Por ahora todavía podemos “celebrar” que hay nominaciones a premiaciones de lo mejor de la industria televisiva y cinematográfica, y digo por ahora, porque la realidad es, que desconocemos cómo será el panorama dentro de un año en cuanto al estreno de producciones que puedan ser nuevas.

Los Globos de Oro se perfilan para ocurrir sí o sí de manera presencial el 28 de febrero, lo mismo pasaría con los Oscar, que se han recorrido hasta el 25 de abril, que también están decididos a que suceda en el Dolby Theatre, pero ¿en verdad esto es verosímil?

Más allá de que estas ceremonias se cristalicen, lo realmente preocupante es la realización tanto fílmica como audiovisual, porque otras artes mucho más individualistas, como la música, la plástica o la literatura siguen produciendo a pasos agigantados durante el encierro.

Por ejemplo, la serie que más revuelo ha generado, The mandalorian, no tiene para cuando iniciar su tercera temporada, aunque su spinoff, The book of Boba Fett, ya se está rodando, con la tentativa de estreno para el próximo diciembre.

La cuarta temporada de The marvelous Mrs. Maisel, apenas está iniciando su producción, ya que todo el 2020 estuvieron detenidos y no tuvieron nuevos episodios, como acostumbraban cada invierno desde 2017. Además de que otra producción insignia de Amazon, la serie de El señor de los anillos, va a marchas forzadas con sus grabaciones en Nueva Zelanda.

Esta titánica producción, que ha sido considerada como la más cara nunca antes producida con un presupuesto aproximado de mil millones de dólares, sufrió los embates del COVID-19, ya que su rodaje contemplado para el 2020 se detuvo en varias ocasiones, y sigue hasta la fecha en pie, para tener una fecha de estreno en algún punto del presente año.

Y esto es solo por hablar de lo que se realiza para la pantalla chica, como bien sabemos The Batman, con Robert Pattinson, hace un año que inició producción, pero ésta se ha detenido en múltiples ocasiones, en parte debido a que el histrión resultó contagiado, igualmente por las complicaciones naturales de aglomeración en la crisis sanitaria, por lo que en marzo podrían terminar la filmación.

Se vienen tiempos difíciles para las películas, tanto de la gran industria como las independientes, porque qué se puede esperar de las pequeñas cintas, si los grandes blockbusters como Mujer Maravilla 1984 o Tenet, no lograron sumar en ganancias para Warner Bros.

Entonces, ¿es momento de celebrar? Pues sí, mientras esto pueda durar, porque de aquí al 2022, es difícil saber si podremos tener cine o series, a las cuales premiar.