Utilizó las redes sociales para encender la ilusión de un grupo de familias agobiadas por el cáncer padecido por sus pequeños integrantes: Yo pongo lo que hace falta, expuso el boxeador tapatío Saúl ‘Canelo’ Álvarez en octubre de 2020. No fueron tres pesos, sino 280 mil. Luego de hacer feliz a estos fans, se sumaron más y más casos. Hasta el momento, a ninguno ha dicho que no.

La nutrida donación monetaria del tapatío que sacudió las redes por primera vez, fue para la fundación Nariz Roja, que apoya a niños con cáncer, ubicada en Puebla, que  realizó una campaña con una meta clara, llegar a 450 mil pesos. Esa noche, los organizadores expusieron en su cuenta que solo tenían 169 mil 780, por lo que requerían el apoyo de la ciudadanía.

“Yo pongo lo que falta”, respondió en la cuenta de Instagram de la organización, justo días después del reporte policiaco sobre el robo de 38 mil dosis de medicamentos para tratar el cáncer infantil.

No era la primera vez que el pelirrojo manifestaba su intención altruista. En pleno primer estallido de la crisis pandémica, en mayo del mismo año, donó 950 mil kits de protección para médicos del Hospital Civil de Guadalajara.

Habrá alguna mente ‘caritativa’ que diga: ‘ah, pues es que tiene lana’, o ‘qué bueno que lo haga si tiene mucho dinero’. Lo cierto es que Álvarez como otros deportistas que han tenido estos detalles no está obligado a ser bueno.

Es en todo caso un compromiso manifiesto con sus seguidores y con los que no lo son, sean de su natal Guadalajara o no. Es simplemente el valor del deseo de ayudar.

Repetiría su respaldo a Nariz Roja el 11 de febrero de este 2021.

Según Forbes, la fortuna del ‘Canelo’ Álvarez está estimada en 150 millones de dólares. Al término de 2023 pudo superar los 500 millones de la divisa verde, pero rompió su multimillonario contrato con DAZN.

El 9 de septiembre, The Guardian publicó que ‘Canelo’ presentó una demanda civil ante tribunal de California contra DAZN y Golden Boy Promotions, por violar los contratos que les unían, y le habían causado unos perjuicios de cerca de 280 millones de dólares. Solicitaba quedar liberado del contrato y ser indemnizado con esa cifra.

En la demanda, Canelo desvela que debía ingresar 356 millones por 11 combates. De los cuales 15 millones correspondían a la pelea de diciembre de 2018 con Rocky Fielding. Mientras que recibiría otros 35 millones por las otras 10 peleas a celebrar entre el 5 de mayo de 2019 y el 15 de septiembre de 2023.

Sin embargo, el jefe de la dinastía de boxeadores Álvarez no abandona su sentido de humanidad.

El 4 abril de este año, ‘Canelo’ donó medio millón de pesos a otro fan que requería una operación. Lo invocó en la red del microblogging y el boxeador le pidió su teléfono. El asunto no paró. 19 días después, la solicitante fue una niña de apenas dos añitos de edad que necesitaba un trasplante de hígado, pero su familia no lo podía pagar. Álvarez saldó con 80 mil dólares, y la pequeña fue intervenida en un hospital de Salt Lake City, en Utah, Estados Unidos, para salvar de esta manera su vida.

El campeón OMB, CMB y AMB de los pesos supermedianos no solo ha aportado dinero, también artículos en especie para diversas causas.

OTROS HÉROES

Otros deportistas han comprendido bien su papel de que son más que seguidos admirados por muchos niños que quisieran ser como ellos.

En días recientes, está el caso del futbolista Miguel Layún, quien en una dinámica con el comunicador Chummel Torres, en Twitter, de repente sorprendió a todos al decir que donaría 50 mil pesos para salvar a Jonathan, un niño con cáncer que requería un trasplante de médula.

