Tras la goleada de 3-0 que recibió México contra Uruguay, la espigada figura de Edinson Cavani como uno de los verdugos tomó notoriedad tal que algunos clubes de la Liga BBVA MX levantaron la mano para saber ‘en cuánto sale’ traerlo. Gracias a este tan tradicional proceder, el ‘cementerio de elefantes’ sigue abierto.

Al cierre de la redacción de esta columna, el Toluca aparentemente es un interesado real en ficharlo, aunque hay versiones extraoficiales de que el Cruz Azul también preguntó por él, pero para ello su oferta deberá competir por el salario actual por año que recibe en el Manchester United, de 8 millones 320 mil libras esterlinas que equivalen a 9 millones 734 mil euros anuales es decir, más de 202 millones de pesos mexicanos (en datos de Salary Sport).

A sus 34 años de edad, Cavani es un crack con una estela de calidad que lo ha hecho militar en otros equipos emblemáticos en Europa, como el Paris Saint-Germain, y antes en el Palermo y Napoli italianos.

“Varios equipos de México nos han contactado, pero la prioridad es seguir por Europa”, dijo Walter Guglielmone en entrevista con Guadalupe Sena, de AS México.

Estimado fan, por supuesto que emociona a cualquier involucrado con el futbol mexicano que pueda aterrizar aquí alguna figura de talla internacional porque el roce de élite se da en ambos sentidos, tanto de la entidad que ficha como del refuerzo que, si se integra con la intención genuina de hacer equipo y dispuesto a compartir lo que sabe, siempre habrá una ganancia.

Sin embargo, ¿qué hace pensar que pueda funcionar en México en estos momentos? ¿Solamente el nombre? ¿La marca personal del futbolista? ¿El dinero que se obtendrá?

LO QUE DEJAN LOS ASTROS

A través de los años, México se caracteriza por acoger a grandes luminarias de categoría mundial, luego de dieron sus mejores años en otras latitudes.

Y el recuento de los héroes más deseados es amplio: Entre los 30 y los 40 del siglo pasado llegaron Isidro Lángara, aquel delantero mítico que hizo goles por racimos y que lo distinguen como el mejor romperredes español de la historia, jugó para el España y el Atlante. Otro mundialista de Italia 34, Luis Regueiro, militó en el Euzkadi y el Asturias. Su compatriota Martín Vantolrá tras hacer historia con el Barcelona.

José Manuel ‘Charro’ Moreno, símbolo argentino del River Plate, que vino al España; en los 60 arribaron Edvaldo Izidio ‘Vavá’ y Waldir Pereira ‘Didí’, estrellas brasileñas campeonas del mundo en Chile 62, el segundo también se coronó en Suecia 58

El astro luso Eusebio ‘La Pantera Negra de Mozambique’, campeón goleador en Inglaterra 66 militó en el Monterrey, en el ocaso de su carrera, en 1975-76.

José Dirceu Guimaraes, mundialista con Brasil en Alemania 74, Argentina 78 y España 82 vino al América de 1978 a 80. Tras triunfar en el Atlético de Madrid, el extremo argentino Rubén ‘Ratón’ Ayala mundialista en Alemania 74, desembocó en el Atlante de 1980 a 84. Gregorz Lato, el artillero polaco campeón goleador de la misma edición de la máxima justa, con participaciones en Argentina 78 y España 82, acabó también en los Potros.

En épocas más recientes, a mediados de los 90, pasará al baúl de lo memorable la llegada del ídolo del Real Madrid y la selección de España Emilio Butragueño para el Celaya, al que luego se añadieron otros merengues de prosapia como Miguel González ‘Michel’ y Martín Vázquez, a quienes también e les juntaría el Pentapichichi mexicano Hugo Sánchez para revivir las viejas glorias de la escuadra blanca. Un empalme nostálgico antes de colgar los botines. En la misma época, José Roberto Gama de Oliveira ‘Bebeto’ talentoso atacante brasileño campeón mundial juvenil en México 1983,  aterrizó en Toros Neza.

