La parábola del hijo pródigo se reedita en el siempre pintoresco futbol mexicano. Los fines de enseñanza bíblica se reducen en este contexto para manifestar que con el castigo al América va en serio la impartición de justicia, en una nueva etapa bajo la pandemia, pero con una creciente sed de credibilidad del deporte más popular en este país.

El América es el equipo más importante del balompié nacional, porque se trata del más mediático, y por lo mismo el más controvertido. Lo dijo el extinto directivo águila Panchito Hernández, que Chivas puede ser el más popular, pero el trascendente de la historia es el archirrival, porque lo siguen propios y extraños, unos para verlo ganar y los otros para tener el gusto de verlo caer.

Litros de tinta se derramaron una vez más en diferentes espacios de información deportiva en días recientes para reseñar las aventuras americanistas ante el Atlas, un equipo que pareciera condenado permanentemente al fracaso por los desaciertos de las diferentes administraciones que tomaron las riendas durante décadas, y que por alguna u otra razón sus referencias son por lo regular negativas —y que ahora está comandado por Grupo Orlegui con su director Alejandro Irarragorri—.

Desde el penalti que no era justo de marcar, a la ejecución del mismo en dos toques y con el remate picado de la famosa alineación indebida para desembocar en la pérdida de tres puntos en la mesa y el regalo de los mismos al descolorido equipo rojinegro, la telenovela promete tener más capítulos.

¿Por qué se pone como ejemplo al chamaco favorito que nunca estaba en el redil?

CRÍA FAMA…

Estimado fan, hay una factor sustancial en el mundo de las marcas y que en el deporte es fácil advertir, la reputación. Como percepción es realidad, es muy importante la forma en como es visto el comportamiento de las entidades, según sus hechos, es posible medir el riesgo reputacional con la siguiente fórmula: Percepción multiplicada por el tiempo. Y hay reputaciones buenas y malas.

A lo largo de los años, se fortaleció mediáticamente una imagen del América como equipo sobreprotegido. Esto se debe a que su propietaria es la empresa de comunicación que en la segunda mitad del siglo pasado ostentó mayor influencia en América Latina y Estados Unidos, Televisa, que desde los años 60 es la principal promotora del deporte mexicano en diferentes latitudes, con la consecución de dos Mundiales de futbol, y la transmisión de magnos eventos históricos como los Juegos Olímpicos de 1968, además de proveer a una gran locación para estas gestas, como es el Estadio Azteca.

El aderezo puesto en el platillo es el llamado antiamericanismo. Es verdad que el que busca encuentra y pueden hallarse pros como contras de este movimiento de percepciones que resulta un gran negocio para el equipo que lo genera, como también para quienes lo rodean. Sin embargo, no existe para otra entidad deportiva, al menos que tenga tanto fuelle protagónico para que se organice en su entorno todo un ‘movimiento’ en contra de sus colores.

Vamos, no existe, por ejemplo, un antichivismo, antipumismo, o anticruzazulinismo. Tal vez sea porque no existe otra entidad de dimensión tal como para fomentar el odio contra sí misma.

En el show de la televisión, el también controvertido comentarista deportivo José Ramón Fernández fue un adelantado a su época, tuvo la osadía de ser el principal cuestionador del sistema y criticar todo lo que sonara a Televisa. En su momento, cumplió el rol de denuncia, porque asumió la oportunidad histórica, al representar a la que en su momento (de 1983 1993) fue televisora del Estado, Imevisión —hoy TV Azteca— muy inferior en recursos económicos que su rival en el espectro. Construyó la critica ante lo burgués o soberbio de un emblema que representaba el poder, y eso incluyó al América, por supuesto. A nivel de masas se gestó desde la pantalla televisiva un antiamericanismo, como nuevo personaje de la barra de programación futbolera. Tuvo tan buena mano, que los roles subsisten hasta la actualidad, aunque los tamaños de los protagonistas no sean los mismos de entonces. Empero hay influencias que persisten.

AMÉRICA PUEDE RECUPERAR LOS PUNTOS: CODESAL

Hay errores sustanciales en el actual Reglamento de la Liga BBVA sobre presuntas alineaciones indebidas, y por eso el América podría recuperar los puntos perdidos en la mesa, dice Edgardo Codesal en entrevista con Francisco Pérez Barrón para AM de Querétaro (donde este columnista funge como editor).

