No tengas duda

lo que haces o dejas de hacer

genera consecuencia en el futuro

de las presentes y futuras generaciones

incluidos tus hijos.

Los nuevos pecados sociales impuestos por el gobierno podrían ser;

emprendedurismo, aspiracionismo, opinar distinto, ser oposición, andar fuera del rebaño y solicitar rendición de cuentas, entre otros.

En contra parte, se podrían considerar los mandamientos del activista;

no guardar silencio cómplice, no refugiarse en la indiferencia, no resignarse a vivir con mediocridad, no caer en la trampa del egoísmo, no ser parte de la destrucción ni del caos, entre otros mas.

Pecados sociales, mandamientos del activista, y un grupo de peticiones serían;

Protección para la vida y el futuro de nuestros hijos.

Estado de México unido, solidario, próspero, seguro, humanista, digno, respetuoso de la pluralidad y de la diversidad.

Que nuestras niñas y mujeres vivan seguras, sean respetadas, incluidas, protegidas y exitosas.

Que se protejan y amplíen nuestras libertades.

Que niños y jóvenes, vivan sus vidas en un país seguro, sano, educado, justo, digno, con un planeta protegido y saludable.

En este sentido se requiere atender ciertos compromisos ineludibles;

No ser cómplice de un régimen militar y autoritario con la intención de proteger al gobierno y no a la ciudadanía.

Proteger nuestras libertades.

Proteger a quienes piensan distinto.

Que niños y jóvenes no reciban educación mediocre.

Que no adoctrinen a nuestros hijos para hacerlos dependientes y obedientes.

Que no reciban adoctrinamiento, en lugar de educación. Que no obliguen a nuestros hijos a renunciar a sus capacidades para pensar y decidir.

Que no les corten las alas para ejercer sus libertades

Que no los sometan a vivir en rebaño.

Porque no queremos, que nuestros hijos, vivan en un país empobrecido, enfermo e injusto.

Por otro lado, convertirse en activista ciudadano es vital para;

Terminar con la polarización y construir la unidad nacional.

Terminar con la indiferencia social, alentando el compromiso social.

Despertar conciencias dormidas.

Generar conciencia activa entre la ciudadanía

Es importante comprender que un activista ciudadano,

no soporta ser culpable por omisión.

No soporta por miedo o perversa conveniencia,

ser un simple observador pasivo, con silencio cómplice

Un activista activo, se informa acerca de lo que está sucediendo.

Analiza las consecuencias de hacer y no hacer.

Convoca familias nucleares y ampliadas, amigos, colaboradores, compañeros, ciudadanos, organizaciones,

para despertar conciencia activa.

Comparte información.

Advierte amenazas de peligros comunes.

Genera conciencia activa, consenso, sobre la necesidad de cerrar filas, políticas y ciudadanas, en favor de un futuro seguro.

Genera compromiso para multiplicar el esfuerzo de comunicación, consenso y movilización.

Empodera ciudadanos y voluntades.

Asegura voluntades de firme compromiso,

para participar en las próximas elecciones, con grupos de votantes, en dirección de la alianza opositora.

Finalmente, esta reflexión orbita, alrededor de que un activista, promueve y empodera otros ciudadanos.

Se reproduce como células en el cuerpo.

Definen rumbo, inspirado siempre, en el anhelo natural, de generar por siempre, el mejor porvenir para nuestros hijos y las futuras generaciones.