Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC) informaron este jueves que ya no se recomienda el aislamiento para adultos y niños después que estuvieron en contacto con una persona con COVID-19 o expuestos al virus.

Otra medida que cambió fue que los niños menores de 2 años no deben usar cubrebocas, según la agencia.

Las medidas se tomaron en respuesta al nivel de transmisión comunitaria que hay actualmente en Estados Unidos, mientras la pandemia va perdiendo fuerza.

“Estas actualizaciones facilitan que las escuelas evalúen su riesgo y tomen las medidas necesarias para proteger a los estudiantes y al personal”, dijo Greta Massetti, jefa de la Rama de Prevención y Epidemiología de Campo de los CDC, en una llamada con periodistas este jueves.

Además, los CDC implementaron una guía y una serie de nuevas recomendaciones sobre cómo los estadounidenses deben actuar ante el COVID-19 que se encuentra en constante evolución.

“Nuestro objetivo es proporcionar una guía sostenible que permita la flexibilidad y garantice que todos tengan acceso a la información para protegerse a sí mismos y a los demás”, dijo Massetti.

¿Cuáles son las recomendaciones de los CDC?

Los CDC indicaron que busca revertir la política de “prueba para quedarse”, la cual obligaba a que los niños expuestos a COVID-19 a presentar una prueba negativa para continuar en el salón de clases.

Massetti dijo que la razón por la que los CDC recomiendan revertir la “prueba para quedarse” y que los menores no presenten una prueba negativa a COVID-19 para poder estudiar.

Lee también: Variante delta parece causar una enfermedad más grave y se propaga como la varicela: CDC

Los CDC sugieren que aquellos que estén expuestos al COVID-19 deberán usar cubrebocas en espacios interiores, mientras controlan los síntomas, durante 10 días.

Las personas infectadas con COVID-19 deben finalizar el aislamiento al sexto día o más tarde si nunca tuvieron síntomas o si no tuvieron fiebre durante 24 horas y otros síntomas mejoraron, dijeron los CDC.

Mientras que los contagiados de COVID deben usar cubrebocas durante 10 días después de la infección y evitar a las personas que corren un alto riesgo de enfermarse gravemente.

Si hay un alto nivel de transmisión comunitaria, los CDC continúan recomendando protocolos de detección para situaciones como deportes de contacto cercano en interiores o grandes eventos.

Cabe señalar que la guía es la misma para las personas vacunadas y no vacunadas.