El destino alcanzó al deporte desde hace mucho, pero pocos se han dado cuenta de cuánto. Las criptomonedas aterrizaron en el futbol mexicano y no de forma titubeante. La irrupción de Bitso como nuevo patrocinador de Tigres marca el inicio de un universo paralelo donde interactuarán fans para multiplicar las riquezas y los anhelos de todos los que tomen parte de sus transacciones.

Estimado fan, hasta antes de la pandemia seguramente no habrías imaginado que toda esa experiencia que vives en el ecosistema digital en estadios virtuales y escenarios diseñados para los videojuegos pudieran intercalarse en el mundo offline para habitar una hiperrealidad.

Es más, apenas en el 2020 hubo un pronunciamiento de las autoridades del Banco de México para alertar a las personas a tomar con cuidado y pensar tres veces si optaba por realizar operaciones comerciales con criptomonedas, ya que si bien no se consideraban ilícitas, tampoco eran legales.

En los años 60 y 70 la juventud rebelde comenzó a diseñar su ruta paralela a un mundo donde no encajaban. Los juegos de mesa también necesitaban activos imaginarios donde se pudieran realizar a escala lo que dictaban los sueños de grandeza más profundos.

El ‘banco de Pancho Pantera’ tomó entonces un realce importante. En el terreno lúdico, un billete con la efigie del superhéroe mexicano más poderoso del consumismo, representado por un adolescente musculoso con cara de niño y un sombrero charro tenía más autoridad que el papel moneda real con figuritas de los teóricamente héroes reales de la historia de México.

Ganaba el Turista quien tuviera más panchólares que nadie. La vieja moneda de cambio que eran los frijolitos en las primeras décadas del siglo XX era suplida por el ídolo de los niños, que reinaba en las latas de Choco Milk. No se trataba de parodiar una realidad, sino de revalorizarla.

 Lo que único que no cuadraba era el nombre en inglés para abarcar un mercado que añoraba lo nacional, más si se trataba de una bebida de chocolate, es decir, el manjar de los dioses aztecas.

Cuenta la leyenda que fue Quetzalcóatl quien ordenó el cultivo permanente de cacao, la primera semilla preciada que se utilizaba como dinero para comprar y vender. El árbol de cacao recibiría muchos años más tarde el nombre científico de Theobroma Cacao, “alimento de los dioses” en griego y utilizarlo para producir tchocolatl.

En 1520, el conquistador Hernán Cortés lo exportó a su natal España, reseña el portal oficial de la marca suiza Nestlé, donde se explica también que después arribó a Austria y finalmente a ese país que lo fabricaría por primera vez de forma industrial esta joya gastronómica hasta antes depurada exclusivamente de un proceso artesanal.

BITSO, UNICORNIO QUE SE PONE LOS TACOS

Tigres firmó con Bitso, la plataforma de criptomonedas, un contrato por tres años a partir del Torneo Clausura 2022, con lo que se trata del primer patrocinador de comercio digital de su tipo en el futbol profesional de México.

Bitso contaba hasta el cierre de esta columna más de tres millones de usuarios con un rebase de valor de marca de 2 mil 200 millones de dólares, según datos de la revista Expansión. Se llaman unicornios las empresas que alcanzan o superan su valor en un millón de dólares. Se trata del segundo unicornio mexicano después de Kavak.

El fichaje incluye presencia en las camisetas de los jugadores y servicios diversos en el Estadio Universitario.

Bitso se fundó en 2014 y es una plataforma Fintech, es decir, una empresa que une finanzas y tecnología, y que también es una start up, o sea una compañía recién creada por emprendedores y con naturaleza tecnológica.

Su sede principal está en la Ciudad de México, pero también opera en Argentina y Brasil.

Las criptomonedas que Bitso maneja son Bitcoin, Ethereum, Ripple y Litecoin, entre otras.

Tiene dos productos principales, su app que sirve para pagar servicios de manera digital y como medio para pagar, comprar , vender o intercambiar criptomonedas, algo similar a lo que sucede en un banco.

