En menos de una semana, la Cámara de Diputados cerrará los foros de Parlamento Abierto para la discusión de la Reforma Eléctrica propuesta por el presidente Andrés Manuel López Obrador, un ejercicio que ha tenido posturas de todo tipo, que ha sido cuestionado y celebrado a partes iguales, y que, además, no se salvó de los desaires de algunos actores.

Tras haber extendido los foros por dos semanas más, el próximo lunes 28 de febrero será su clausura, en la que se espera, al igual que en la inauguración, que Morena deje sentir su peso político con la presencia de algunos gobernadores afines al partido.

La única certeza real que queda es que la discusión ha servido, hasta el momento, para remarcar las posturas políticas de quienes tendrán en sus manos aprobar o no esta iniciativa. Morena y sus aliados, por un lado con un respaldo unánime, aunque sin que les alcancen los números; y por otro lado la oposición, que se niega a pasarla tal y como está redactada, lo que al parecer va a dejar en un punto muerto cualquier negociación.

La incógnita que queda es saber si realmente se va a sacar provecho de las ideas y posturas que se compartieron durante los encuentros, que, como era la intención, podrían enriquecer una propuesta; pero, nos comentan, la percepción es que, nuevamente, se podría tratar de una simulación. La decisión final se juega en otras esferas, incluso con muchas presiones externas.

Robo Bajo mínimos

Las cifras presentadas al inicio de esta semana por parte de la titular de la Secretaria de Seguridad y Protección Ciudadana, Rosa Icela Rodríguez Velázquez, sobre el robo de hidrocarburos, parecen indicar que esta problemática está en su punto más bajo en años, no solo en el actual sexenio.

Según lo presentado por la funcionaria, de 72 mil barriles que se robaban por día en diciembre de 2018, el número ha bajado a 4.4 mil barriles, gracias a las acciones coordinadas del Gobierno federal; es decir, una reducción del 94 por ciento; y que en total ha significado un ahorro de más de 193 mil millones de pesos.

Por lo que se dijo en la “mañanera”, este delito está bajo mínimos. ¿Será la misma realidad que ven muchos empresarios del sector de hidrocarburos o, incluso, los ciudadanos que aún encuentran oferta de producto robado?