¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Opinión

La legisladora del grupo parlamentario de Morena en el Congreso local Claudia Tapia Castelo entregará el día de hoy una iniciativa para impedir que los diputados cambien de partido luego de haber sido electos en las urnas o bien propuestos por los institutos políticos en su lista de plurinominales.

En las modificaciones que propone Claudia, los diputados que abandonen en plena legislatura su grupo parlamentario no podrán integrarse a la bancada de otro partido, sino que únicamente podrán permanecer como diputados independientes o diputados sin partido.

Esta legislación pretende que se respete el sentido del voto ciudadano y la composición de los Grupos Legislativos conforme a la repartición de las curules por mayoría relativa y representación proporcional, evitando que las y los diputados, por intereses personales, se cambien a un partido distinto del que los postuló.

Ahora el detalle va a ser qué tantos apoyos pueda lograr Tapia entre sus compañeros legisladores para que su iniciativa sea aprobada, pues hay que recordar que su bancada como la del PRI o la de MovimientoCiudadano, han sido las principales involucradas en estos ‘cambios de camiseta’.

Una buena noticia en protección a la mujer

La organización Alternativas Pacificas y Fomerrey emprendieron una estrategia para proteger a las mujeres violentadas en Nuevo León, que les puede ayudar a salir de una situación de violencia y tener una herramienta de empoderamiento que las ayude a independizarse.

Se busca que las mujeres puedan obtener una vivienda con facilidades de financiamiento, y con esto puedan seguir con una vida libre de violencia, pero esto solo sería un pequeño avance en el problema de violencia de género.

Más allá de este programa, que pudiera ser alentador para las mujeres, también se tendría que trabajar en otras acciones, pues Nuevo León aún tiene un alto índice de muertes de mujeres por género.

Una situación que se viene arrastrando de años atrás, y falta mucho por hacer en el sentido de promover más la cultura de no violencia. Esperemos que esto no se convierta en un programa electoral, pues el director de Fomerrey, Eugenio Montiel, parece muy interesado en apuntarse para un cargo en 2021.


* Esta opinión no refleja la del periódico
Comentarios