La reglas locales no deben contradecir las de la FIFA, explica ex árbitro uruguayo nacionalizado mexicano, y que bajo esta bandera participó en dos Copas del Mundo, como asistente y cuarto oficial en México 86, y sobre todo como juez central en la Final de Italia 90, en la cual Alemania se coronó tras vencer a la Argentina de Diego Armando Maradona.

“Nada puede estar por encima de las Reglas de Juego (de la FIFA), ningún reglamento de competencia, ni reglamento de sanciones. Si el América apela la sanción tiene mucha opción de ganar, al parecer lo aceptó y así queda; pero ese artículo del Reglamento de Sanciones tiene que ser modificado porque no está de acuerdo a las Reglas de Juego”, comenta el ex asesor de la FIFA y que ocupó ya diversas posiciones dentro de la Federación Mexicana de Futbol, desde secretario general, a dos veces titular del arbitraje nacional profesional.

Ahora bien, ¿el América buscará eso? ¿O preferirá no estar en contra de los demás caballeros y su invisible pacto? —La noche del miércoles 25 de febrero el presidente deportivo azulcrema Santiago Baños expresó en entrevista con TUDN que si acudiera a pedir justicia deportiva al TAS ganaría, pero prefería no buscarle—. #AySíAjá

ARRIOLA Y EL PODER LIMITADO

El nuevo director de la Liga BBVA MX a partir de diciembre de 2020 es el politólogo Mikel Arriola Peñalosa. Hombre con una formación deportiva destacada en el plano de la pelota vasca posee las credenciales de un conocedor de economía y finanzas que lo llevaron a ser gerente de Banrural, jefe de la Unidad Tributaria de la Secretaría de Hacienda y director del Instituto Mexicano del Seguro Social, al que rescató de la quiebra en 2016.

Las ocasiones en que concede entrevistas a los medios informativos no cesa de enviar su mensaje primordial, desea implantar estrategias para que el negocio se conserve sano.

Lo que Arriola deberá empezar a conocer es que el pacto de caballeros de los dueños del futbol mexicano son el reglamento no escrito, pero que si no tiene su aprobación general, no pasa.

Cumplir la literalidad de un reglamento está bien, porque para eso se formula. Pero deberá revisar la construcción de los que posee el futbol mexicano para que confieran y destilen un significado de justicia, porque es el espíritu de las leyes en torno al deporte es practicar un juego limpio.

Aún no queda claro qué sucedió con las acusaciones de racismo denunciadas por el jugador de Santos Laguna Félix Torres, quien antes de la trifulca donde presuntamente fue insultado de esta manera agredió a un recogepelotas. Las pruebas del primer asunto mencionado ni presentadas ante la Comisión Disciplinaria, pero sí las del segundo.

Tampoco queda a la luz por qué para sancionar el error de alguien, en este caso el infractor América, se tenga que favorecer o beneficiar a otro que no tuvo los méritos para ello. Al Atlas, en este caso, se le borró su derrota incuestionable de 2-0 en la cancha. Eso también es una injusticia.

¿Y qué tal el ridículo internacional del árbitro que impide el gol de un equipo y reanuda con un bote a tierra?

Todo eso sucedió en una semana.

Este ex funcionario con fama de levantar muertos en otros ámbitos, tiene una chamba dura que atender en más escenarios de la liga que encabeza. #AsíSea

¿Quién es Héctor Quispe?

Periodista y consultor. Dirige CID Consultoría, casa de soluciones en cifras y contenidos enfocados en el fan y su identidad; es MBA en Dirección y Gestión de Entidades Deportivas, por la Universidad Europea de Madrid; tiene la especialidad de Periodismo Deportivo, por el Programa Prensa y Democracia de la Universidad Iberoamericana. Coordina el Diplomado de Periodismo Deportivo Digital en la Escuela Carlos Septién García, y da clases en el de Marketing and Communication for Sports Brands, en la Universidad Anáhuac. Su análisis es consultado por diferentes medios en torno a negocios y deporte: Red Forbes, MedioTiempo, Expansión, El País, Fox News, Telemundo, Foro TV y TUDN, entre otros, además de que funge como Senior Editor en el diario AM de Querétaro desde noviembre de 2020. Es coautor del libro “Cómo hacer Periodismo Deportivo. Una visión Iberoamericana”, y publica esta columna cada jueves en la multiplataforma de Reporte Índigo.