El Tercer Encuentro de dialogo sindical que se realizó el día de ayer 30 de noviembre en el Parque Fundidora de la ciudad de Monterrey fue un rotundo éxito.
Ante la presencia de las principales organizaciones sindicales en el país, quedó de manifiesto que las organizaciones de trabajadores deben rebasar los muros de las fuentes de trabajo para salir a la calle, no solo los primero de mayo para manifestarse, sino para dar la cara como ciudadanos, que luchan por reivindicaciones sociales, contener y demandar lo necesario para beneficio integral de la sociedad.

No por ser trabajadores sindicalizados están exentos de los problemas y carencias que sufre la sociedad. En este sentido, la lucha de los trabajadores es dual, dentro de las fuentes de trabajo y en las comunidades a las que pertenecen.

De esta manera, los cientos de lideres nacionales y regionales ahí congregados, expresaron claramente sus preocupaciones, por los resultados mediocres de políticas públicas instrumentadas por el gobierno.

Si bien es cierto en este momento, la atención esta puesta en los trabajos de la Comisión Nacional de Salarios Mínimos que deberá anunciar en los próximos días el incremento al salario mínimo, la consigna fué, no aceptar un incremento menor al otorgado para 2022. No sobra señalar que el incremento salarial para 2022 fue del 22% con una inflación del 5.5% y los índices inflacionarios que se registran para este año, serán superiores al 8%.

Del mismo modo, se acordó insistir en la protección y demanda de un mayor número de vacaciones y aguinaldo para los trabajadores en todo el país.

Planteamientos de la mayor relevancia fueron presentados por los distintos lideres nacionales y regionales que participaron en la jornada;
1-que se presente iniciativa de ley para exentar del pago de impuestos a las prestaciones sociales de los trabajadores.

2- Para las pensiones de los trabajadores la exigencia de que se paguen en salarios mínimos o no en UMAS.

Las más relevante de todas las demandas fue 3- instrumentar de una vez por todas el seguro de desempleo.

Las numerosas intervenciones de mujeres y hombres lideres sindicales, fueron enfáticos al señalar la necesidad de fortalecer la unidad sindical en todo el país.

Se reconoció la urgencia de blindar al movimiento obrero nacional de los efectos perjudiciales de la polarización que se proyecta desde el palacio nacional.

Extender acciones decididas de fraternidad y solidaridad social, de apoyo recíproco, con el propósito fundamental de proteger el bienestar de las familias de los trabajadores.

No más silencio cómplice fue la consigna. Se reconoció la necesidad de proteger la democracia nacional, la resolución urgente de huelgas existentes, respeto a la pluralidad y diversidad cultural y política, fortalecer el nacionalismo revolucionario, la soberanía nacional y confirmar en cada acción política y sindical de todas las organizaciones, que «trabajadores y sindicatos unidos, jamás serán vencidos»

El entusiasmo y compromiso de organizaciones sindicales y lideres presentes, dejó patente que la transformación nacional es irreversible, que la tarea del movimiento obrero organizado, es evitar desviaciones, que se preserven las libertades políticas y sindicales, exigieron respeto pleno a las conquistas que se lograron a través de un largo camino de trabajo, lucha y sacrificio en la historia del sindicalismo mexicano, y sobre todo, el reclamo de un respeto absoluto a los derechos humanos de los trabajadores y sus familias.

Es muy alentador observar estos «despertares ciudadanos» que muestran el interés de los distintos grupos de la sociedad, que buscan ser parte de la solución de los grandes problemas nacionales, y no abandonarse como lastre nacional.