Esto va en ascenso. Según un estudio de la revista estadounidense Fortune, en 2018, 35 por ciento de los mexicanos que realizaron pagos en línea usaron criptomonedas.

GIGNAC Y SU CRIPTOEXPLOSIÓN

En una foto alusiva, espalda del jugador más emblemático de Tigres, André-Pierre Gignac muestra como número 1,356,321.67. Se trata del máximo alcanzado por la criptomoneda Bitcoin en moneda mexicana a la fecha de presentación, el 23 de noviembre de 2021: un millón 356 mil 321 pesos con 67 centavos.

En otros países, las criptomonedas circulan en el futbol sin inconveniente para admitir pagos, como el caso del Huracán argentino

Ya una anterior entrega de esta columna tocó el tema del fenómeno fan-tokenización que no es otra cosa sino activos digitales para realizar operaciones de fidelidad en su deporte favorito, e incluso los usuarios pueden convertirse socios de la entidad que aman.

En esta oleada participan ya los principales clubes de futbol del mundo como Real Madrid, Barcelona y Atlético de Madrid, en España; el Paris Saint-Germain, en Francia; Manchester City, en Inglaterra; Milan y Roma, en Italia; el Independiente de Argentina, y el Necaxa de México.

Otros deportes que se subieron este tren son la Fórmula 1, NHL, NBA y UFC.

Las piezas de colección y memorabilia entraron en los tokens no fungibles, NFT, como ocurre con el Messiverse o Universo de Messi, en el cual fotos, videos y otras piezas digitales con Leo como principal referencia se comercializan a precio de oro online.

“Somos los primeros en México en tener una alianza de este nivel y eso se tiene que ver reflejado en la cancha”, comentó un orgulloso Mauricio Culebro, presidente de los Tigres.

El especialista en marketing digital Víctor Alvarado aclaró justamente que el ingreso de Bitso es para una sociedad comercial donde factor esencial será el de transaccionalidad, compra-venta.pagos con criptomonedas en tiendas, taquilla del club, así como compra-venta de jugadores y pago de salarios.

LO QUE VIENE

El paso más complicado siempre es el primero. El ingreso de las criptomonedas significa de inmediato la entrada de las mismas para realizar múltiples operaciones como moneda corriente: Pago de jugadores, fichajes y abonos, merchandising, entre otras.

Ya se maneja incluso la posibilidad de construirse un nuevo estadio para Tigres, para lo cual un activo principal podría ser en el de las criptomonedas.

El equipo de futbol mexicano más ganador en la última década podrá tener un nuevo desarrollo basado en la evolución de una tecnología cada vez más democrática y con proyecciones interesantes. Y, una vez más, Tigres da un zarpazo adelante. #Grrr

Fuentes externas: El País, Columnas del autor en El Heraldo de México, MedioTiempo.com, ESPN y Fan Datos de CID Consultoría

¿Quién es Héctor Quispe?

Periodista y mercadólogo. Dirige CID Consultoría, casa de soluciones en cifras y contenidos enfocados en el fan y su identidad; es MBA en Dirección y Gestión de Entidades Deportivas, por la Universidad Europea de Madrid; tiene la especialidad de Periodismo Deportivo por el Programa Prensa y Democracia de la Universidad Iberoamericana. Coordina el Diplomado de Periodismo Deportivo Digital en la Escuela Carlos Septién García, y da clases en el de Marketing and Communication for Sports Brands, en la Universidad Anáhuac. Su análisis es consultado por diferentes medios en torno a negocios y deporte: Playboy Latam, Red Forbes, MedioTiempo, Expansión, El País, Fox News, Telemundo, Televisa: Noticieros, Foro TV y TUDN, entre otros. Es coautor del libro “Cómo hacer Periodismo Deportivo. Una visión Iberoamericana”, y publica esta columna cada jueves en la multiplataforma de Reporte Índigo.