Desatan la ‘DaniManía’

Dani Alves comenzó su idilio con el futbol mexicano. Pumas realizó el fichaje bomba en lo que va de la segunda década del Siglo XXI

Dani Alves comenzó su idilio con el futbol mexicano. Pumas realizó el fichaje bomba en lo que va de la segunda década del Siglo XXI Dani Alves de Pumas durante el partido Pumas UNAM vs Mazatlan FC, correspondiente a la Jornada 05 del Torneo Apertura 2022 de la Liga BBVA MX en el Estadio Olimpico Universitario, el 27 de julio de 2022.

Comparte esta nota

A sus 39 años de edad, Dani Alves comenzó su idilio con el futbol mexicano. Pumas realizó el fichaje bomba en lo que va de la segunda década del Siglo XXI, en una era aún pandémica por COVID-19 en la cual los fans hartos de encierro desean volcarse en el estadio donde puedan ver, oír, respirar, degustar y tocar el objeto de deseo: Se desata la ‘DaniManía’.

Daniel Samuel Alves da Silva, para los cuates Dani Alves, nació el 6 de mayo de 1983 en Bahía, Brasil. Cuando tenía apenas un mes y días de nacido, el 19 de junio de ese año, la selección de su país conquistaba en suelo azteca la Copa del Mundo Juvenil Sub 20 de la FIFA al vencer a Argentina 1-0 en el Estadio Azteca.

Dani no solo es un veterano rebelde que se niega a colgar los botines. Ostenta un palmarés de 46 títulos, con lo que se trata del futbolista profesional más ganador de la historia.

Aunque los amargados dirán que le falta el lauro más importante de todos, el campeón de un Mundial absoluto. De acuerdo, lo mismo que el argentino Lionel Messi, quien a pesar de consagrarse como uno de los mejores de todos los tiempos, les falta cubrir esa asignatura.

De hecho, el propio Dani aprecia tanto a ‘Leo’ que ya le dio permiso de rebasarlo en sus cifras descomunales, convencido de que le resta más cuerda. Hasta el cierre de esta columna, ‘La Pulga’ contaba con 38 títulos.

Ojo: Ese pendiente está a la mano para ser completado en Qatar 2022 donde ambos competirán con sus respectivos equipos nacionales, ya que están considerados para asistir.

La estela triunfal de Dani Alves

De naciones

2 Copas América

2 Copas Confederaciones

1 Mundial Sub 20

1 Medalla olímpica

De clubes

3 Mundiales de Clubes con el Barcelona

3 Champions League con el Barcelona

6 Ligas de España

2 Ligas de Francia

1 Liga de Italia

2 Europa League con el Sevilla

4 Supercopas de Europa (3 con el Barcelona y 1 con el Sevilla)

5 Copas del Rey (4 con el Barcelona y 1 con el Sevilla)

1 Copa de Italia

1 Copa de Francia

5 Supercopas de España (4 con el Barcelona y 1 con el Sevilla)

1 Copa de Francia

2 Supercopas de Francia

1 Copa Noroeste de Brasil

1 Liga paulista

EL CONTRATO Y LA POSICIÓN

Alves es dueño de su propia carta y acordó su fichaje por un año, que incluye los torneos Apertura 2022 y Clausura 2023, con opción a un segundo, lo que podrá determinarse en julio de 2023. Su salario es de 2 millones de dólares anuales, más un porcentaje por concepto de manejo de imagen.

Pagarán su sueldo de manera colaborativa los patrocinadores del club, manejado por el Patronato del Club Universidad.

Esta columna se hizo antes del presumido estreno de este refuerzo de lujo en su partido contra el Mazatlán, el 27 de julio, dentro de la Jornada 5 del Apertura 2022, luego de su presentación oficial cuatro días atrás por Leopoldo Silva, actual presidente de Pumas y el cerebro de la dirección deportiva como es Miguel Mejía Barón.

En sus dorsales llevará el número 33, pero hubo toda una serie de especulaciones sobre si sería utilizado por el director técnico Andrés Lillini como lateral derecho, que es la posición donde obtuvo brillo a lo largo de su carrera y la novedad es que militará en la media cancha como jugador libre, es decir, sin una posición definida.

