El 6 de enero siempre tendrá algo especial para mi. Y no me refiero a esas sorpresas que me dejaron los Reyes Magos cuan- do era niño, sino a que durante casi 20 años, viajé consecutivamente a Las Vegas para cubrir el CES, el máximo evento de tecnología de consumo en el mundo.

Durante esos años me tocó ver el lanzamiento de muchísimos productos, así como a personalidades del mundo de la tecnología como Bill Gates, Carly Fiorina y Larry Page; así como del mundo artístico como Tom Hanks, Gwen Stefani, Justin Bieber y el mismísimo Slash.

Este evento normalmente se realizaba durante los primeros días de enero, por lo que durante esos años no estuve en casa para el Día de Reyes. Este año es diferente. Como muchos otros eventos, fue cancelado de manera presencial y ahora todo se llevará mediante sesiones virtuales.

Si bien las conferencias de prensa de Hisense, Intel, LG, Samsung, Sony o TCL, serán de los eventos más esperados, en la plataforma en línea habrá contenido de más de mil 900 exhibidores, así como más de 190 presentaciones digitales.

Algo que se vislumbra es un cambio en los paradigmas que permean a los lanzamientos y sesiones. ¿A qué me refiero? Sencillo. Lo que hemos vivido durante esta pandemia por COVID-19 nos traerá productos que consideren el trabajo en casa, el consumo de contenidos mediante Internet y, sobre todo, las nuevas medidas de salud.

De hecho, dentro de la agenda podemos ver títulos de sesiones como: La intersección de los recursos humanos y la tecnología; El futuro del trabajo remoto; El futuro de las compras sin contacto; Salón de clases del futuro, y Hogar como los nuevos cuarteles generales.

Y sí, si bien hay varias compañías registradas, también hay muchísimas que tendrán eventos paralelos a CES. ¿Será un éxito? Difícil saberlo. Indudablemente no es lo que a varios nos gustaba de este evento.

Empero, es un evento de tecnología en un momento de la historia mundial donde la tecnología ha jugado un papel vital. Seguramente habrá muchísimos aportes, análisis y recomendaciones, de los cuales propios y extraños podremos echar mano.

Si el año pasado me llené los ojos con los millares de productos presentados en el CES, ahora “Los Reyes” me dejaron muchísimas videollamadas, lanzamientos y amplísimos aprendizajes.

El 2021 seguirá siendo un año diferente; sin embargo, hay que verlo con mucho optimismo. Por eso te deseo un próspero, exitoso, pero, sobre todo, saludable 2021. A ti ¿qué te trajeron los reyes?