Otro icono madridista, el chileno Iván Zamorano, integró al América, campeón del Verano 2002.

Por cierto, quién puede olvidar al mediocampista alemán Bernd Schuster, quien fue leyenda en el Barcelona y Real Madrid y que en Pumas estuvo muy pocos meses porque no se halló, e inventó que tenía que atenderse una muela en su patria para irse y nunca más volver.

La más reciente contratación bomba fue la de Ronaldo de Assis Moreira, ‘Ronaldinho’ en el Querétaro, lo que desató furor porque su sola presencia era capaz de llenar el Estadio Corregidora.

Como te darás cuenta, apreciado fan, ninguno de estos figurones vino a México en su época de esplendor. De hecho, la mayoría llegó a exhalar su último aliento como jugador profesional activo.

El arribo de un astro deja, por supuesto, un aporte económico y valor de marca. Las marcas personales de los elementos míticos enriquecen la Liga que los incluya. Cuando los ficha el futbol mexicano los ojos del mundo voltean a verlo.

Enrique Ramírez Segura, creador del logo actual de Gallos Blancos no tiene empacho en reconocerlo: “Querétaro apareció en el mapa mundial cuando llegó Ronaldinho”. El genio, que fue integrado en 2020 al Salón de la Fama Internacional con sede en Hidalgo, jugó 25 partidos y anotó 8 goles, pero impactó cada vez que aparecía enfundado en la camiseta queretana.

Los ingresos por taquilla, transmisiones de televisión, merchandising y eventos de marca conjuntos con patrocinadores incrementan el capital del club que lo posee. Y, por supuesto, los fans agradecen poder tener contacto con alguno de sus cracks consentidos.

La contratación de partidos también juega. No es lo mismo jugar “contra tal”, que ante “el equipo de…” el astro en turno.

Si se les sabe sacar jugo también en lo deportivo pueden dar muchísimo, como cuando el ‘Buitre’ Butragueño y Ronaldinho, los modestos Celaya y Querétaro casi logran ceñirse la corona de liga y sumaron sendos subcampeonatos para la historia, en la temporada 1995-96 y en el Clausura 2015, respectivamente. De hecho, con Zamorano el América conquistó la Liga negada por 13 años.

No se consideran aquí, por ahora, los cracks foráneos que sin tener un curriculum impresionante en el mundo se convirtieron en trascendentes con sus actuaciones en México.

LOS ‘TENTADOS’ QUE NO CAYERON

Hubo muchos granos en las lenguas de los directivos que no pudieron lograr el fichaje de su crack internacional favorito. Las dos veces le pasó al Club América en diferentes épocas.

Francisco ‘Panchito’ Hernández vicepresidente leyenda de las Águilas reveló a quien esto escribe que tras el Mundial de México 70 fue el propio Guillermo Cañedo de la Bárcena, entonces presidente azulcrema y de la Federación Mexicana de Futbol, además de presidente de la organización de esa Copa del Mundo le pidió a Edson Arantes do Nascimento ‘Pelé’, quizás el mejor futbolista de todos los tiempos que jugara en el equipo mexicano.

“Le extendió un cheque en blanco… Pelé, muy agradecido, lo pensó, pero mucho, y después de un tiempo dijo que tenía en sus planes retirarse como monarca mundial. Sin embargo, Estados Unidos lo sacó de esta intención al contratarlo en el Cosmos de Nueva York”, reveló Panchito.

La segunda vez que se le cebó a su equipo hacerse de un  integrante del Top 3 de la historia del futbol fue al término del Mundial de México 86. Sí, la pretensión fue sobre Diego Armando Maradona, que como Pelé, fue campeón del mundo en el país.

Como Argentina tuvo su concentración en las instalaciones del club de Coapa fue fácil tentar a Diego, pero su alta cotización, así como su vida disipada frenaron los intentos.