Sucede que se trata de un jugador tan completo, que podría ser empleado en cualquier posición del terreno de juego, aunque por su edad y condiciones técnicas el cuerpo técnico cree que podrá tener un mejor lucimiento en la zona de creación del ataque auriazul.

¿Esto es algo nuevo? Para nada. Existe la gran anécdota suscitada en la antesala del Mundial de México 70, en los preparativos del Scratch do Oro justo en la concentración del equipo en este país.

Al cuarto para las 12, el estratega de la escuadra verdeamarelha, Mario ‘Lobo’ Zagallo –quien por cierto a sus 91 años de edad fue reportado con una afectación respiratoria grave al cierre de la edición–, tenía un gran reto: Deseaba darle el número 10 a O Rei Pelé, pero el resto del dream team se le iba a venir encima. ¿La razón? El resto de la oncena titular entre las posiciones de campo era conformada por otras 10 figuras, entre quienes se encontraban otros cuatro dieces que con mucho orgullo defendían este número sacralizado en sus respectivas camisetas de clubes: Gerson, Tostao, Rivelino y Jairzinho.

La decisión del coach fue práctica, pues le pidió al propio Edson Arantes Do Nascimiento que convenciera por él a sus compañeros, quienes eran de manera individual cracks armadores.

Pelé se encerró con ellos y con ese liderazgo que lo caracterizaba les comentó que el número era formado por dos dígitos, pero el equipo era la verdadera estrella que representaba a Brasil, integrada por todos y cada uno de sus seleccionados, que a su vez eran mucho más que 10.

Para nadie es un secreto que los brasileños juegan futbol desde el vientre de su madre y que la posición en el campo es solo un grado de especialización sobre el dominio que tienen del campo de juego donde desde muy pequeños realizan diferentes roles en diferentes ocasiones, incluso el de arqueros.

“No vengo a prepararme para el Mundial, vengo a ganar, hacer historia, pensando en qué hacer por Pumas para que el esfuerzo que hicieron para tenerme acá valga la pena”
Dani Alves

EL IDILIO

Justo el romance por todo lo que huela a Brasil en México inició en el mencionado Mundial de 1970. El que aún por cifras y títulos de selección en Copas del Mundo absolutas es el mejor jugador de todos los tiempos, Pelé, venía con la idea de lograr el tricampeonato luego de la conquista en Suecia 1958 y Chile 1962. Además de triunfador, era un ídolo.

Doquiera que fuera el rey era seguido por multitudes. No hubo noche en que le faltara serenata en cada una de las sedes en que se concentrara su selección, desde su campamento principal ubicado en Guadalajara, Jalisco. Ya en los estadios, cada que recibía el balón era seguido de un grito, cada patada una rechifla seguida por multitudinarias mentadas de madre, un barullo de suspenso cada que enfilaba al arco y un alarido estruendoso cada que anotaba.

Así fue en esa magna justa ganada de cabo a rabo por los amazónicos y donde el Rey Pelé se coronó mexicano, al ceñirle el sobrero charro cuando al acabar el partido de la Final contra Italia fue ser levantado a hombros en una vuelta olímpica interminable en el Estadio Azteca.

Antes del ‘10’ de la perfección, llegaron a México Didí y Vavá, otros de sus compatriotas que también fueron campeones del mundo en Chile 62, pero ninguno había sido tan venerado –el primero se retiró en el Veracruz en 1965 y el segundo jugó en el América de 1964 a 66–.

Algo más: el más grande recibió una oferta directa de Emilio Azcárraga Milmo, propietario de Televisa y del Azteca para integrar al América, club perteneciente a esta familia empresarial.

‘Panchito’ Hernández le extendió un cheque en blanco, que el superlativo jugador terminó por declinar porque tenía un acuerdo de palabra con el primer intento de liga profesional del soccer estadounidense con el New York Cosmos.

