En esta columna adelantamos hace un par de meses, cuando fue nombrado tesorero del Estado Rodolfo Gómez Acosta, que era un virtuoso en el malabarismo financiero.

Y el ex director de Finanzas de AyD no nos está defraudando en el corto tiempo que lleva ejerciendo el cargo de secretario de Finanzas  del Estado.

El martes Gómez Acosta anunció que pretende bursatilizar por 30 años los ingresos que recibe el Estado por el cobro de peaje en el Anillo Periférico de Monterrey.

Esto, para conseguir un crédito por 8 mil millones de pesos.

Este monto es precisamente el déficit presupuestal que presentan las críticas finanzas estatales, como lo ha documentado Reporte Indigo en las últimas dos semanas.

Hoy Gómez Acosta podrá justificar la contratación de este nuevo pasivo estatal alegando que no se comprometen participaciones estatales y que el Estado no funcionará como aval en este nuevo crédito que disparará la deuda hasta los 52 mil millones de pesos si se concreta el proyecto de agua Monterrey VI.

Pero ese no es el punto con el Anillo Periférico, señor tesorero.

El punto es que esa vía estaba planeada para que en menos de 10 años, cuando terminara la concesión otorgada a la empresa Vipesa, pasara al Estado y se convirtiera en una autopista estatal y libre de peaje para los regiomontanos.

Lo único que hará ahora la administración del gobernador Rodrigo Medina será prácticamente ampliar 30 años más el cobro por utilizar una vía que estaba destinada a ser pública.

Reajuste en Monterrey, táctica vil

El recorte de personal anunciado ayer por el encargado de la Alcaldía de Monterrey, Jaime Bazaldúa, no es más que una táctica vil de coacción política que exhibe a la alcaldesa electa Margarita Arellanes.

Bazaldúa anunció que por lo pronto el municipio regio ya despidió a 50 burócratas municipales y la idea es seguir con este recorte en los próximos meses que le resta a su administración.

Sin embargo, el despido de empleados municipales no tiene nada qué ver con un supuesto plan de austeridad municipal, sino más bien con una práctica recurrente en las administraciones panistas para ejercer el control sobre los trabajadores.

Lo que seguramente sucederá es que los servidores públicos reajustados serán otra vez recontratados en la próxima administración, con la intención de que los panistas le deban su cargo a la nueva presidenta municipal.

Fue lo mismo que hizo el ex alcalde Fernando Larrazabal y es lo mismo que pretende hacer hoy Margarita Arellanes.

‘Nacho’ Zapata, la eterna oposición

El día de ayer falleció a los 60 años el activista social Ignacio Zapata, víctima de la leucemia que lo tenía desde hace una semana convaleciendo en el hospital.

“Nacho” Zapata, como se le conocía, encabezó en Nuevo León siempre movimientos y causas sociales a favor de las personas más desprotegidas.

Junto con Javier Orellana, otro luchador social ya fallecido, Zapata fundó la Alianza de Usuarios de Servicios Públicos y encabezó en la entidad el movimiento bracero.

En el 2003 fue regidor del Municipio de Monterrey en la administración del alcalde priista Ricardo Canavati y en el 2009 compitió por la candidatura del PRD a la gubernatura.