Habiendo arrancado en la tercera posición, segunda fila al lado del Campeonísimo Lewis Hamilton, “Checo” Pérez tenía galleta con su Red Bull para pelearle al sorprendente Lando Norris y su McLaren, que ocupaba la segunda posición al lado del “Pole” Max Verstappen y, de lograr ese rebase, entregarle a la Escudería Red Bull ese ‘1-2’ soñado. Para ello, era necesario una arrancada impecable, soportando el ataque del Mercedes de Lewis y, al mismo tiempo, no dejar ir a Norris, esperar a tomar ritmo y entonces tirarse por el segundo lugar.

“CHECO” LO TENÍA TODO

La arrancada de Pérez fue impecable, poniéndose en los espejos de Norris: acosando, presionando, distrayéndolo en excelente trabajo de equipo, mientras su compañero Max Verstappen se iba solo en la punta. Hasta ahí todo perfecto hasta que “Checo” se precipita, intentando apenas en la 4ª vuelta un rebase de alto riesgo por fuera a Norris que defiende su posición, también al límite, dejando a Sergio sin espacio, por lo que se sale de la pista regresando en un espantoso 10º lugar que prácticamente le anula posibilidad de podio. Conste, era apenas la vuelta 4 de 71 y el ritmo de carrera de “Checo” le hubiera (aquí tampoco cuentan los “hubieras”) permitido pelearle y eventualmente rebasarlo en otra zona con menos riesgo, activando el DRS ya con la carrera avanzada.

¿ERROR, O RIGIDEZ DE LOS COMISARIOS?

Los Comisarios de pista investigan el incidente de los que podríamos contar por cientos en este tipo de carreras; sin embargo, en esta ocasión se ponen severos castigando a Lando Norris con 5 segundos por esa maniobra.

DOS ERRORES DE “CHECO”

En la Vuelta 41, Pérez se defendía de los ataques de Charles Leclerc y su Ferrari por el 6º lugar. Sergio le cierra el paso en maniobra idéntica sacándolo de la pista, solo que ahora el villano fue nuestro piloto. Los comisarios son congruentes aplicando su criterio rigorista, 5 segundos de castigo y 10 vueltas después se repiten las circunstancias y “Checo”, que no aprendió en las dos anteriores cuál era el criterio de los comisarios, vuelve a cerrarle el paso al Ferrari, ¡otros 5 segundos! Fue quizá la desesperación, falta de concentración o comunicación con su equipo para no cometer esos cerrones idénticos al que él mismo sufrió, pero son tres errores a su cuenta de los que sin duda aprenderá desde ya. Los comisarios fueron mucho muy rigoristas, pero aplicaron parejo ese criterio.

El que no arriesga no gana, cierto, pero aquí “Checo” asume el riesgo, primero a destiempo cuando podía esperar un poco a intentar rebasar a Norris y en las otras dos al no tener en cuenta como estaban castigando los comisarios esas maniobras.

CARRERÓN DE VERSTAPPEN Y NORRIS

“Me entregaron un auto fantástico, parecía que iba sobre rieles” comentó al final Max Verstappen y a pregunta expresa respondió fiel a su estilo, directo y pragmático : “Sí era el favorito, pero eso no basta, hay que hacerlo en la pista”. Tres triunfos en tres fines de semana consecutivos de Grandes Premios tienen a Max como líder con ventaja sobre el Campeonísimo Lewis Hamilton y a Red Bull líder entre los constructores sumando los buenos puntos de “Checo” que, él lo sabe mejor que nadie, podrían ser “más que buenos”.

El campeonato llega a su tercera parte y Lando Norris mantiene a Mc Laren en la pelea no solo por el “top 5”, sino metiéndose a los podios, pintándole la cara a su compañero Daniel Ricciardo que no oculta su frustración.

Para Mercedes, la temporada no está decidida, tienen su “Plan B” de paquetes de mejoras que, sin duda, veremos en 2 semanas en el Gran Premio Británico… así de fácil…