El legado de Pelé alcanzó a otros que llegaron después. En la edición IV del Mundial Sub 20 que llevó por nombre Joao Havelange, la nostalgia alcanzó a los noveles brasileños que comenzaban su historia y que lograron coronarse, tales como Dunga y Bebeto, quien en el ocaso de su carrera cayó en el Toros Neza de mitad de los años 90 del siglo pasado, donde vino prácticamente de vacaciones.

Antes que Dani Alves, el otro gran fichaje bomba fue el de Ronaldinho, contratado inexplicablemente por el modesto Querétaro –que tenía detrás al emporio de comunicación del Grupo Imagen– para el Apertura 2014 y que fue acogido por los fans mexicanos con todo el peso de su idolatría. Su participación fue a cuentagotas y el director técnico Víctor Manuel Vucetich trataba de meter en cintura al bohemio futbolista, quien, sin embargo, mostró sus pinceladas artísticas y un equipo que difícilmente llenaba su propio Estadio Corregidora obtuvo grandes entradas en diferentes escenarios de la Liga BBVA MX. El encanto del jugador de la sonrisa descomunal alcanzó para que los Gallos conquistaran el subcampeonato de la edición.

EL ‘33’ A LA ALZA

Desde su anunciada incorporación a Pumas, al menos desde semanas antes con las pistas del propio jugador en sus redes sociales y la confirmación del club mexicano, el nombre de Dani Alves ha resultado tendencia ininterrumpida en navegadores y en Twitter. Esto significa proyección de la marca Pumas, Liga BBVA MX y la Marca México, que coloca al país como poseedor de una estructura capaz de incorporar valores significativos del mundo deportivo.

Ya este espacio tuvo el análisis de por qué estos grandes astros del futbol mundial por lo regular llegan al país a punto del retiro. Lo importante es que su aportación natural sea aprovechada.

A diferencia de Ronaldinho, Alves no es precedido de una reputación negativa. Todo lo contrario. Su disciplina se refleja en todos sus logros obtenidos y a diferencia de Querétaro, Pumas cuenta con un plantel competitivo a la vista con jugadores de buen nivel que rodearán al brasileño, como los ofensores argentinos, el volante extremo derecho Eduardo Antonio Salvio y el delantero Gustavo Del Prete, además del experimentado mediocampista mexicano Adrián Aldrete, sumados a los también importados pamperos Juan Ignacio Dinenno y Nicolás Freire.

Habrá que esperar que su condición de ídolo provea de ingresos interesantes a Pumas por conceptos de venta de camisetas y merchandising, así como de la venta de su imagen en productos digitales, como convenios con empresas de eSports y memorabilia de NFT’s.

La camiseta puma con el 33 en la espalda será un gran obsequio de colección hacia el final del año que además será 100 por ciento mundialista.

Queda disfrutar la valía de uno de los grandes futbolistas de categoría mundial y para Pumas será la oportunidad de figurar en el firmamento como un equipo interesante que puede capitalizar su gran momento. #Grrr

Fuentes externas: Notas del autor en ESPN, AM de Querétaro, y sus columnas en Forbes.com.mx, el Heraldo de México y Fan Datos de CID Consultoría

¿Quién es Héctor Quispe?

Periodista y mercadólogo. Dirige CID Consultoría, casa de soluciones en cifras y contenidos enfocados en el fan y su identidad; es MBA en Dirección y Gestión de Entidades Deportivas, por la Universidad Europea de Madrid; tiene la especialidad de Periodismo Deportivo por el Programa Prensa y Democracia de la Universidad Iberoamericana. Coordina el Diplomado de Periodismo Deportivo Digital en la Escuela Carlos Septién García desde 2019, y da clases en el de Marketing and Communication for Sports Brands, en la Universidad Anáhuac. Su análisis es consultado por diferentes medios en torno a negocios y deporte: MKT & Business, Playboy MX & Latam, Red Forbes, MedioTiempo, Expansión, El País, Fox News, Telemundo, Televisa: Noticieros, Foro TV, TUDN e Infobae, entre otros. Es coautor del libro “Cómo hacer Periodismo Deportivo. Una visión Iberoamericana”, y publica esta columna cada jueves en la multiplataforma de Reporte Índigo.

Salir de la versión móvil