¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Opinión

El gobernador Jaime “El Bronco” Rodríguez adelantó ayer que acudirá hoy o mañana al Congreso del Estado para –según él- destrabar la negociación del presupuesto estatal.

 

No sabemos si la intervención del mandatario ayude o de plano vendrá a sepultar la posibilidad de que este fin de semana se apruebe el presupuesto para el próximo año.

 

Hay tres temas que serán los prioritarios en la reunión del mandatario estatal con los diputados locales: el impuesto a los casinos, la tenencia y la bursatilización de los ingresos de la Red Estatal de Autopistas.

 

La nueva deuda de la REA es tema en la negociación del presupuesto, a pesar de que el coordinador del PAN, Arturo Salinas, asegure que no lo es.

 

Por cierto, del Congreso del Estado nos aseguran que no hay chantaje de los líderes del PAN y PRI al “Bronco” para aprobarle la bursatilización de 9 mil millones de pesos a la REA.

 

Se trata de ponerle candados a los recursos y asegurar que este dinero se use realmente en obras para los ciudadanos de Nuevo León y no terminen en la campaña presidencial de “El Bronco”.

 

Marco divide bancada del PRI

 

Muy mal le fue ayer a Marco González, coordinador del PRI en el Congreso, entre los diputados tricolores que le reclamaron haberse ido por la libre con declarar que el PRI no apoyará la creación de un impuesto del 10 por ciento a los casinos.

 

En la reunión previa se le tiraron a matar a González los priistas por no haberlos enterado de este revire con el impuesto casinero y apoyar un impuesto gradual, comenzando con el 2 por ciento el próximo año.

 

González tuvo que aceptar los cuestionamientos de los diputados Ludivina Rodríguez, Alhinna Vargas, Eugenio Montiel, Maribel Villalón, Héctor García y Gabriel Tláloc.

 

Marco no supo qué decir, habló de la posibilidad de que los casineros se ampararan y hasta en su defensa embarró al alcalde de Monterrey, Adrián de la Garza, como autor intelectual de esta decisión.

 

Lo único que provocó Marco con sus declaraciones fue dividir más la bancada tricolor –que todavía no se recupera del golpe de estado que se intentó dar hace tres meses en contra de Marco- y generar más desconfianza.

 

Invasión cetemista en Pesquería

 

Con el alcalde de Pesquería, el cetemista Miguel Ángel Lozano, han regresado las amenazas de invasiones de terrenos por parte de la CTM de Nuevo León.

 

El día de ayer un grupo de porros identificados con la central obrera, que encabeza en Nuevo León Ismael Flores, intentó invadir el rancho Los Pájaros, ubicado en el municipio de Pesquería.

 

El hecho se hizo público y se logró el desalojo porque el rancho es propiedad de los hijos del legendario dueto “El Palomo y el Gorrión”.

 

Es lamentable la actitud del alcalde Miguel Ángel Lozano de solapar estos actos que son muy de la época cuando la CTM mandaba en Nuevo León.

 

Los afectados ya interpusieron una denuncia por daño al patrimonio en el CODE. 

 

El intento de invasión tiene tintes intimidatorios y de venganza política porque uno de los afectados es el panista Miguel Luna, exaspirante a la alcaldía de Pesquería.


* Esta opinión no refleja la del periódico

Notas relacionadas

Sep 13, 2019
Lectura 3 min

Sep 12, 2019
Lectura 3 min

Sep 11, 2019
Lectura 3 min

Sep 10, 2019
Lectura 3 min

Comentarios