Este martes las redes sociales oficiales de la 4T estuvieron movidas. Y es que durante la mañana, en el canal de YouTube de Cepropie bajaron la mañanera del presidente Andrés Manuel López Obrador desde el 31 de marzo a la fecha, aunque las mantuvieron en las páginas oficiales del Gobierno de la República y del tabasqueño. Sin embargo, se mantuvo en Cepropie el video del informe de los 100 días del tercer año de Gobierno de López Obrador cuya difusión, de acuerdo con el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), violó la veda electoral. Ya por la tarde, en el canal de Cepropie, subieron otra vez las mañaneras. Este movimiento pasó desapercibido para algunos sectores ya que la mayor parte del tráfico y vistas está en las redes sociales del primer mandatario.

Cambio de modelo

Ni la pandemia por COVID-19 en México, ni el crecimiento de las redes sociales lograron cambiar el esquema de campaña que se ha visto en la época contemporánea en México. Persisten los mítines y eventos públicos sobre la estrategia digital, las eternas promesas (sin cumplir) de las campañas, la guerra sucia y cosas peores. Hay costumbres que difícilmente se pueden cambiar en el corto plazo, pero tras estas últimas campañas electorales, que cierran hoy, ya se vislumbran en el horizonte al menos dos cambios importantes en el modelo electoral, y que tienen que ver con el financiamiento de los partidos y el uso de tiempos oficiales en medios de comunicación, nos dicen. Parece ser que los eventos y festejos de campaña financiados con dinero público y la calidad y saturación de spots podrían ser un tema central de la discusión en una próxima reforma electoral. Atentos.

Declinación sobre la hora

A unas horas de que inicie la veda electoral, en Campeche, el candidato de Fuerza Por México a la gubernatura, Luis García Hernández, declinó en favor del candidato de la coalición “Va Por México”, Christian Castro Bello, lo que le viene a poner mayor interés a una elección que podría ser la más cerrada de las 15 gubernaturas en disputa. No obstante, lo más reseñable fueron las formas en que declinó, pues García Hernández, quien tomó la decisión a título personal, arremetió en contra de la llamada Cuarta Transformación, aun cuando el partido que lo postuló no ha escondido que respalda al presidente Andrés Manuel López Obrador y su movimiento. ¿Habrá otras sorpresas en el cierre de campañas?