumple una vez más, sobradamente, a las expectativas de más de casi 50 mil espectadores sumados los días del torneo, organización casi perfecta, las áreas de comida, restaurantes, bares siempre son “El Lugar” para convivir con amigos, el Estadio cierra sus puertas con mucha dignidad para mudarnos al Nuevo Complejo unos metros más adelante, Nuestro Abierto no se detiene, siempre dinámico, siempre innovador, siempre acogedor, siempre pensando en nosotros sus fieles fans… así de fácil…


* Esta opinión no refleja la del periódico

Notas relacionadas

Sep 30, 2020
Lectura 4 min

Desde mi palco

Desde mi palco: DON NACHO: “¿CLÁSICOS? LOS CERILLOS”

Alfredo Domínguez Muro


Sep 30, 2020 Lectura 4 min

Sep 14, 2020
Lectura 3 min

Desde mi palco

Ni el caos detiene a Hamilton y al US Open

Alfredo Domínguez Muro


Sep 14, 2020 Lectura 3 min

Sep 7, 2020
Lectura 4 min

Ago 27, 2020
Lectura 3 min

Desde mi palco

Desde mi palco: ¿Y si Messi se espera?

Alfredo Domínguez Muro


Ago 27, 2020 Lectura 3 min

Comentarios