“Quería el dueño (Emilio Azcárraga Milmo) y de hecho el dinero no sería un obstáculo serio, pero frenó el intento la parte extrafutbol de él. A mi me dio gusto por ese lado”, expuso el gran arquitecto de las contrataciones del cuadro americanista en sus eras triunfales de los años 70 y 80, en los que se ganó el apodo de ‘cuadro milloneta’ por traer a los mejores jugadores extranjeros disponibles al Nido.

ENTRE LA ÉLITE Y LO QUE HAY

Cavani es un veterano que, como se pudo apreciar ante la Selección mexicano, se encuentra en excelente forma y fondo físicos, pero la curva de productividad señala el punto del natural declive.

El futbol soccer como en la mayoría de los deportes profesionales la edad es un factor que marca la cotización en cuanto a valor en el mercado. Aunque también se consideran en la cotización el valor de marca y el performance único de cada atleta.

El mismo charrúas gana ahora en el ManU la tercera parte de lo que ingresa a su compañero, el astro portugués Cristiano Ronaldo, a sus 37 años de edad es un histórico que continúa despedazando récords.

Acá el asunto es que el futbol de México, aunque se ha ganado el mote de ‘la Europa de América’ porque es el único país del continente donde se pagan salarios de la estratósfera que solo se pagan en territorio azteca. Lo que debe quedar claro es que tampoco representan ni la tercera parte de lo que se paga en el otro lado del mundo.

¿Cuál es la diferencia esencial entre uno y otro mercado, el tamaño de la industria, la calidad de sus procesos, economía solvente, una sólida institucionalidad y, después, claro un ecosistema nutrido de figuras de acuerdo al presupuesto de cada club. El nivel de profesionalización, en suma.

Las estrellas incrementan el valor de marca, pero también deben ajustarse las tuercas de otros departamentos.

Por más que las ramas administrativas del futmex se empeñen en comparar a sus ligas con las europeas, no, definitivamente no hay punto de comparación, empero, lo que hay que tener es un punto o más de aspiración real a parecerse de verdad al primer mundo futbolístico.

Falta mucho por hacer en los planos éticos –¿cuándo rayos se acabará la multipropiedad?– y de visión de marca con los recursos innegables que ya existen y pueden ser mejor aprovechados.

No siempre se debe gastar mucho para producir muy poco. ¿Verdad, Rayados?

Si se concreta lo de Cavani, bienvenido sea, si es para dejar un legado como el de otros grandes en su paso por el país. Y que no quede a deber como el estadounidense Landon Donovan, que se limitó a calentar en la zona de bancas del León y comenzar su ‘gira del adiós’ de esta burda manera en 2018. No es necesario estafar a nadie. #AsíSea

 Fuentes externas: Salary Sports, AS México, AM Querétaro, Columnas del autor en Playboy MX, el Heraldo de México y Fan Datos de CID Consultoría

¿Quién es Héctor Quispe?

Periodista y mercadólogo. Dirige CID Consultoría, casa de soluciones en cifras y contenidos enfocados en el fan y su identidad; es MBA en Dirección y Gestión de Entidades Deportivas, por la Universidad Europea de Madrid; tiene la especialidad de Periodismo Deportivo por el Programa Prensa y Democracia de la Universidad Iberoamericana. Coordina el Diplomado de Periodismo Deportivo Digital en la Escuela Carlos Septién García, y da clases en el de Marketing and Communication for Sports Brands, en la Universidad Anáhuac. Su análisis es consultado por diferentes medios en torno a negocios y deporte: MKT & Business, Playboy MX & Latam, Red Forbes, MedioTiempo, Expansión, El País, Fox News, Telemundo, Televisa: Noticieros, Foro TV, TUDN e Infobae, entre otros. Es coautor del libro “Cómo hacer Periodismo Deportivo. Una visión Iberoamericana”, y publica esta columna cada jueves en la multiplataforma de Reporte Índigo.