¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Opinión

Hay una imagen que me ronda la cabeza desde hace semanas, cuando pienso en las personas que han decidido guardarse por completo ante la pandemia global. Recuerdo un capítulo de Los Simpson, esos de La Casita del horror, hay una cápsula titulada La cafetería de las pesadillas, en la ficción se ve que al interior de la escuela de Springfield los maestros comienzan a comerse a los niños, y aquellos que están enfilándose a la cocina, esperando su momento de convertirse en receta, se encuentran en jaulas, y en una se puede ver a Martin, cual ratón estresado, con todo y su recipiente para sorber agua.

Se que se leerá burdo y un tanto grotesco, pero así imagino a la gente, completamente en tensión, en miedo, en aislamiento, en el terror de sentirse impotentes por algo que apenas logran comprender y para nada pueden escapar, el coronavirus.

Hace unos días comiendo unos tacos “para llevar, aquí”, qué es como le denomino a cuando me los tienen que servir a fuerzas en un recipiente para no ser sancionados por la autoridad (ay sí ajá) y me invitan a irme del local, me detuve en una esquina a solo comer en la tranquilidad de la quietud de la tarde.

Y a la distancia, al interior de un departamento, desde una segunda planta, se escuchó a una mujer joven gritar “¡QUIERO SALIIIIR!”, estuve a punto de responderle “Pues ¡sal!”, pero pudo más mi hambre aunque reconozco que me pareció un momento capcioso y del cual sigo riendo hasta hoy.

Ojalá esa persona no se encuentre físicamente como Martin, pero me queda claro que su mente sí se está ahí, en una jaula, encerrada, con apenas un recipiente de agua imaginario, que apenas le inyecta algo de sopor a su vida.

Y mientras tanto, la distopía se logra ver en ciernes en Nuevo León. El gober sombrerudo instauró un bonito escenario Orwelliano, helicópteros circundan la Sultana del Norte con un perifoneo amenazante a quedarse en el resguardo del hogar, mientras que policías detienen vehículos con más de dos ocupantes, pobre de ellos si irrumpen en la absurda imposición del cubrebocas, se desconoce a qué sanción se atienen.

Por igual también a los peatones se les cuestiona “¿a dónde va? ¿qué destino tiene? ¿porqué anda en la calle?”, bonita manera de romper el estado de derecho y libre tránsito, que ganas de estar en esa ciudad de temperaturas iracundas infernales para decirles a los uniformados “Y a usted ¿que chingados le importa?”.

Ahhh y la belleza, joya de la corona y cereza del pastel, San Pedro Garza García, el municipio de mayor opulencia, riqueza y poder adquisitivo en toda Latinoamérica, declarando fase 4 (HAHAHAHA) y blindado al fin, el sueño dorado de los ricachones, que ni siquiera pasó en el peor momento de violencia, cuando el edil Mauricio Fernández pactó con los Beltrán Leyva para mantener al otro bando del narco fuera.

Las fronteras sanpetrinas en completo resguardo contra el covid19, con oficiales preguntando cual es el motivo de la visita o si es que se pertenece a ese selecto grupo de ciudadanos con seis ceros en las cuentas de banco, si es así, que pase, sinó pues a platicar a su casa, lléguele a su municipio rascuacho Garralupe, Villatamal, San Nicoranch, Escomiedo, Santa Catacha o Apodáfrica porque en Saint Peter, ni maíz que sos bienvenidos, porque clasismo primero, y discriminación después.

Además en Michoacán empiezan poco a poco a perder los estribos, y ¿porqué no? Con pistola en mano como si fuera el Viejo Oeste, se ajusticia a la gente, se roba y hasta se intenta secuestrar, porque puede más el poder del plomo, que el de la palabra y el de la inteligencia emocional, pobre país tercermundista, tan lejos de la evolución del raciocionio, tan cerca de ser unga ungas.

Pero mientras, todavía hay escondites secretos (bueno no tan en lo oscurito) donde se puede pasear, se puede comer y se puede meditar, en estos tiempos tan temidos, por unos, y tan audaces para otros, los que deseamos vivir en el terreno de la contemplación del caos.

Reflexiones sociales y fílmicas para el encierro de la pandemia

Hace unos años pasó desapercibida una película independiente, con actuaciones memorables y que ofrecía una mirada particular, de una distopía al interior de un edificio, El rascacielos (2015) es la cinta protagonizada por Tom Hiddleston y basada en el libro del mismo nombre de J.G. Ballard publicado en 1975.

¿Qué pasaría si un inmueble perfecto retratara los escalafones sociales? En la cima la más alta alcurnia, y en los pisos inferiores, el proletariado, la gente de a pié y aquellos que son godinez por necesidad, pero el gigante de concreto comienza a fallar, a convulsionar, demostrando el verdadero rostro de los humanos, lo decadentes, lo salvajes y violentos que podemos llegar a ser.

Esta semana (y el mes restante) elijamos ver documentales desde Ambulante, que ya comenzó su “gira” virtual, desde casa. Cada día durante 24 horas, una película distinta estará rotando en Ambulante.org, disponibles para ser vistos únicamente en México, además de que cada noche a las 21 horas habrá charlas magistrales con cineastas y creativos.

Testimoniales con temática social, musical, entre otros tópicos son los que podrán ser vistos en esta edición digital, mientras pasa la pandemia, ya que los directivos del festival confirmaron que piensan arrancar con la muestra acabando la pandemia, aproximadamente en agosto o septiembre próximo.

¿Eres fan de las películas de Studio Ghibli? ¿Sabías que Hayao Miyazaki -el fundador de la casa productora de animación- fue seguido por la televisora japonesa NHK durante una década y le hizo una serie documental? Pues el resultado fue una mini serie de cuatro capítulos disponibles completamente gratis y subtitulados desde el portal de la compañía nipona.

El lado creativo, personal y más humano de Miyazaki puede ser explorado en estos episodios, que resultan entrañables, incluso para aquellos que conocen poco de la trayectoria de este animador japonés, que ha entregado su vida por completo a este séptimo arte y se jubiló con el filme Se levanta el viento (2013) pero decidió regresar para producir How Do You Live?, la que podría estar lista para el 2022.

Para que no batallen, acá el link a la serie documental.

https://www3.nhk.or.jp/nhkworld/es/ondemand/program/video/10yearshayaomiyazaki/?type=tvEpisode&


* Esta opinión no refleja la del periódico

Notas relacionadas

Jun 25, 2020
Lectura 5 min

CELULOIDE

Celuloide: Apocalipsis ahora, Vol-XV

Hidalgo Neira


Jun 25, 2020 Lectura 5 min

Jun 18, 2020
Lectura 6 min

CELULOIDE

Celuloide: Apocalipsis ahora, Vol-XIV

Hidalgo Neira


Jun 18, 2020 Lectura 6 min

Jun 11, 2020
Lectura 7 min

CELULOIDE

Celuloide: Apocalipsis ahora, Vol–XIII

Hidalgo Neira


Jun 11, 2020 Lectura 7 min

Jun 4, 2020
Lectura 5 min

CELULOIDE

Celuloide: Apocalipsis ahora, Vol XII

Hidalgo Neira


Jun 4, 2020 Lectura 5 min

Comentarios