En los primeros días del 2013 las organizaciones ciudadanas que impulsan el programa “Alcalde, ¿cómo vamos?”, llevarán a cabo su primer corte de caja y no se esperan buenas noticias.

Pasando este año los promotores de este plan de rendición de cuentas harán la primera evaluación de los compromisos que firmaron los alcaldes metropolitanos cuando eran candidatos.

Los alcaldes tendrán que olvidarse de las fiestas navideñas y ahora sí concentrarse en el cumplimiento de las promesas que firmaron ante organismos como Evolución Mexicana, Ccinlac y el ITESM, entre muchos más.

Los ediles quizá podrán presumir avances en asuntos  como reforestación, pero donde no saldrán muy bien librados es en el tema de la depuración policial y dignificación de los policías municipales.

No hablemos de otros asuntos como casinos y compadres incómodos en sus administraciones municipales, donde los munícipes no están fritos, sino rostizados como un pavo navideño.

Los minisplits de AyD

En Agua y Drenaje de Monterrey parece que el famoso programa de austeridad del Estado, el POFIF, le hizo lo que el viento a Juárez.

La empresa paraestatal encabezada por Emilio Rangel Woodyard acaba de autorizar la compra de 50 equipos de aire acondicionado Minisplits para equipar las oficinas de AyD.

La compra de estos equipos representará un gasto de casi 1 millón de pesos y servirá para que los empleados de este organismo no sufran calor ni frío en estos días.

Lo raro del asunto es que el responsable de la aplicación del POFIF es el tesorero del Estado, Rodolfo  “El Maromas” Gómez,  ex director de Finanzas de Agua y Drenaje de Monterrey.
¿O el famoso plan de austeridad del gobernador Rodrigo Medina no es parejo en todas las dependencias o simplemente en AyD se manejan fuera de los controles del tesorero de Nuevo León?

Punchis punchis en el Parque Fundidora

Los raves que se están organizando en el Parque Fundidora han comenzado a molestar a algunos tiburones del espectáculo de Monterrey.

La semana pasada el Parque de Beisbol Acero fue habilitado como sede un concierto de música electrónica, que convocó a más de 15 mil personas que se reunieron en este recinto deportivo.

Durante varias horas Skrillex –uno de los Djs de moda de este género- descargó su música arriba de un escenario montado  en este centro deportivo ubicado dentro del Parque Fundidora.

El concierto fue organizado por una marca de cervezas y no hubo restricciones para el ingreso de menores de edad.

Este concierto originalmente estaba previsto para celebrarse en el municipio de San Pedro, pero la administración municipal de Ugo Ruiz se negó a otorgar los permisos.

Fue entonces donde el Parque Fundidora, que encabeza Francisco Morales Purón salió al quite y facilitó las instalaciones del autobautizado Foro Coors.

El problema es que los dueños del Auditorio Banamex y de la Arena Monterrey  empiezan a ver con recelo y como una competencia desleal la presentación de espectáculos similares y masivos dentro del Parque Fundidora.

Quieren todo para ellos.