¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Opinión

Amigos de Reporte Indigo, aparentemente digerida la derrota de nuestro equipo mexicano y comenzando el otro Mundial, el tema de las carreteras aquí en Brasil es un tema bastante difícil.

Ahorita le platico del asalto que sufrieron algunos compañeros periodistas de Radio Fórmula. 

Pero ¿qué hemos tenido que hacer?, bueno afortunadamente existe la ciencia, y en mi teléfono celular bajé un navegador, le compré los mapas, aproximadamente unos 80 dólares, porque te venden los mapas de Brasil pero divididos. 

Es tan grande este país que te dividen el norte, el sur, etc. Al final estos mapas me han ayudado, pero le voy a decir una cosa, me han sacado de apuros, me han quitado broncas, pero es dificilísimo actualizar estas carreteras porque de repente se vuelven brechas y de repente siguen siendo carreteras.

Del asalto que sufrieron mis compañeros, Édgar Valero, Aldo Fernández y alguien a quien le dicen “El Duende”, del Grupo Radio Fórmula, pues nos queda mucha enseñanza. 

Nos han platicado aquí que es una zona muy peligrosa, claro, el burro hablando de orejas, nuestro país sufre de una violencia también triste y lamentable. 

Esto fue saliendo de Fortaleza. Tuve la osadía, y no debí haberlo hecho, en el partido primero que jugó México allá en Fortaleza, en esa ocasión haber manejado cerca de ocho horas de regreso, ocho horas seguidas, llegando aquí a las cuatro de la mañana.

Fue un atentado a esa seguridad por un tema muy importante, porque al final de cuentas, a ellos los asaltaron en esa misma carretera, en la noche siguiente.

Una aparente patrulla que les marcó el alto con una torreta, los encañonaron, les quitaron computadoras, golpearon a uno de ellos, fue un asalto sin importar que sean  medios de comunicación, claro, no somos una casta especial ni bendita, pero computadoras, cámaras, etc.  Fue una lección.

¿Qué hice yo la siguiente vez? pues confiar en mi navegador y regresar de Fortaleza con toda la tristeza del mundo, con todo el coraje, pero conseguí afortunadamente un hotel, bastante caro por cierto, porque así son, nos están encajando el diente en restaurantes, etc. 

La línea aérea TAM, que es la oficial aquí en Brasil, me costó el vuelo de Río a Natal 236 dólares, lo compré y el de regreso también, en 280 dólares. 

Ahora que quiero cambiar la fecha porque me tocó, al eliminarse a México, me tocó el partido entre Francia y Alemania en Río de Janeiro, voy a volar para allá, nadamás el puro cambio me cuesta 350 dólares, eso es abuso, es raterismo por parte de esta empresa TAM, pero también nos ocurre en México a nosotros con nuestras líneas aéreas, tampoco vengamos aquí a chillar, pero para darles una idea de cómo nos pone la mordida tristemente… pero bueno, sigue el Mundial, sin México… pero sigue el Mundial.


* Esta opinión no refleja la del periódico

Notas relacionadas

Jun 25, 2014
Lectura 3 min

MIDIARIOENBRASIL

Decimos adiós a Natal

Alfredo Domínguez Muro


Jun 25, 2014 Lectura 3 min

Jun 22, 2014
Lectura 5 min

MIDIARIOENBRASIL

Entre Internet y la peste

Alfredo Domínguez Muro


Jun 22, 2014 Lectura 5 min

Jun 19, 2014
Lectura 3 min

MIDIARIOENBRASIL

Invasión japonesa

Alfredo Domínguez Muro


Jun 19, 2014 Lectura 3 min

Jun 17, 2014
Lectura 4 min

MIDIARIOENBRASIL

Un homenaje a mi papá

Alfredo Domínguez Muro


Jun 17, 2014 Lectura 4 min

Comentarios