En Guadalajara, el mediocampista del Betis de Sevilla y de la Selección Mexicana, Andrés Guardado, posee una fundación que lleva su nombre, y que de manera frecuente realiza subastas y eventos con otras figuras del firmamento para apoyar a niños de una casa hogar que lo requieran, sea por enfermedad o para seguir con sus estudios.

CONTRA LA RUINDAD

El cáncer infantil es un problema serio para México y el mundo.

En datos de la Asociación Mexicana de Ayuda a Niños con Cáncer (Amanc), el país vive un terrible drama que no detiene su crecimiento: El cáncer infantil cobra diariamente 6 vidas, en una lectura de cifras actualizada hasta diciembre de 2020. De diciembre de 2019 a noviembre de 2020 hubo 2 mil 136 defunciones

La última semana de junio se caracterizó por una expresión miserable. La impunidad no es algo sorprendente en México, pero sí hasta dónde puede llevar el libertinaje de los funcionarios nacionales para hacer y declarar lo que les venga en gana, sin ningún tipo de sanción.

El subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell acudió esta semana a un programa televisivo conducido por caricaturistas políticos. Dio la apariencia de que se sentía a gusto, en casa, porque se atrevió a externar su puntada, lo que piensa acerca de las diversas manifestaciones de los padres de familia que con la angustia de por medio buscan ser escuchados para tener los medicamentos de sus pequeños, que ante la carencia de los mismos se acercan inevitablemente a una muerte prematura. La impotencia de la tragedia que viven es para el epidemiólogo un asunto ‘golpista’ en contra del Gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

La ligereza de estas palabras pronunciadas con una facilidad que ofendió seguramente a las familias que lloran todos los días por los sucesos que viven.

Lo dijo un hombre de ciencia, cuyos conocimientos seguramente podrían ser de utilidad para la gente inmersa en un caos de dimensiones muy profundas.

Lejos de esto López-Gatell, el hombre elegido por la presidencia para informar durante más de un año sobre el estatus de la pandemia, con la mano en la cintura se aproximó a burlarse del dolor de muchas familias mexicanas.

El marketing es la aplicación de estrategias para ganar, pero también puede haber ética o no en este manejo. Las malas prácticas definen también el tipo de objetivos de un mal marketing, cuyo modelo ideal es que todos los socios o involucrados puedan ganar. Dicho de otra manera, una cosa es el marketing político y otra la politización de cualquier cosa, o sea, el cáncer del marketing.

El marketing político combina el sistema de técnicas, métodos y prácticas con las ciencias políticas para construir la imagen de estos personajes, que sin embargo muchas veces se salen del script de sus asesores y meten todas las extremidades en equivocaciones históricas.

Fuentes externas: The Guardian, Columnas del autor en El Heraldo de México, MedioTiempo.com, Red Forbes, y Fan Datos de CID Consultoría

¿Quién es Héctor Quispe?

Periodista y consultor. Dirige CID Consultoría, casa de soluciones en cifras y contenidos enfocados en el fan y su identidad; es MBA en Dirección y Gestión de Entidades Deportivas, por la Universidad Europea de Madrid; tiene la especialidad de Periodismo Deportivo, por el Programa Prensa y Democracia de la Universidad Iberoamericana. Coordina el Diplomado de Periodismo Deportivo Digital en la Escuela Carlos Septién García, y da clases en el de Marketing and Communication for Sports Brands, en la Universidad Anáhuac. Su análisis es consultado por diferentes medios en torno a negocios y deporte: Red Forbes, MedioTiempo, Expansión, El País, Fox News, Telemundo, Foro TV y TUDN, entre otros, además de que funge como Senior Editor en el diario AM de Querétaro desde noviembre de 2020. Es coautor del libro “Cómo hacer Periodismo Deportivo. Una visión Iberoamericana”, y publica esta columna cada jueves en la multiplataforma de Reporte Índigo.